Diferencia entre revisiones de «Historia del pescador y el efrit»

sin resumen de edición
(revisión y cambios de estilo / ortografía)
Por último, había profundizado la filosofía y todas las ciencias médicas y otras muchas además.
 
Cuando este médico llegó a la ciudad y permaneció en ella algunos días, supo la historia del rey y de la lepra que le martirizaba por la voluntad de Alah, enterándose del fracaso absoluto de todos los médicos y sabios. Al tener de ello noticia, pasó muy preocupado la noche. Pero no bien despertó por la mañana —al brillar la luz del día y saludar el sol al mundo, magnífica decoración del Óptimo— se puso su mejor traje y fue a ver al rey Yunán. Besó la tierra entre las manos del rey<ref> «Besar la tierra entre las manos del rey"» equivale a decir que se inclinó hasta el suelo y la besó delante del rey.</ref> e hizo votos por la duración eterna de su poderío y de las gracias de Alah y de todas las mejores cosas. Después le enteró de quién era, y le dijo:
 
"He averiguado la enfermedad que atormenta tu cuerpo y he sabido que un gran número de médicos no ha podido encontrar el medio de curarla. Voy, ¡oh rey! a aplicarte mi tratamiento, sin hacerte beber medicinas ni untarte con pomadas."
22 658

ediciones