Diferencia entre revisiones de «Acta del Cabildo de Cuenca (12 de Abril de 1557)»

sin resumen de edición
'''FUNDACIÓN DE LA CIUDAD DE CUENCA EN LA PROVINCIA DE TOMEBAMBA DE LA GOBERNACIONGOBERNACIÓN DE QUITO.'''
 
En el nombre de la Santísima Trinidad, Padre e Hijo y Espíritu Santo, que son tres Personas e un solo Dios verdadero, que vive e reina por siempre sin fin. Amén. En la provincia de Tomebamba que es en los términos de la Gobernación de Quito de estos Reinos del Perú, a doce días del mes de Abril, año del nacimiento de Nuestro Salvador Jesucristo , de mil e quinientos y cincuenta y siete años, el Muy Magnifico Caballero Gil Ramirez Dávalos Gobernador y Capitán General de las Ciudades de San Francisco del Quito, Puerto Viejo, Santiago de Guayaquil, Loxa y Zamora y sus términos y jurisdicción por el Muy Excelente Señor Don Jurtado de Mendoza Marqués de Cañete, Guarda Mayor de la Ciudad de Cuenca, Visorrey e Capitán General en estos dichos Reinos y provincias del Perú, por Su Majestad. En presencia de mí, Antón de Sevilla Escribano de Su Majestad y Mayor de la dicha Gobernación, y de los testigos de yuso/suso (d)escritos, dixo que por cuqnto Su Excelencia del dicho Visorrey le mandó que viniese personalmente a esta dicha Provincia de Tomebamba y viese las tierras y comarca de ella para que en la parte y asiento que más necesario sea, se pueble un pueblo de españoles que se intitule la Ciudad de Cuenca, para lo cual mandó dar y dió a Su Merced del dicho Señor Gobernador una Provisión firmada de una firma que dice: El Marqués, y refrendada del Secretario Pedro de Avendaño, como se contiene en la dicha Provisión y facultad de Su Excelencia del dicho Señor Visorrey, que originalmente, mostro ante mí el dicho Escribano y los dichos testigos, con una instrucción para la dicha fundación, uno en pos de otro, su tenor de la cual sacada bien y fielmente del dicho original, es el que se sigue:
Ante mí,
Antón de Sevilla.
 
Y luego, incontinenti, visto por Su Merced del dicho Señor Gobernador lo declarado por los dichos Caciques y Principales de la dicha Provincia de Tomebamba, acerca de la voluntad que tienen, en la dicha Ciudad de Cuenca se funde y pueble en el dicho asiento, de donde de más de lo que han declarado se les seguirá grande utilidad y provecho, poniendo como mejor podrán ser industriados y enseñados en las cosas de nuestra Santa Fe Catolica, ley natural y buenas costumbres y policia, atento a todo lo cual y que consta y parece al presente, que, de fundarse la dicha Ciudad en la dicha parte y asiento de Paucarbamba, redundará en gran servicio de Dios Nuestro Señor y de Su Majestad y bien y conservación de los Naturales de la dicha Provincia; por ende que por virtud de la dicha Provisión de Su Excelencia del dicho Señor Visorrey, que de suso va incorporada, de que en esta parte Su Merced del dicho Señor Gobernador dixo que quería usar y usaba, y la aceptar y aceptó según y como en ella se contiene, en cumplimiento de la cual dixo que en nombre de Su Majestad fundaba y fundó en la dicha parte y asiento de Paucarbamba, que es en la dicha Provincia de Tomebamba, según arriba está declarado, el dicho pueblo, al cual nombraba y nombró la Ciudad de Cuenca; y ansí mandaba y mandó que se llame de aqui adelante y la daba y dio jurisdiccion civil, criminal, bajo, mero, mixto, imperio, con horca y cochillo/cuchillo para la execución de la Justicia Real de Su Majestad, como de derecho mas puede y debe y en tal caso es necesario y se requiere, y lo tienen, usan y exercen las demás Ciudades de estos Reinos; y efectuando lo suso dicho, mando poner y se puso en la Plaza Publica de la dicha Ciudad de Cuenca, conforme a la traza que de ella esta hecha, un rollo y picota de mandera, el cual quedo y esta hincado y puesto en la Plaza Pública de la dicha Ciudad de Cuenca, lo cual pasó en presencia de mí el dicho Escribano, y siendo presentes a todo lo susodicho, los dichos Tesorero Rodrigo Núñez de Bonilla y Nuno de Balderrama y Gonzalo Gómez de Salazar y Alonso de Marchena y Alonso del Rincón; estantes en la dicha Ciudad. Y Su Merced el Señor Gobernador lo firmo de su nombre.
 
Gil Ramirez Davalos.
Ante mí, Antón de Sevilla.
 
'''TÉRMINO DE LA CIUDAD DE CUENCA.'''
 
Y luego, incontinenti Su Merced del dicho Señor Gobernador, en continuación de la fundación de la dicha Ciudad, dixo que señalaba y señaló por términos e jurisdicción de la dicha Ciudad de Cuenca y subjeto a la Justicia Real de ella, por el camino de la dicha Ciudad de Quito hasta el pueblo de Naturales que se dice Tiquizambe, encomendado en Pedro Martín Montanero, que son diez y siete laguas de la dicha Ciudad de Cuenca, y la parte de la Ciudad de Loxa hasta el río de los Jubones, que hay catorce leguas de la Ciudad de Cuenca, y hacia la parte de Zamora, hasta llegar a los términos de la dicha Ciudad de Zamora, que hay quince leguas de la dicha Ciudad de Cuenca, y a la parte de Levante, Macas y Quisna y Zuna, hay veinte y ocho leguas de la dicha Ciudad de Cuenca, y hacia la Costa de la mar hasta los términos de la Isla Puna que hay catorce leguas de la dicha Ciudad de Cuenca; y lo firmó de su nombre. Testigos los dichos.
 
Gil Ramirez Davalos. Ante mí, Antón de Sevilla.
 
Y luego, incontinenti Su Merced del dicho Señor Gobernador, en continuación de la fundación de la dicha Ciudad de Cuenca, nombro y señalo una cuadra de cuatro solares para en que se edifique y haga la Iglesia Mayor de la dicha Ciudad y un solar de ella, y para casa del Señor Obispo o su Cura y Vicario que fuere en la dicha Ciudad, la cual dicha cuadra es la que está a la parte de Levante en la una parte de la Plaza Publica de ella. Testigos los dichos. Y lo firmó de su nombre.
 
Gil Ramirez Davalos.
 
'''CUADRAS PARA CASAS DE CABILDO Y AUDIENCIA Y CARCEL Y CASAS DE FUNDICIÓN Y CARNICERÍA'''.
Y luego, incontinenti Su Merced del dicho Señor Gobernador señaló otra cuadra de cuatro solares en la otra parte de la Plaza a la parte del norte, el un solar para Casas de Cabildo y Audiencia, y otro para la Carcel Real de ella. Y otro para casas de Fundición y otro a las espaldas para la Carnicería Pública de la dicha Ciudad; señaló para el Matadero de la dicha CarnicerÍa unos corrales que están hacia la parte del Levante, entre los dos caminos que salen de Tomebamba para Quito, sobre una barranca que estan (a) un tiro de arcabuz de la dicha Ciudad de Cuenca. Y lo firmó de su nombre.
 
Gil Ramírez Dávalos.
Ante mí, Antón de Sevilla.
 
Y luego, incontinenti Su Merced del dicho Señor Gobernador, continuación de la fundación de la dicha Ciudad de Cuenca, nombro y señaló una cuadra de cuatro solares para en que se edifique y haga la Iglesia Mayor de la dicha Ciudad y un solar de ella, y para Casa del Señor Obispo o su Cura y Vicario que fuere en la dicha Ciudad, la cual dicha cuadra es la que está a la parte de(l) Levante en la una parte de la Plaza publica de ella. Testigos los dichos.
Gil Ramirez Davalos.
Ante mí, Anton de Sevilla.
 
'''CUADRAS PARA PROPIOS DE LA CIUDAD.'''
* Item, luego, incontinenti senalo otra cuadra en la otra frente de la dicha Plaza, a la parte del Sur, para tiendas, para Propios de la dicha Ciudad. Y lo firmo de su nombre. Testigos los dichos. Gil Ramirez Davalos. Ante mi, Anton de Sevilla.
 
'''EXIDOS DE LA CIUDAD'''.
* Item, seÑalo el SeÑor Gobernador, en continuación de la dicha fundación de la dicha Ciudad, por ejidos de ella, para donde se apacienten y anden los bueyes y bestias domadas de labor, de los Vecinos de la dicha Ciudad de Cuenca, desde el río de la dicha Provincia de Tomebamba hasta otro río que llaman Yambi, desde el Camino Real y puentes hasta las haldas de la sierra, en el cual dicho exido y pasto que de suso va deslindado y declarado, no ha de entrar otro ganado ninguno. Y lo firmó de su nombre. Testigos los dichos.
Gil Ramirez Davalos.
Ante mí, Anton de Sevilla.
 
'''EXIDOS PARA EL GANADO DE LA CARNICERÍA.'''
 
Y luego, incontinenti Su Merced del dicho Señor Gobernador, en continuación de la fundación de la dicha Ciudad, nombró y señaló por pasto de la Carnicería y exido para donde ande y se apaciente el ganado de la Carnicería de dicha Ciudad de Cuenca, como sale el camino de ella para la dicha Ciudad de Quito, hasta llegar el Río de Machángara sobre mano derecha, y el mismo río de Tomebamba, que se va a juntar a(l) Machángara, por lindero de la otra parte el río de Tomebamba hasta juntarse con él río de Machángara, en el cual dicho exido y pasto ha de estar y apacentarse el ganado del obligado a la Carnicería de la dicha Ciudad y no otro alguno; y que mandaba y mandó que en el entretanto que no hubiere el tal Obligado, el Cabildo, Justicia y Regimiento de la dicha Ciudad tenga en sí el dicho exido y pasto, hasta que lo haya. Testigos los dichos. Y lo firmó de su nombre.
 
Gil Ramirez Davalos.
Ante mí, Antón de Sevilla.
 
 
 
 
== Notas Explicativas ==
366

ediciones