Diferencia entre revisiones de «Los sobrinos del Capitán Grant»

→‎Primer Acto: correccion
(→‎Primer Acto: correccion)
(→‎Primer Acto: correccion)
 
El retirao del catorce,
 
que es de lo más animal...
 
 
Ya le compondré yo luego;
 
encima de no pagar...
 
¡Pues hombre! Ha puesto en alarma
 
a toda la vecindad.
 
 
Y en parte tiene razón;
 
es ya mucho fastidiar.
 
Miusté que todos los días
 
está dale que le das...
 
¡El demonio de la murga
 
es una calamidad!
 
 
Vecina 2.ª
 
Y sin saber quién la manda
 
ni a quién vienen a tocar.
 
 
Vecina 1.ª
 
Dicen que a la bailarina.
 
 
Vecina 2.ª
 
Se hace la disimulá,
 
pero yo creo lo mismo.
 
 
Mañana no tocarán
 
ni a ésa ni a nadie, pues yo
 
no los premitiré entrar.
 
 
(Entra en la portería.)
 
 
Vecina 1.ª
 
Oí sonar
 
un tiro: ¿qué ha sido eso?
 
 
¡Ya!
 
Pero pregunto que quién
 
lo ha tirao.
 
 
El melitar
 
que vive ahí en el catorce.
 
 
Le diré a usté; no le falta
 
razón pa eso y mucho más.
 
Se lo ha tirao a los músicos
 
que nos vienen a atronar
 
toos los días.
 
 
¡Pobrecillos!
 
Ellos qué culpa tendrán...
 
 
Ahora dicen que es a usté
 
a quien tocan.
 
 
Mirusté, pues no tendría
 
nada de particular.
 
Me gusta a mí despertarme
 
con música.
 
 
Es natural,
 
como usté vive con ella,
 
pa no perder el compás...
 
 
Yo al son que me tocan bailo,
 
¿sabe usted?
 
 
¿Pues en dónde he de bailar?
 
Donde siempre, en «La Infantil».
 
 
El año que viene, puede.
 
Creo que me ajustarán.
 
 
Vaya, divertirse
 
y que no haiga novedad
 
 
¿A usté la parece bien
 
que se premita colgar
 
al público esos calzones
 
tan indecentes y tan...
 
(Señalando las mallas.)
 
 
Así ve la vecindad
 
si tiene las piernas gordas
 
u flacas... y lo demás.
 
 
Por supuesto, sabe Dios
 
con qué los rellenará,
 
que esta gente de treato
 
no sabe más que engañar.
 
Vaya, hasta luego, vecina.
 
 
Ya tiene puestos a secar los pantalones. ¡Hermosa
 
malla que ciñes sus bellísimas formas,
 
yo te envidio! ¡Portera! ¡Portera!
 
 
Un servidor. Tome usted una peseta.
 
(Dándosela.)
 
Usuario anónimo