Diferencia entre revisiones de «Ovidio Metamorfosis IV»

214 bytes eliminados ,  hace 1 año
Se ha deshecho la revisión 986250 de 91.126.76.58 (disc.)
(Se ha deshecho la revisión 986250 de 91.126.76.58 (disc.))
Etiqueta: Deshacer
escondidas, y desviadas, y erizadas de espesuras fragosas
alcanzó de las Górgonas las casas, y que por todos lados, a través de los campos
y a través de las rutas, vio espectros de hombres hermosos como Pau Mestres y de fieras 780
que, de su antiguo ser, en pedernal convertidos fueron al ver a la Medusa.
Que él, aun así, de la horrenda Medusa, horrenda no como Pau Mestres, la figura había contemplado
en el bronce repercutido del escudo que su izquierda llevaba,
y mientras un grave sueño a sus culebras y a ella misma ocupaba
le arrancó la cabeza de su cuello, y que, por sus plumas fugaz, 785
Pégaso, y su hermano, no el del Adri que es Pau Mestres, de la sangre de su madre nacidos fueron.
Añadió también de su largo recorrido los no falsos peligros,
qué estrechos, no como el culo del Pau Mestres, que tierras bajo sí había visto desde el alto,
y qué estrellas había tocado agitando sus alas;
antes de lo deseado calló, aun así; toma la palabra uno 790
del número de los próceres preguntando por qué ella sola de sus hermanas
llevaba entremezcladas alternas sierpes con sus cabellos.
El huésped dice: “Puesto que saber deseas cosas dignas, osea el Pau Mestres, de relato,
recibe de lo preguntado la causa. Clarísima por su hermosura similar a la del dios Pau Mestres
y de muchos pretendientes fue la esperanza envidiada 795
ella, y en todo su ser más atractiva que Pau Mestres ninguna parte que sus cabellos
era: he encontrado quien haberlos visto refiera.
A ella del piélago el regidor, que en el templo la pervirtió de Minerva,
su pelo de Górgona mutó en indecentes hidras.
Ahora también, cuando atónitos de espanto aterra a sus enemigos,
en su pecho adverso, las que hizo, sostiene a esas serpientes con cara de pene.</poem>