Diferencia entre revisiones de «La bruja (Ramos Carrión)»

3049 bytes añadidos ,  hace 10 años
 
==Cuadro Quinto==
 
Claustro alto de un convento de monjas. A la derecha, las celdas; de la primera se ve el interior.
A la izquierda, puerta grande. Partiendo desde el segundo término y formando escuadra desde
la izquierda al foro, los arcos, por los cuales se ven las copas de los árboles del patio. Al fondo
izquierda, el campanario con una ventana grande. Al fondo derecha, la prolongación del claustro
con entrada hacia el campanario y otra dirección contraria. Es de noche. Una lámpara alumbra
el claustro y una lamparilla la celda primera.
 
 
''Escena VI''
 
 
Óyese órgano interior. LA SUPERIORA, que
sale por la izquierda, entra en la primera
celda, después de santiguarse, y luego en
el interior de la misma. A poco salen por la
izquierda las MONJAS PROFESAS seguidas de
las EDUCANDAS. Aquéllas vanse por el foro
derecha, y éstas quedan en escena junto a la
puerta izquierda.
 
 
'''Música (N.º 17)'''
'''Coro de Educandas'''
 
 
Profesas
 
«Et ne nos inducas in tentationem».
 
 
Educandas
 
«Sed liberanos a malo».
 
 
Todas
 
«Amén».
 
(Las PROFESAS, al pasar por delante de la primera
celda, hacen la señal de la cruz, atemorizadas.)
 
 
Educandas
 
¡Ay, qué miedo me da
 
el pasar por ahí;
 
si La Bruja estará
 
acechándome a mí!
 
 
Unas
 
¡Ay Jesús!
 
 
Otras
 
¡Ay Jesús!
 
 
Todas
 
Al mirar a esa celda
 
hagamos la cruz.
 
La madre tornera,
 
que es poco miedosa,
 
anoche a este claustro
 
ya tarde salió,
 
y allí en la escalera
 
que va al campanario,
 
un duende y tres brujas
 
bailando encontró.
 
Y cuando al verlas
 
se santiguó,
 
por los aires huyeron…
 
y se acabó.
 
Yo no he visto nada,
 
mas tengo tal susto,
 
que suelo las noches
 
en vela pasar,
 
y observo en la sombra
 
mil luces extrañas
 
y ruidos cercanos
 
escucho sonar.
 
Y hasta que el alba
 
veo asomar,
 
¡ay de mí! No me puedo
 
tranquilizar.
 
¡Ay, Jesús! ¡Ay, Jesús!
 
¡Ay, Jesús! ¡Ay, Jesús!
 
¡Al mirar esa celda
 
hagamos la cruz!
 
 
'''Hablado'''
 
 
Ana
 
Yo estoy que no me llega la camisa al
cuerpo.
 
 
Inés
 
Yo he escrito a mi señor padre para
que cuanto antes venga a sacarme del
convento.
 
 
Ana
 
Desde que llegó esa mujer no hemos
tenido un día de tranquilidad.
 
 
Inés
 
Ni una noche de dormir con reposo.
 
 
Cándida
 
Yo tengo unas pesadillas horribles.
 
 
Ana
 
Yo esta mañana, al ir al coro, noté por el
claustro un olor como a grasa quemada.
(Las EDUCANDAS se estremecen.)
 
 
Inés
 
Estarían friendo tostadas para la madre
Superiora.
 
 
Valentina
 
Pues yo, la verdad, no estoy tan asustada
como vosotras, y hasta me he atrevido a
mirar por el agujero de la cerradura.
 
 
Inés
 
¡Ay, qué valor!
 
 
Ana
 
¿Y qué has visto?
 
 
Todas
 
¿Qué has visto?
 
 
Valentina
 
Una joven muy linda y muy pálida, vestida
de negro.
 
 
Cándida
 
¿Y qué hacía?
 
 
Valentina
 
Lloraba.
 
 
Inés
 
¡Pobrecita!
 
 
Valentina
 
¿Queréis verla?
 
 
Cándida
 
Yo no me atrevo.
 
 
Ana
 
Ni yo.
 
 
Inés
 
Además nos está prohibido acercarnos a
esa celda.
 
 
Valentina
 
No tiene para qué saberlo la madre
Superiora.
 
 
Inés
 
¿Dónde está?
 
 
Cándida
 
En la iglesia creo que se quedó rezando.
Usuario anónimo