Historia de las sociedades secretas, antiguas y modernas en España y especialmente de la Franc- masonería: 183

Historia de las sociedades secretas, antiguas y modernas
en España y especialmente de la Franc-masonería
Vicente de la Fuente


Sociedades187.png

A principios de 1817 se hallaba ésta tan adelantada, que podia contar, no solamente con casi todo el ejército, sino además con varios capitanes generales, que unos la apoyaban y otros no la combatian, a pesar de conocerla. Es más; la mayor parte de los ministros de Fernando VII eran francmasones, o se decia de ellos que lo habían sido. El ardiente liberalismo, de que hicieron alarde varios de ellos en 1820, manifiesta que estos rumores no eran del todo infundados.

A fines de Octubre de 1816 desempeñaba el ministerio de Estado el afrancesado y liberal D. Pedro Ceballos, el Indispensable, pues tuvo habilidad para figurar en todos los partidos por espacio de veinticinco años. Era primo de Godoy, quien lo introdujo en la carrera diplomática, y llegó á ser ministro de Estado de Carlos IV. A la caída de éste, le conservó Fernando VII, y él no se tomó la molestia de renunciar. Fue de los que más contribuyeron á la singular torpeza de llevar á Fernando VII á Bayona, Y ponerle en manos de Napoleon. En Bayona abandonó á su víctima y admitió el ser ministro de José Bonaparte, y no tuvo vergüenza de firmar en 8 de Julio la circular á los agentes diplomáticos para que reconociesen por Rey al intruso. Entre Urquijo y él, con la cooperacion del inquisidor Llorente, redactaron la Constitución de Bayona. Siendo José Bonaparte Gran Maestre de la francmasonería en Francia, y muy celoso por el aumento de ésta, queda á la discrecion de los lectores el considerar si el proteo Caballos se quedaria á oscuras de aquellas luces .'. Despues abandonó al intruso, dió un manifiesto contra él y contra su primo, los liberales le acogieron con los brazos abiertos y le dieron en Cádiz plaza de consejero de Estado. A la venida de Fernando VII se hizo realista furioso y colocó parientes en la lnquisicion de Murcia. Habiéndole desterrado Fernando VII, en 30 de Octubre de 1816, le hizo después embajador en Viena. En 1820 se presentó como liberal decidido, y los hermanos .'. agradecidos le volvieron á hacer consejero como en Cádiz. ¡Estaría bien servido Fernando VII en 1816, y en medio de aquella red de conspiraciones, por ministros como Ceballos! A este sucedió desde principios de Octubre D. José García de Leon Pizarro, liberal (1), que hizo la compra de los cachuchos podridos que , con nombre de navíos, nos vendió Rusia. En 23 de Diciembre entró Garay, también liberal, en el ministerio de Hacienda, y en 29 de Enero de 1817, fue nombrado ministro de Gracia y Justicia D. Juan Esteban Lozano de Torres, el hombre de la adulacion, de la

_________________

(1) Se le cree autor del terrible folleto anónimo titulado el tutilimundi coleccion de caricaturas de los ministros y personajes politicos de 1820 al 22, las más sarcásticas que se han escrito, y que dejan atrás las del mismo Presas.