Diferencia entre revisiones de «El Discreto:Realce 22»

52 bytes añadidos ,  hace 16 años
sin resumen de edición
Sin resumen de edición
Sin resumen de edición
Por este gran precepto, señor mío, mereció Cleóbulo<ref>«Modo» es término clave en Cleóbulo de Lindos, uno de los famosos Siete Sabios de Grecia, que respondió al rey sobre el «modo» de gobernar con acierto glosando dicho «modo» en el sentido de cumplir con las reglas de urbanidad.</ref> ser el primero de los sabios; luego él será el primero de los preceptos. Mas si el enseñarlo basta a dar renombre de sabio, y el primero, ¿qué le quedará para el que lo observa? Que el saber las cosas y no obrarlas, no es ser filósofo, sino gramático.
 
Tanto se requiere en las cosas la circunstancia como la substancia; antes bien, lo primero con que topamos no son las esencias de las cosas sino las apariencias. Por lo exterior se viene en conocimiento de lo interior, y por la corteza del trato sacamos el fruto del caudal,<ref>Para ''caudal'', véase realce 2, nota 2.</ref> que aun a la persona que no conocemos, por el porte la juzgamos.
 
Es el modo una de las prendas del mérito, y que cae debajo de la atención; puédese adquirir, y por eso la falta de ella es inexcusable, bien que en algunos tiene principio del buen natural, pero su complemento da la industria. En otros toda es del arte, que puede el cuidado de esta suplir los olvidos de aquella, y aun mejorarlos; pero cuando se juntan hacen un sujeto agradable con igual facilidad y felicidad.
2425

ediciones