Diferencia entre revisiones de «Los sobrinos del Capitán Grant»

21 039 bytes añadidos ,  hace 10 años
(→‎Personajes: edicion)
(→‎Cuarto Acto: edicion)
 
== Cuarto Acto ==
 
 
''Cuadro Decimocuarto''
''«Prisioneros»''
 
 
Una cabaña maorí.
 
 
''Escena I''
 
 
(SIR CLYRON, SOLEDAD, MISS KETTY, ESCOLÁSTICO
y MOCHILA dormidos en el suelo. Varios
MAORÍES armados de lanzas pasan sigilosamente
mirándolos.)
 
 
'''Música (Nº 24)'''
'''Introducción y Coro'''
 
 
Coro
 
Los prisioneros duermen,
 
¡duerman en paz!
 
Es el último sueño
 
que gozarán.
 
(Vanse, quedando dos que guardan la entrada.)
 
 
'''Hablado'''
 
 
Escolástico
 
(Entre sueños.)
¡Que me ahogo! ¡Socorro!
(Agarrándose con fuerza a MOCHILA, que se despierta.)
 
 
Mochila
 
¡Mil rayos! ¿Qué es esto? ¡Suelte usted hombre!
 
 
Escolástico
 
¡Ay! estaba soñando. ¡Qué pesadilla!
 
 
Mochila
 
¡Por mala que fuera es peor la realidad!
 
 
Escolástico
 
Tiene usted razón.
 
 
Mochila
 
(Mirando a los otros.)
¡Qué tranquilos duermen!
Y acaso dentro de algunas horas...
 
 
Escolástico
 
¿Pero usted cree que estamos en peligro
próximo?
 
 
Mochila
 
¡Y tan próximo! Ya recordará usté lo que dijo
el Doctor; si nos cogen los maoríes no hay remedio,
nos comen. Son los antropófagos más
terribles del globo. Ahora están en guerra con
los ingleses, y en cuanto cogen algún europeo,
para ellos siempre es inglés... ¡Ham! y
se lo zampan.
 
 
Escolástico
 
¡Qué barbaridad!
 
 
Mochila
 
¡Y para acabar en la barriga de un salvaje hemos
sufrido tanto! ¡Truenos y centellas! ¡Mas
nos valiera haber perecido en el naufragio!
¡De valiente cosa han servido nuestros sacrificios!
Bajo al fondo del mar, salvo la fortuna
de este buen hombre, fletamos un barco para
seguir buscando al Capitán Grant, y el Capitán
no parece, y el barco se lo llevan los demonios,
y venimos a dar a la Nueva Zelanda,
al país más inhospitalario del mundo.
 
 
Escolástico
 
Nosotros, después de todo, nada hemos perdido,
pero el pobre Sir, que se ha arruinado
por filántropo...
 
 
Mochila
 
Para lo que le espera, lo mismo le da ser rico
que pobre.
 
 
Escolástico
 
¡Eso es cierto! ¿Y qué habrá sido del Doctor?
 
 
Mochila
 
Peor que nosotros no ha de estar. Una víctima
menos.
 
 
Escolástico
 
Si no le han cogido después.
 
 
Mochila
 
Lo cual es probable.
 
Sir Clyron
 
(Dormido.)
Traer el chocolate.
 
 
'''Música (N.º 25)'''
'''Banda Interna'''
 
 
'''Hablado sobre la música'''
 
 
Mochila
 
Sí, no es mal chocolate el que te van a dar.
(Empieza a oírse, cada vez más cercana, la banda
que toca dentro de una marcha fúnebre característica.)
 
 
Escolástico
 
¿Oye usté? ¡Qué será eso!
 
 
Mochila
 
Que nos matarán con música para dar más
importancia al asunto.
 
 
Sir Clyron
 
(Despertando.)
¡Música!
(Se levanta.)
 
 
Soledad
 
¡Dios mío! ¡Soñaba que estaba bailando en La
Infantil!
 
 
Escolástico
 
¡Ay, Soledad! ¡Me parece que ya echaste el
último baile!
 
 
Soledad
 
Esto es una marcha fúnebre.
 
 
Sir Clyron
 
Ahora todo parecernos fúnebre a nosotros.
 
 
Miss Ketty
 
¡Qué melodía tan extraña!
 
 
Soledad
 
Para pensar en melodías estamos ahora.
 
 
Mochila
 
(A uno de los MAORÍES.)
¡Eh, salvaje! ¿Qué pasa por ahí fuera?
 
 
Maorí
 
¡Malaku, Malaki!
 
 
Mochila
 
¡Quedamos enterados!
(Cesa la marcha.)
 
 
Soledad
 
Diga usted, señor Mochila, ¿será verdad que
esta gente se come los prisioneros?
 
 
Mochila
 
No tardaremos en salir de la duda. Yo me
temo mucho que mañana un maorí almorzará
chuletas de subteniente retirado, que deben
ser más duras que un demonio.
 
 
Soledad
 
O unos desperdicios de bailarina retirada.
 
 
Escolástico
 
¡No, eso no, que tú no tienes desperdicio!
 
 
''Escena II''
 
 
(Dichos y Coro de MAORÍES que rodean a los prisioneros.)
 
 
'''Música (N.º 26)'''
'''Coro de Antropófagos'''
 
 
Coro
 
Karateté ratarabaka
 
were-Atuá tukarabú
 
duruganey paparanaka
 
taupocatí mauganamú.
 
Salabaka, Salabaka
 
kuribigin, kuribiki,
 
mataraba, mataraba,
 
degolliquí, degolliquí.
 
(Vanse.)
 
 
 
''Escena III''
 
 
(Dichos, menos los MAORÍES.)
 
 
'''Hablado'''
 
 
Mochila
 
¿Y qué querrá decir todo esto?
 
 
Intérprete
 
Yo soy el intérprete que entiende las lenguas
europeas y os diré lo que han cantado. Nuestro
jefe ha muerto en la batalla, su cuerpo ha
sido llevado a la montaña sagrada, donde ningún
vivo puede pisar desde ahora, y vosotros
seréis por su muerte sacrificados hoy mismo.
 
 
Soledad
 
¡Pobre de mí!
 
 
Mochila
 
Más valía que no nos lo hubiese usted traducido.
 
 
Intérprete
 
Cumplo con mi deber.
 
 
Soledad
 
Nos comen, nos comen.
 
 
Miss Ketty
 
A mí me es indiferente.
 
 
Soledad
 
¡Ya lo creo! ¡Como a usted no la han de comer!
 
 
Miss Ketty
 
¿Por qué?
 
 
Soledad
 
Por sosa.
 
 
Intérprete
 
¿Deseáis algo? ¿Tenéis alguna cosa que pedir?
 
 
Escolástico
 
La verdad es que yo estoy muerto de debilidad.
Tantas horas sin probar bocado…
 
 
Intérprete
 
Os traerán comida de la que hay preparada
para el nuevo jefe. ¡Tenemos un alemán en
salsa!
 
 
Escolástico
 
No, que no la traigan, nos moriremos de
hambre.
 
 
Soledad
 
Mejor es.
 
 
Intérprete
 
¿No queréis nada?
 
 
Todos
 
Nada, nada.
 
 
Intérprete
 
(A SOLEDAD.)
¡Qué pie tan bonito!
 
 
Soledad
 
¡Pues no se atreve a echarme flores este salvaje!
 
 
Intérprete
 
Me lo comeré.
(Vase.)
 
 
''Escena IV''
 
 
(Dichos, menos el INTÉRPRETE.)
 
 
Soledad
 
¡Esto es horrible!
 
 
Sir Clyron
 
¡Espantoso!
 
 
Escolástico
 
¡Feroz!
(Se sienta en el suelo.)
 
 
Mochila
 
¡De esta no escapamos! ¡Mil rayos en la
muerte!
 
 
Escolástico
 
(Que ha levantado un poco la trampa que hay en
el suelo.)
¡Dios mío!
(Vuelve a dejarla caer; mira si observan los centinelas.
MOCHILA, SOLEDAD, MISS KETTY y SIR
CLYRON están de espaldas, ESCOLÁSTICO se levanta,
une a todos y con gran misterio les dice:)
¿Qué dirían ustedes si yo les dijera que tengo
una trampa?
 
 
Mochila
 
Que no la pagase usted.
 
 
Escolástico
 
¡No es eso! Es que he descubierto en el suelo
una trampa.
 
 
Todos
 
¿Eh?
 
 
Escolástico
 
¡Allí! ¡Véala usted!
(MOCHILA va al sitio, los otros observan si alguien
los mira.)
 
 
Mochila
 
¡Es cierto!
(Yendo a ellos y en voz baja.)
Señores, el fondo es muy oscuro, pero a sitio
más peligroso que éste no hemos de ir:
las ocasiones y las trampas son para aprovecharlas.
Bajemos por ahí y, sea lo que Dios
quiera.
 
 
Soledad
 
El centinela está hablando con otro. Vamos.
(Música hasta el final del cuadro. Abren la trampa,
y con gran precaución van deslizándose todos. SOLEDAD
se santigua antes de bajar. Apenas ha desaparecido
el último, el centinela entra en la cabaña,
corre hacia la trampa; mira, da un grito salvaje y
acuden los maoríes, que gritando bajan en persecución
de los fugitivos.)
 
 
Mutación
 
 
'''Música (N.º 27)'''
'''Intermedio'''
 
 
''Cuadro Decimoquinto''
''«La Montaña Sagrada»''
 
 
La montaña de Maunganamú. En el centro, una
peña enorme cubierta cubre el cráter del volcán.
Continúa la música hasta el fin del cuadro.
 
 
''Escena V''
 
 
(SIR CLYRON, MOCHILA, MISS KETTY, SOLEDAD
y ESCOLÁSTICO.)
 
 
Mochila
 
¡Ánimo!, arriba, que nos persiguen.
 
 
Escolástico
 
Se han detenido.
 
 
Sir Clyron
 
¡Oh! Ésta ser la montaña sagrada donde enterrar
a su jefe. Este ser el sepulcro, aquí no
poder pisar ellos.
 
 
Soledad
 
De manera que estamos en sagrado.
 
 
Mochila
 
Y seguros.
 
 
Escolástico
 
Sí, seguros de morirnos de hambre, porque
ellos no se mueven de ahí, se relevarán y nos
cazarán al cabo.
 
 
Sir Clyron
 
Si nosotros desprender ese peñón que parece
estarse cayendo, matar alguno de los que hay
abajo y acaso huir los otros.
 
 
Mochila
 
De perdidos no pasamos. Probemos.
(Se dirigen a la peña, hacen esfuerzos para arrancarla
de su base apalancando con estacas que
arrancan de la cerca del sepulcro.)
 
 
Sir Clyron
 
¡Apretar fuerte!
 
 
Mochila
 
¡Ya cede! ¡Otro poco más!
(El peñón se desprende y rueda. El cráter queda
descubierto y empieza a salir humo. Los personajes
retroceden aterrados. De pronto se desarrolla la
erupción y brotan llamas y piedras incandescentes.
La lava inunda la escena.)
¡Un volcán!
(Huyen despavoridos.)
 
 
 
'''Música (N.º 28)'''
'''Mutación'''
 
 
''Cuadro Decimosexto''
''«El jefe maorí»''
 
 
Una gruta en la orilla del mar.
 
 
''Escena VI''
 
 
(El DOCTOR MIRABEL, vestido de jefe maorí con
gran lujo de plumas, entra en la gruta, se echa y se
duerme. Preludio en la orquesta. Aparecen luego en
una piragua SIR CLYRON, MOCHILA, MISS KETTY,
SOLEDAD y ESCOLÁSTICO. Cesa la música.)
 
 
Mochila
 
Basta, descansemos en esta gruta.
 
 
Escolástico
 
Es lo mejor.
(Saltan a tierra.)
Yo estoy muerto de hambre.
 
 
Sir Clyron
 
¡Y yo!
 
 
Soledad
 
¡Y yo!
 
 
Miss Ketty
 
¡Y yo!
 
 
Escolástico
 
Si pudiéramos pescar algo para comer...
 
 
Mochila
 
¡Valiente país de pesca es éste!
 
 
Sir Clyron
 
En esas peñas haber seguramente mariscos.
 
 
Escolástico
 
¡Mariscos! ¡Ostras acaso! Vamos a cogerlas.
 
 
Miss Ketty
 
Yo no como ostras sin limón.
 
 
Soledad
 
Pues vaya usted a comprar uno a la plazuela.
¡Al demonio se le ocurre!
 
 
Escolástico
 
(Reparando en el JEFE MAORÍ.)
¡Caracoles!
 
 
Mochila
 
Qué, ¿hay caracoles?
 
 
Escolástico
 
¡No, mire usted!
 
 
Mochila
 
Un maorí. Está dormido.
 
 
Escolástico
 
Acaso no esté solo. Van a pescarnos otra vez.
 
 
Mochila
 
A la piragua.
(Tropieza y cae sobre el DOCTOR MIRABEL.)
 
 
Doctor Mirabel
 
¡Ay!
 
 
Mochila
 
¡Cogedle y al agua con él!
 
 
Doctor Mirabel
 
(Levantándose.)
¡No!
 
 
Todos
 
¡El Doctor Mirabel!
 
 
Mochila
 
¡Vestido de salvaje!
 
 
Doctor Mirabel
 
¡Vestido no, desnudo!
 
 
Mochila
 
¿Pero cómo está usted así?
 
 
Doctor Mirabel
 
A esto le debo la vida. ¿Qué ha sido de ustedes?
 
 
Mochila
 
Nos hemos escapado de la prisión.
 
 
Doctor Mirabel
 
Pues yo, cuando les vi en poder de los zelandeses,
les juzgué muertos, y aunque sin esperanza,
huí. Presencié oculto la batalla perdida
por los maoríes y la muerte de su jefe superior.
Llegó la noche, el campo estaba cubierto
de cadáveres. Me acerqué a uno, le despojé
de su traje (si esto es traje), y me lo puse.
En un bolsillo, —¡usan bolsillos!, empiezan
a civilizarse—, encontré varios frascos con
pintura y una plumita; me pinté el cuerpo, y
dije: vaya, cátate maorí. De esta manera me
será fácil llegar sin peligro a cualquier parte
en que haya europeos. Me puse en marcha.
De repente me encuentro con un verdadero
ejército de salvajes. Me aterré, pero cuál sería
mi sorpresa cuando les veo arrodillarse a mis
plantas y empezar a hablarme en un idioma
que me era conocido.
 
 
Mochila
 
¿Cómo?
 
 
Doctor Mirabel
 
Sí, señores, ¡en chino!
 
 
Mochila
 
¡En chino!
 
 
Doctor Mirabel
 
Es decir, en el idioma que yo aprendí creyendo
que era el chino. Me equivoqué sin duda
de gramática y he aprendido el zelandés. Una
distracción me ha salvado la vida.
 
 
Mochila
 
¡Gracias a Dios que le han servido para algo!
 
 
Doctor Mirabel
 
Los salvajes, prosternados, me dicen: Ware-
Atán, ha muerto Kara-teté y tú eres su sucesor,
jefe de la tribu. Ellos ignoraban seguramente
que Ware-Atán había muerto también,
y viéndome de su misma estatura, con su propio
traje, sus insignias y hablando el zelandés
de corrido, me tomaron por el sucesor de
Kara-teté.
 
 
Mochila
 
¡Si tendrá, suerte este hombre!
 
 
Doctor Mirabel
 
Cogiéronme en triunfo, lleváronme al campamento,
y desde allí me trajeron a esta gruta,
donde debo estar solo, meditando, según exige
el ritual, hasta mañana, que vendrán para
conducirme al templo y consagrarme como
jefe de la tribu, haciéndome en el acto dueño
y señor de vidas y haciendas.
 
 
Mochila
 
¡De veras!
 
 
Doctor Mirabel
 
Pero yo renuncio a tanto honor y me voy con
ustedes.
 
 
Escolástico
 
¿A dónde?
 
 
Mochila
 
Eso digo yo, ¿a dónde?
 
 
Doctor Mirabel
 
A cualquier parte, lejos de aquí. Por mar o
por tierra, importa poco. El caso es evitar que
me conviertan en salvaje definitivo.
 
 
Mochila
 
¡Nosotros hemos venido en esa piragua!
 
 
Doctor Mirabel
 
Vámonos en ella; cerca de aquí hay un islote
deshabitado, nos refugiaremos en él. ¡Ah!,
se me olvidaba decirles a ustedes que puedo
ejercer el taboú.
 
 
Mochila
 
¿Y qué es eso?
 
 
Doctor Mirabel
 
Hacer sagradas las personas y las cosas sólo con
esa palabra. Lo que yo toque diciendo taboú,
será sagrado para los zelandeses. De manera
que vuestras vidas no corren ya peligro, aunque
nos vuelvan a hacer prisioneros. Taboú.
(Tocando a TODOS.)
 
 
Mochila
 
Como no haya usted equivocado la palabra y
sirva ésa para que nos degüellen.
 
 
Doctor Mirabel
 
¡Hombre!... Me hace usté dudar... se parecen
mucho efectivamente. Una es taboú y otra es
taboí... ¡Señores, ya no estoy seguro!
 
 
Soledad
 
No diga usted ninguna, si llega el caso...
 
 
Mochila
 
Para que no llegue, lo mejor es escapar.
 
 
Escolástico
 
Señoras, no cuenten ustedes conmigo para
que reme, no puedo más. Voy a morirme de
hambre.
 
 
Mochila
 
Todos estamos lo mismo y no nos quejamos.
 
 
Doctor Mirabel
 
¡Yo tengo provisiones! Me han traído para
que coma durante la meditación, y aún quedan
restos de solomillo riquísimo.
 
 
Escolástico
 
¡Solomillo!
 
 
Mochila
 
¡Lo que tenían para el nuevo jefe!
(Deteniendo al DOCTOR MIRABEL, que trae una
cesta.)
¡Desgraciado, se ha comido usté un alemán
en salsa!
 
 
Doctor Mirabel
 
¡Ah!
(Tira la cesta. Los otros se alejan. entran todos en
la piragua. Vanse.)
 
 
Mutación
 
 
''Cuadro Decimoséptimo''
''«El Capitán Grant»''
 
 
Exterior de una cabaña. A un lado, sobre una estaca,
un cartel con este letrero: «Capitán Grant».
 
 
''Escena VI''
 
 
(Sale de la cabaña el CAPITÁN GRANT.)
 
 
Capitán Grant
 
¡Cangreja! ¡Dominguito! ¿Por dónde andarán
estos tunantes? Sin duda buscando frutas para
el desayuno. ¡Y la verdad es que tengo hambre!
¡Quién me dijera hace dos años, cuando
yo mandaba el bergantín El Veloz, que había de
serme grata la soledad de una isla deshabitada
y no tener otra compañía que la de unos
seres, muy inteligentes por cierto, pero que
no hablan! ¡Yo creo que a esto debo mi dicha!
¡Oh! ¡Un barco en estas aguas! ¡Es el primero
que veo hace dos años! ¡Y es español! ¡Le
haré señas! No, ¿para qué? ¡Volver tan pobre
como vine!... ¡Jamás! ¡Si tuviera yo familia en
España!... ¡Compañeros! ¡Llevad a mi patria
el último adiós del Capitán Grant! Vaya, vaya
a almorzar. ¡Cangreja! ¡Dominguito!
(Aparecen dos MONOS.)
A servirme el almuerzo.
(Entra en la cabaña, y los MONOS tras él.)
 
 
''Escena VI''
 
 
(SIR CLYRON, MISS KETTY, SOLEDAD, ESCOLÁSTICO,
MOCHILA y el DOCTOR MIRABEL.)
 
 
Mochila
 
Esta isla está habitada.
 
 
Doctor Mirabel
 
Indudablemente. ¿Si será de maoríes?
 
 
Escolástico
 
¡Señores!
(Reparando en el cartel.)
 
 
Sir Clyron
 
¿Qué?
 
 
Escolástico
 
¡Lean ustedes!
 
 
Todos
 
El Capitán Grant.
(Leyendo el cartel.)
 
 
Doctor Mirabel
 
¿Estamos soñando?
 
 
Mochila
 
El Capitán Grant, dice, no hay duda.
 
 
Doctor Mirabel
 
¡Ya ha parecido!
 
 
Sir Clyron
 
Donde menos lo esperábamos saltar el conejo.
 
 
Mochila
 
¡Y el tesoro estará también aquí! ¡Un abrazo!
(Abrazando a SIR CLYRON.)
 
 
Doctor Mirabel
 
¡Qué felicidad tan inesperada!
(Abrazando a SOLEDAD.)
¡Ah! usted dispense.
 
 
Escolástico
 
¡Ya pareció vuestro tío! ¡Alegraos!
 
 
Soledad
 
(Preocupada.)
Sí.
 
 
Escolástico
 
Sí, ya nos alegramos.
(Ídem.)
 
 
Mochila
 
Acaso viva en esta choza. Entremos. ¡Capitán!
¡Capitán!
 
 
''Escena IX''
 
 
(Dichos, el CAPITÁN GRANT.)
 
 
Capitán Grant
 
¿Quién llama?
 
 
Sir Clyron
 
¡Amigo mío!
(Abrazándole.)
 
 
Capitán Grant
 
¡Sir Clyron! ¡Ketty! ¿Cómo es esto?
 
 
Sir Clyron
 
La documenta que usté arrojar al mar encontrarla
este caballero y venir todos a buscarle.
 
 
Capitán Grant
 
Gracias, señores.
 
 
Sir Clyron
 
Esperarle otra sorpresa. Aquí tener a sus sobrinos.
 
 
Soledad
 
(¡La gorda!)
 
 
Capitán Grant
 
¿Los sobrinos de quién?
 
 
Sir Clyron
 
¡Los de usté!
 
 
Capitán Grant
 
¡Yo no tengo sobrinos!
 
 
Mochila
 
¡Eh!
(Volviéndose a SOLEDAD y ESCOLÁSTICO.)
 
 
Doctor Mirabel
 
¿Cómo?
 
 
Sir Clyron
 
¿Qué?
 
 
Capitán Grant
 
A no ser que hayan nacido después de estar
yo aquí.
 
 
Sir Clyron
 
¿Ostedes haber nacido después?
 
 
Soledad
 
No señor, nacimos antes.
 
 
Escolástico
 
Un poco antes.
 
 
Soledad
 
(Se lleva a un lado al CAPITÁN GRANT.)
Caballero, por venir a buscar a usted, hemos
dicho que éramos sus sobrinos; no nos desmienta usted. Por Dios, somos novios, necesitamos
la protección de Sir Clyron, y si
supiera que le habíamos engañado, tal vez se
incomodaría.
 
 
Capitán Grant
 
Por mí no hay inconveniente.
 
 
Soledad
 
¡Tío!
(Abrazándole.)
¡Ven, Escolástico!
 
 
Escolástico
 
¡Tío!
(Se abrazan.)
 
 
Capitán Grant
 
¡Sobrinos de mi corazón!
(Siguen abrazándose.)
 
 
Mochila
 
¿Pero por qué negaría este hombre su parentesco?
 
 
Sir Clyron
 
En cuestiones de familia: mí no mezclarme
nunca.
 
 
Mochila
 
(A SIR CLYRON.)
¿Por qué no le pregunta usté por
el tesoro?
 
 
Sir Clyron
 
(Ser poco delicado hablar ahora de intereses.)
 
 
Mochila
 
(Bueno, esperaremos un rato.)
 
 
Sir Clyron
 
Nosotros vivir en esta isla hasta encontrar
ocasión de regresar a Europa. ¿Osté ya desear
mucho volver a España?
 
 
Capitán Grant
 
¿Yo? No pienso en semejante cosa.
 
 
Mochila
 
¿Cómo?
 
 
Doctor Mirabel
 
¿Eh?
 
 
Sir Clyron
 
¿Qué dice?
 
 
Capitán Grant
 
Estoy aquí perfectamente.
 
 
Mochila
 
Entonces por qué diablos echó usté al mar
aquel papel pidiendo que vinieran a buscarle?
 
 
Capitán Grant
 
Porque al principio creí morirme aquí solo;
pero luego me he acostumbrado de tal manera,
que la gente me es odiosa.
 
 
Todos
 
Muchas gracias.
 
 
Capitán Grant
 
No lo digo por ustedes, a quienes estoy muy
agradecido. Pero reflexionen un momento. Yo
soy el dueño absoluto de esta isla, nadie me
manda, nadie me molesta, soy dichoso, ¿y en
España, qué me espera?
 
 
Mochila
 
No insistamos, señores, si es su gusto quedarse,
que se quede. (Así tocaremos a más del
tesoro). Casi tiene usted razón, aquello es
muy malo.
 
 
Capitán Grant
 
Siempre lo mismo, ¿eh?
 
 
Mochila
 
Lo mismo o peor.
 
 
Capitán Grant
 
Decididamente me quedo.
 
 
Soledad
 
Lo siento mucho, tío.
 
 
Capitán Grant
 
Gracias; sobrina mía.
(Haciéndole una caricia.)
 
 
Escolástico
 
¡Tío!
 
 
Capitán Grant
 
Tan decidido estaba a no marchar de aquí, que
poco antes de llegar ustedes vi un barco español
por aquella parte de la costa, y ni siquiera
procuré hacerme presente.
 
 
Mochila
 
¿Un barco español?
 
 
Capitán Grant
 
Una goleta.
 
 
Doctor Mirabel
 
¿Ha desaparecido?
 
 
Capitán Grant
 
Debe haber anclado detrás de aquel promontorio.
 
 
Mochila
 
¡Hagámosle señales! ¡Es nuestra salvación!
 
 
Todos
 
¡Sí!
 
 
Capitán Grant
 
Pero oigan ustedes; si no tenían dónde embarcarse,
¿cómo me animaban a volver a España?
 
 
Doctor Mirabel
 
Tiene razón.
 
 
Mochila
 
Porque con dinero se consigue todo y como
contábamos con el tesoro de usted... (Me parece
que más oportunamente no he podido
nombrárselo.)
(A SIR CLYRON.)
 
 
Capitán Grant
 
¡El tesoro! ¡me lo han robado!
 
 
Todos
 
¿Eh?
 
 
Capitán Grant
 
Pues si tuviera el tesoro, ya lo creo que volvería
a España. Con dinero se está bien en todas
partes.
 
 
Mochila
 
¡Esto ha sido una farsa para que viniéramos a
buscarle!
 
 
Capitán Grant
 
Juro a ustedes que hasta hace dos días fui dueño
de un tesoro inmenso que me ha sido robado
no sé por quién, pues ninguna persona
que yo haya visto ha pisado esta isla.
 
 
Doctor Mirabel
 
¡Los maoríes! ¡Ellos han sido!
 
 
Mochila
 
¡Es posible!
 
 
Doctor Mirabel
 
Es seguro. Por eso, al decirme que en la consagración
me entregarían todas las riquezas
de la tribu, hablaron de una adquisición que
habían hecho recientemente.
 
 
Mochila
 
¿Y qué hacemos?
 
 
Doctor Mirabel
 
Volver a la gruta de las meditaciones, dejar
que me consagren, coger el tesoro y huir en
ese barco español, si conseguimos que vengan
en nuestro auxilio.
 
 
Capitán Grant
 
Entonces me voy con ustedes.
 
 
Todos
 
¡A llamarle! ¡A llamarle!
(Vanse TODOS agitando los pañuelos. Los dos MONOS,
que han estado observando, los siguen haciendo
lo mismo.)
 
 
Mutación
 
 
''Cuadro Decimoctavo''
''«El tesoro»''
 
 
Un gran templo maorí.
 
 
''Escena Última''
 
 
(SIR CLYRON, MOCHILA, ESCOLÁSTICO, el
DOCTOR MIRABEL y el CAPITÁN GRANT. A poco
de levantarse el telón, van saliendo SACERDOTES
y GUERREROS, que se colocan ocupando todo
el templo. El DOCTOR MIRABEL, vestido de jefe
maorí con rico traje de ceremonia. Consagración
del jefe maorí. Baile. Golpe de campana chinesca.
Movimiento general. Entran varios MARINEROS y
cogen el tesoro. y el CAPITÁN GRANT.)
 
 
Mochila
 
¡A la cárcel todo el mundo!
 
 
Doctor Mirabel
 
Taboí.
(Todos los MAORÍES agitan sus armas contra MOCHILA.)
Taboú.
(TODOS se inclinan de rodillas.)
Me había equivocado ¡Si no rectifico a tiempo les
degüellan Capitán, ¿es este tesoro el de usté?
 
 
Capitán Grant
 
El mismo.
 
 
Doctor Mirabel
 
Entonces es nuestro; andando con él.
(Cogen el cofre los MARINEROS y se lo llevan.)
 
 
Mochila
 
Lo ocultaré por si acaso.
(Suena un cañonazo.)
 
 
Doctor Mirabel
 
¡La señal! El buque nos espera, volvamos a
España.
 
 
Mochila, Escolástico y Capitán Grant
 
¡A España!
 
 
'''Música (N.º 29)'''
'''Baile Final y Coro'''
 
 
A España ricos ya por fin
 
volvemos hoy cruzando al mar;
 
(Al público.)
 
si es que al partir aplaudes tú
 
no habrá temor de naufragar.
 
 
 
'''Fin de la Novela'''
'''cómico-lírico-dramática'''
Usuario anónimo