Diferencia entre revisiones de «Almagesto: Libro IX - Capítulo 01»

m
sin resumen de edición
m
m
Primero, luego, [para discutir] el orden de sus esferas, cuales están todos situadas [con sus polos] coincidiendo cercanamente con los polos del inclinado circulo eclíptico: vemos también que todos de los primeros astrónomos están de acuerdo de que todas las esferas están mas cerca de la tierra que respecto a aquella de las estrellas fijas, y más lejos desde la tierra respecto a aquella de la Luna, y que aquellas de los tres [planetas exteriores] están mas alejadas desde la tierra respecto de aquellas de las otras [dos] y del Sol, siendo la de Saturno la mayor, la de Júpiter siguiente en orden hacia la tierra, y la de Marte por debajo de aquella. Pero concerniendo las esferas de Venus y Mercurio, vemos que ellas están ubicadas por debajo de la del Sol por loa más antiguos astrónomos, pero por algunos de sus sucesores esas también están ubicadas por arriba [de la del Sol] <ref name="Referencia 001"></ref>, por la razón de que el Sol nunca ha sido oscurecido por una o por otra de ellas [Venus y Mercurio]. Para nosotros, de cualquier modo, tal criterio parece tener un elemento de incertidumbre, desde que esto es posible de que algunos planetas puedan verdaderamente estar debajo del sol, pero no obstante no estar siempre en uno de los planetas a través del Sol y nuestro punto de vista, sino en otro [plano], y por consiguiente pueda no ser visto pasando enfrente de el, justamente en el caso de la Luna, cuando esta pasa por debajo [del Sol] en una conjunción, no resultan oscurecimientos en muchos casos<ref name="Referencia 002"></ref>.
 
Y desde que allí no hay otro camino, para uno u otro, para hacer progreso en nuestro conocimiento de esta materia, desde que ninguna de las estrellas <ref name="Referencia 003"></ref> tiene una paralaje notable (cual es el único fenómeno desde el cual las distancias pueden ser derivadas), el orden asumido por los más antiguos [astrónomos] aparece él más plausible. Poniendo el Sol en el medio, este esta mas de acuerdo con la naturaleza [de los cuerpos] en aquellos separados cuales alcanzan todas las distancias posibles desde el Sol y desde aquellos que no lo hacen, pero moviéndose siempre en su vecindad; provisto aquello solo este no se remueve posteriormente lo suficiente hacia la tierra donde allí pueda resultar una paralaje de algún tamaño <ref name="Referencia 004"></ref>.
 
<center>
<ref name="Referencia 002">Por ej. no han sido observados los tránsitos de Venus y Mercurio, Neugebauer ha mostrado (HAMA 227-30) que los tránsitos son de hecho pronosticados por la teoría de Ptolomeo. Ptolomeo más tarde parece haber realizado esto, en las Hipótesis Planetarias (ed. Goldstein 2, 28, 10-12) el dice: “si un cuerpo de tan pequeño tamaño (como el de un planeta) fuera a ocultar un cuerpo de tan gran tamaño y con mucha luz (como la del Sol), este podría ser necesariamente imperceptible, porque de la pequeñez del cuerpo ocultante y el estado de las partes del cuerpo del Sol cual resta descubierta”. (la traducción de Goldstein aquí, p. 6, es imprecisa).</ref>
<ref name="Referencia 003">Esto incluye ambas estrellas fijas y los planetas.</ref>
<ref name="Referencia 004">En su Hipótesis Planetaria (ver la edición de Goldstein) Ptolomeo propone un sistema en el cual las esferas de los planetas son contiguas; en consecuencia la mayor distancia desde la tierra alcanzada por un planeta es igual a la menor distancia alcanzada por el próximo hacia fuera en orden. Esto parece proveer soporte para el orden que él adopta aquí, desde que sus resultados en una distancia solar muy cercanamente a la misma como aquella obtenida por un método diferente en el Almagesto V 15. Desde que este sistema también brinda a mercurio, en su mínima distancia, para la distancia mayor de la Luna (64 radios terrestres), Mercurio debería exhibir una paralaje considerable, contraria a lo que es enunciado aquí.</ref>
}}
 
5307

ediciones