Himno de El Paso

1

Fragante reboso del mar,
la del almendro es tu luz,
la de la brisa tendida,
las de las aguas en flor.


Firme corazón risquero,
en la piedra está tu origen,
en los filos de la lava,
en el trillo de los vientos;
tu memoria está en el eco
de las voces que esculpieron
para su hambre en un abrigado,
con su sed un horizonte.

2

Prende el ser en los pinares,
el sol criado al arrimo
de la madre que nos mira,
prende en la tierra acunada,
la semilla que trasciende
el instante de tu paso,
como un fértil regadío,
bajo tu huella
el calor de antiguas huellas,
esponjado tu camino,
junto a tu mano, la mano
hilandera de sueños
sisnado en la seda.


Donde los días se cumplen
en desvelos verticales,
sobre tus cumbres nacientes,
suelto liña a mis ojos,
fieles a tu luz.