Abrir menú principal

Himno a la Virgen de Luján
de Giorgio Sernani


Revestida de sol,
coronada de estrellas
y la luna a tus pies
¡te contemplo tan bella!

Desde la eternidad
Dios te tuvo a su lado
en  un trono de nubes
y te dio el principado.

Oh gran Madre de Dios
digna Reina del Cielo,
Madre nuestra también,
Señora del Consuelo.

Estribillo:

¡Argentina sé fiel
a tu Madre de luz,
como el Negro Manuel
te lo manda Jesús!

Pura y Limpia llegaste
siempre Virgen bendita,
en tu pueblo arraigaste
aliviando sus cuitas.

Esta Patria nació
de Ti, Madre querida:
En Luján la alumbraste
amparando su vida.

Con acentos de cielo
la acunaste clemente,
con la Cruz del Señor
has signado su frente.

Tus colores le diste
por bandera de gloria
donde brilla aquel sol:
El Señor de la historia.

De tu amor la colmaste
y a la vera del río
derramaste tus gracias
como suave rocío.

Hoy tu pueblo te eleva
un clamor nacional,
y confiado suplica
que lo libres del mal.

Enlaces externosEditar