Diferencia entre revisiones de «El Discreto:Preliminares»

No hay cambio en el tamaño ,  hace 14 años
sin resumen de edición
Señor:
 
Este feliz asunto, que la amistad pudo hacerle mío, dedicándole yo a Vuestravuestra Alteza le consagro a la eternidad. Pequeño es el don, pero confiado; que si al gran Jerjes le cayó en gusto la vulgar agua brindada,<ref>El agua corrompida que un siervo le ofreció a Artajerjes a falta de otra mejor con la que apagar su sed.</ref> con más realce será lisonja a Vuestra Alteza el singular sudor de un estudioso, ofrecido en este culto trabajo. Émulo es de ''El Héroe'', más que hermano, en el intento y en la dicha; que si aquel se admiró en la mayor esfera del selecto Museo Real<ref>Gracián tuvo ocasión de contemplar su anterior libro, ''El Héroe'', en los anaqueles de la Biblioteca Real del Alcázar de Madrid.</ref>, este aspira al sumo grado del juicioso agrado de Vuestra Alteza. Examínese de águila esta pluma a los rayos de un sol que amanece tan brillante a eclipsar lunas y marchitar flores.<ref>La imagen significa: mi pluma pretende ser un águila (según los bestiarios único animal que podía mirar al astro rey sin quemar su vista) expuesta al sol naciente (el príncipe Baltasar Carlos) que eclipsa lunas (símbolo del poder musulmán) y flores (las de lis, emblema de la monarquía francesa)</ref> Señor, pues Vuestra Alteza es el verdadero ''Discreto'', dígnese dar a un imaginado el ser, la vida, la fama de tan augusto patrocinio.<ref>El estudio del estilo tanto de esta dedicatoria como del prólogo "a los lectores" (véase abajo) muestra que no salieron de la pluma de Lastanosa, sino del mismo Gracián.</ref>
 
 
Usuario anónimo