Instalación del mismo

El matrero Luciano Santos
Instalación del mismo​ de Antonio Lussich

JULIÁN
Y nos suelen encontrar
como toros empacaos.

Si el poncho nos arroyamos
no nos Jota ningún laido,
y a veces al más engraído
con las riendas lo yevamos.

Dentramos pues a la danza
que era tuito blanquiyage,
y mucho cajetiyage
estaba en la mescolanza.
Bide a gefes de pujanza
melitares y letraos
que estaban desesperaos
po el modo que traisionaron
los que poco antes juraron
cumplir fielmente el tertao.

De tuitita aquella gente
un Clus allí se formó,
que al poco rato nombró
a Salvañá presidente;
¡Bien aiga el crioyo caliente
si habló con tal decisión,
que cuasi mi corazón
de intusiasmo se me sale;
en verdá, no hay quien lo iguaje
en toda nuestra nación.

Ese es gaucho y es dotor,
arrojao y corajudo,
en los encuentros más crudos
dejó sentao su valor,
de nuestra patria es honor
y ella tendrá en su memoria
sus hechos, que nuestra historia
algún día escrebirá;
y en tuitas partes se oirá
de este caudiyo la gloria.

Tamién topé a Bastarrica
¡Pucha! ¡basco que aprecéo!
Ese es hombre sin rodeos
y pa infante, cosa rica.
La pólvora no lo pica
ni lo hace acurrucar
naides lo ve cabeciar,
aunque el pelo le chamusquen
en fin por donde lo busquen
es amacho melitar.

Vide al otro, que aquel día
una bala de cañon
le ojaló medio faldón
peliando en la infantería,
cuando la Patria perdía
a Basañez el valiente,
que siempre tengo presente.
Tal vez descanse en el cielo
mientras su nombre en el suelo
llorao será eternamente.

CENTURIÓN
Ya sé quién quiere decir,
¿Gurruchaga, aquel del pito?

JULIÁN
El mesmo, que para un frito
no se lo hace repetir;
y tanto le da morir
combatiendo como un lión,
que darle un beso al porrón
del vino menos cristiano;
y tamién pa mano a mano
se lo largo a Napolión.

Ahí estaba el imprentero
escritor del Moliniyo
ese es gacetero piyo
que habla poco, pero fiero
cuando al gobierno certeros
ciertos sogasos le larga;
y con verdades amargas
suele hacerlo cosquivar.
¡Es superior pa prosiar,
y rigular en la carga!

BALIENTE
¿A que es Don Acha, cuñao?

JULIÁN
Cabal, el que viste y canta,
que a cualesquiera le chanta
las verdades de a puñao,
y si anda medio puntiao
le retruca al más dotor,
es ladino payador
y le da el naipe pa pueta,
de modo que no respeta
laya, marca, ni color.

Y encontré en esa riunión
De pantalón de bombiya,
aquel moso cajetiya
que andaba en su debisión
¡Es lince y de rilasión,
Y no lo creiba tan güeno.
No sabe morder el freno
en custión de platicage,
y está preñao su lenguaje
siempre de razones yeno.

Creo que es un Acebedo
mozo letrao y de chispa,
porque pica como abispa
y nunca se chupa el dedo:
yo con él, mejor me quedo
que con esas tinteriyos
de manos en los bolsiyos
y cueyitos de papel,
que al decir de Don Miguel
se engüelben como a un obiyo.

CENTURIÓN
¿Se acuerda de un Larravide?
¿A que también allí estaba?

JULIÁN
Y es verdá, no me acordaba,
que en una punta lo vide.
No hay miedo que se descuide
ese no es gaucho matucho,
y nunca le falta un pucho
tras de la oreja guardao.
¡Cuantas veces él me ha abiao
cuando yo andaba agilucho!

CENTURIÓN
Era un diablo milonguero,
muy amigo de ranchiar.

JULIÁN
Güeno juera, es pa bailar
como trompo, de lijero,
pa paisano es terutero.
Siempre monta lindos fletes
porque es trucha ese paquete:
y crudaso pa el amor,
y viendo una linda flor
en cualquier sanjiao se mete.

BALIENTE
¿No habrá dejao de asistir
aquel que traiba lloronas,
y perdió hasta las caronas
en la marcha, sin sentir?...

JULIÁN
¡Ah bárbaro! ¿por dormir
tal vez le pasó ese caso?

BALIENTE
No lo crea usté amigaso,
es que era muy descuidao,
y el andar siempre chupao
jue causa de tal fracaso.

CENTURIÓN
Creo que he dao con la flor:
debe ser un medio pueta,
corsario pa los sotretas
y que es algo payador
si es aquel, es superior.
Para la caña, se entiende;
a la limeta le priende
con más ganas que un choncaeo,
y le pega cada taco
que ni el mesmo se compriende.

JULIÁN
En Güenos Aires está
con ño Camuso, aquel bicho
que nos hacía raír con sus dichos
en la costa del Dacá;
me han dao lo siguridá
que don Carlos me lo pasa
metidito en cierta casa
pa estudiar de quitetura;
¡Y es tanto lo que se apura,
que la salú se le atrasa!

Es liendre pa dicharachos
y tamién bastante quiebra.
Cuando le buscan la hebra
se va derechito al guacho.
Como paisano, es a macho
y sabe andar enrialao,
quisiera verlo a mi lao
aura que me hayo tan pobre,
siguro estoy que de cobres
al rato me viera armao.

Don Cortinas tamién jue,
con Labaye y ño Barrera,
y toda la punta entera
de Lasalas encontré;
y a quien ayí debisé
Es a Estomba, paquetaso,
me dio, al verme, tal abrazo
que cuasi me desmayó;
sus amores me contó
y está por cair en el laso.

Habían más, muchos otros
muy garifos y aligantes,
uno de eyos traiba guantes
color de bota de potro.
Al fin juera de nosotros
y algunos medios paisanos,
tuita era gente de piano
de relós y de sortija...

CENTURIÓN
¿A que ningún sabandija
le puso un rial en la mano?

Instalación del mismo