Diferencia entre revisiones de «Elegía a la muerte de Atahualpa»

sin resumen de edición
m
en otro árbol más allá,
lamentando tristemente
le acom
le acompaña en su pesar.
 
Como niebla vi los blancos
en muchedumbre llegar,
y oro y más oro queriendo,
se aumentaban más y más.
 
Al venerado padre Inca
Usuario anónimo