Gotas de ajenjo: 086

Gotas de ajenjo de Julio Flórez

LXXXVI

¡Todas las noches te veo

y hablo contigo y te toco

y te abrazo como un loco,

te acaricio... y te poseo!


¿Sin embargo, estás cautiva

en una tumba desierta...

qué me importa que estés muerta,

si en mis sueños estás viva?