Interior

Interior de Federico García Lorca



   Ni quiero ser poeta,
ni galante.
¡Sábanas blancas donde te desmayes!

   No conoces el sueño
ni el resplandor del día.
Como los calamares,
ciegas desnuda en tinta de perfume.
Carmen.