Diferencia entre revisiones de «El Discreto:Criterios de edición»

sin resumen de edición
Además la he cotejado con la magnífica edición de Aurora Egido,<ref>Baltasar Gracián, ''El Discreto'' (ed. crítica de Aurora Egido), Madrid, Alianza, 1997.</ref>. que es la mejor y más completa edición crítica en la actualidad, y que tiene en cuenta la magna edición anterior de Miguel Romera Navarro<ref>Baltasar Gracián, ''El Discreto'' (ed. crítica de Miguel Romera Navarro y Jorge. M. Furt), Buenos Aires, Academia Argentina de Letras, 1959.</ref>. La anotación del texto de mi edición debe mucho a la de Aurora Egido, así como aspectos de la puntuación y la elección de variantes con respecto al texto original.
 
El criterio seguido en esta edición es el de proporcionar una edición crítica y anotada que haga el texto accesible a un lector actual. Para ello me baso en los siguientes puntos:
 
* La ortografía se actualiza con arreglo a la última edición de la Ortografía de la RAE, así, por ejemplo, no se acentúan los pronombres demostrativos en función deíctica a no ser que se deba evitar una ambigüedad, en cuyo caso se acentúa cuando pertenece a la categoría de los pronombres. El resto de las normas ortográficas se rigen por la ortografía moderna. Sin embargo se mantienen los casos de «comprehender» y «aprehender» aunque tengan el sentido actual de «comprender» y «aprender» para respetar los posibles matices y plurisignificaciones que no son raras en un autor barroco y para mantener el peculiar léxico de Gracián, que en buena medida lo distingue de otros escritores contemporáneos suyos. Evidentemente lo mismo sucede con «plático» cuando significa «práctico» por las razones aducidas arriba.
 
* La puntuación respeta los parágrafos de la edición de 1646 dejando un espacio entre ellos, lo que equivale al punto y aparte en ediciones modernas. Sin embargo, el uso bastante arbitrario de coma, dos puntos y punto y coma del original queda resuelto en una puntuación con criterios actuales respetando las unidades sintácticas de su escritura y apoyándome, sobre todo, en la edición de Aurora Egido, aunque en algunos casos, he modificado su interpretación cuando he estimado mejor otra solución. Los paréntesis del original se mantienen cuando significan incisos en la sintaxis. No he adoptado, pues, los más habituales modernamente guiones largos en parte por la comodidad de uso en wikisource, pero, sobre todo, porque, sin cambiar el sentido y la inteligibilidad del texto para un lector actual, remiten mejor a los hábitos editoriales del original de 1646.
 
* Anoto toda palabra que suponga arcaísmo para un lector actual, en especial aquellas que no figuran en la última edición del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (DRAE). Uso el ''Tesoro de la lengua castellana o española'' (Sebastián de Covarrubias, 1611), abreviado ''Cov.'' que es el diccionario más cercano en tiempo a la lengua de Gracián para aclarar significados no presentes en el DRAE, y el ''Diccionario de Autoridades'' (''Aut''.) (S. XVIII) cuando la acepción refleja fielmente el sentido que tiene la palabra en el texto de ''El Discreto''
 
* Aclaro asimismo todas las referencias culturales, tanto de personajes como históricas o mitológicas y también se indica el origen de sentencias, dichos, fábulas o refranes a los que Gracián alude sin consignarlos expresamente en el texto. No indico datos de los personajes que participan en los preliminares, pero sí lo hago si aparecen más adelante en el cuerpo de la obra.
 
* He procurado ser breve en las notas, pero las alusiones de Gracián a veces requieren una explicación que quizá sea algo prolija para una edición de Wikisource. Sin embargo espero que cierta extensión en la anotación sea compensada por un cabal entendimiento de los múltiples matices del pensamiento y del estilo del aragonés. Si la riqueza y profundidad de su escritura llega al lector actual habrá merecido la pena el esfuerzo la lectura de estas notas, pues sin esfuerzo .
----
 
2425

ediciones