La Hora de todos y la Fortuna con seso: 001

Agradecimiento
Pág. 001 de 108
La Hora de todos y la Fortuna con seso Francisco de Quevedo y Villegas


A DON ALVARO DE MONSALVE,
CANÓNIGO DE LA SANTA IGLESIA DE TOLEDO, PRIMADA DE LAS ESPAÑAS
Este libro tiene parentesco con vuesa merced, por tener su origen de una
palabra que le oí. A vuesa merced debe el nacimiento; a mí, el crecer. Su
comunicación es estudio para el bien atento, pues con pocas letras que
pronuncia, ocasiona discursos. Tal es la genealogía déste. Doyle lo que es
suyo en la sustancia y lo que es mío en la estatura y bulto. Su título es: LA
HORA DE TODOS Y LA FORTUNA CON SESO. Todos me deberán una hora por lo menos, y
la Fortuna sacarla de los orates, que lo más ha vivido entre locos. El
tratadillo, burla burlando, es de veras. Tiene cosas de las cosquillas, pues
hace reír con enfado y desesperación. Extravagante reloj, que, dando una hora
sola, no hay cosa que no señale con la mano. Bien sé que le han de leer unos
para otros y nadie para sí. Hagan lo que mandaren y reciban unos y otros mi
buena voluntad. Si no agradare lo que digo, bien se le puede perdonar a un
hombre ser necio una hora, cuando hay tantos que no lo dejan de ser una hora
en toda su vida. Vuesa merced, señor don Alvaro, sabe empeñarse por los amigos
y desempeñarlos. Encárguese desta defensa, que no será la primera que le
deberé. Guarde Dios a vuesa merced, como deseo.
Hoy 12 de marzo de 1636.