Abrir menú principal

Jácara
Pág. 2 de 4
Jácara de Carrasco Pedro Calderón de la Barca


(Sale CARRASCO.)
CARRASCO

Loado sea el hijo de Dios,
y a quien no dijere amén,
soga le dé, como a mí
suele, un ministro del Rey.
Carrasco soy, el de Utrera,
el que me supe valer
por lo breve de mis manos,
por lo largo de mis pies.
Preso he estado algunos días,
porque cierto amigo, a quien
le lié unas ligaduras,
me cogió, aunque las lié.
Escapé, y busco a la Pérez,
mozuela de tanta ley,
que se las puede apostar
a los vecinos de Argel.
(Sale la PÉREZ.)

PÉREZ

(Sin ver a CARRASCO.)
Yo, señores matasietes,
soy la Pérez de Jerez,
que en el fuego de mis ojos
al más crudo le asaré.
Quejoso tengo a Carrasco;
y aunque lo hice mal con él,
¡pardiez, que no pude más,
embarazada con diez!