Diferencia entre revisiones de «El Discreto:Preliminares»

sin resumen de edición
Señor:
 
Este feliz asunto, que la amistad pudo hacerle mío, dedicándole yo a Vuestra Alteza le consagro a la eternidad. Pequeño es el don, pero confiado; que si al gran Jerjes le cayó en gusto la vulgar agua brindada,<ref>El agua corrompida que un siervo le ofreció a Artajerjes a falta de otra mejor con la que apagar su sed.</ref> con más realce será lisonja a Vuestra Alteza el singular sudor de un estudioso, ofrecido en este culto trabajo. Émulo es de ''El Héroe'', más que hermano, en el intento y en la dicha; que si aquel se admiró en la mayor esfera del selecto Museo Real<ref>Gracián tuvo ocasión de contemplar su anterior libro, ''El Héroe'', en los anaqueles de la Biblioteca Real del Alcázar de Madrid.</ref>, este aspira al sumo grado del juicioso agrado de V.Vuestra A.Alteza Examínese de águila esta pluma a los rayos de un sol que amanece tan brillante a eclipsar lunas y marchitar flores. Señor, pues Vuestra Alteza es el verdadero ''Discreto'', dígnese dar a un imaginado el ser, la vida, la fama de tan augusto patrocinio.<ref>El estudio del estilo tanto de esta dedicatoria como del prólogo "a los lectores" (véase abajo) muestra que no salieron de la pluma de Lastanosa, sino del mismo Gracián.</ref>
 
 
Usuario anónimo