Fábula (Lorca) de Federico García Lorca



   Unicornios y cíclopes.

   Cuernos de oro
y ojos verdes.

   Sobre el acantilado,
en tropel gigantesco,
ilustran el azogue
sin cristal, del mar.

   Unicornios y cíclopes.

   Una pupila
y una potencia.

   ¿Quién duda la eficacia
terrible de esos cuernos?

   ¡Oculta tus blancos,
Naturaleza!