Abrir menú principal

Gacela de la raíz amarga
de Federico García Lorca



Hay una raíz amarga
y un mundo de mil terrazas. 

Ni la mano más pequeña
quiebra la puerta del agua. 

¿Dónde vas, adónde, dónde?
Hay un cielo de mil ventanas
-batalla de abejas lívidas-
y hay una raíz amarga. 

Amarga. 

Duele en la planta del pie
el interior de la cara,
y duele en el tronco fresco
de noche recién cortada. 

¡Amor, enemigo mío,
muerde tu raíz amarga!