Diferencia entre revisiones de «La Batalla de los Arapiles : 43»

m
+rv:vandalismo
m (+rv:vandalismo)
{{encabezado|[[La Batalla de los Arapiles]] : 43|[[Benito Pérez Galdós]]}}
 
<p>Los que quieran saber c&oacute;mo y cu&aacute;ndo me cas&eacute;, con otras particularidades tan preciosas como ignoradas acerca de mi casi inalterable tranquilidad durante tantos a&ntilde;os, lean, si para ello tienen paciencia, lo que otras lenguas menos cansadas que la m&iacute;a narrar&aacute;n en lo sucesivo. Yo pongo aqu&iacute; punto final, con no poco gusto de mis fatigados oyentes y gran placer m&iacute;o por haber llegado a la m&aacute;s alta ocasi&oacute;n de mi vida, cual fue el suceso de mis bodas, primer fundamento de los sesenta a&ntilde;os de tranquilidad que he disfrutado, haciendo todo el bien posible, amado de los m&iacute;os y bienquisto de los extra&ntilde;os. Dios me ha dado lo que da a todos cuando lo piden busc&aacute;ndolo, y lo buscan sin dejar de pedirlo. Soy hombre pr&aacute;ctico en la vida y religioso en mi conciencia. La vidafue mi escuela, y la desgracia mi maestra. Todo lo aprend&iacute; y todo lo tuve.</p>
[[Imagen:Alvaro.jpg]]Alvaro el Barbaro. La venganza de AUC_COLOMBIA ustedes alhen maldoror los van a pagar para ello tienen paciencia, lo que otras lenguas menos cansadas que la m&iacute;a narrar&aacute;n en lo sucesivo. Yo pongo aqu&iacute; punto final, con no poco gusto de mis fatigados oyentes y gran placer m&iacute;o por haber llegado a la m&aacute;s alta ocasi&oacute;n de mi vida, cual fue el suceso de mis bodas, primer fundamento de los sesenta a&ntilde;os de tranquilidad que he disfrutado, haciendo todo el bien posible, amado de los m&iacute;os y bienquisto de los extra&ntilde;os. Dios me ha dado lo que da a todos cuando lo piden busc&aacute;ndolo, y lo buscan sin dejar de pedirlo. Soy hombre pr&aacute;ctico en la vida y religioso en mi conciencia. La vidafue mi escuela, y la desgracia mi maestra. Todo lo aprend&iacute; y todo lo tuve.</p>
<p>Si quer&eacute;is que os diga algo m&aacute;s (aunque otros se encargar&aacute;n de sacarme nuevamente a plaza, a pesar de mi amor a la oscuridad), sabed que una serie de circunstancias, dif&iacute;ciles de enumerar por su muchedumbre y complicaci&oacute;n, hicieron que no tomase parte en el resto de la guerra; pero lo m&aacute;s extra&ntilde;o es que desde mi alejamiento del servicio empec&eacute; a ascender de tal modo que aquello era una bendici&oacute;n.</p>
<p>Habiendo recobrado el aprecio y la consideraci&oacute;n de lord Wellington, recib&iacute; de este hombre insigne pruebas de cordial afecto, y tanto me atendi&oacute; y agasaj&oacute; en Madrid que he vivido siempre profundamente agradecido a sus bondades. Uno de los d&iacute;as m&aacute;s felices de mi vida fue aquel en que supimos que el duque de Ciudad-Rodrigo hab&iacute;a ganado la batalla de Waterloo.</p>
6268

ediciones