Diferencia entre revisiones de «Categoría:Autores-D»

4437 bytes eliminados ,  hace 11 años
Deshecha la edición 190926 de 201.229.226.109 (disc.)
(Deshecha la edición 190926 de 201.229.226.109 (disc.))
{{índice autores}}
 
{{InterLanguage-AuthorsByLetter|D}}
 
 
 
<nowiki>'''''== Problemas básicos en Las Terrenas de Samaná chocan con indiferencia estatal
Una laboriosa y pacífica comunidad turística clama por acciones y no más promesas</nowiki> <nowiki><nowiki>Inserte aquí texto sin formato</nowiki><math><math>Escriba aquí una fórmula</math></math></nowiki>=='''''''''''''''Insertar texto''''''''''
Escrito por: ODALIS MEJIA
Las Terrenas, Samaná. Ser uno de los lugares de gran atractivo turístico del país, no es suficiente para que las autoridades presten la debida atención al municipio de Las Terrenas, en Samaná, donde el deterioro de su principal vía de acceso, la falta de ofertas educativas, agua potable, saneamiento e infraestructuras básicas, están entre las principales limitantes de su desarrollo.
La carretera que comunica hacia Las Terrenas está deteriorada en casi toda su extensión de alrededor de 20 kilómetros. Con grandes hoyos, pérdida de capa asfáltica y derrumbes convierten el tránsito en esa vía en muy peligroso, sobre todo porque es una zona elevada y por ende, de precipicios.
Chóferes del transporte público y privado se quejan del poco interés de las autoridades en resolver ese problema que aseguran lleva más de diez años. Además muchas calles del municipio están deterioradas.
“Aquí sólo vienen y hacen promesas. Nosotros nos hacemos de la vista gorda cuando cruzamos por allí, pero entendemos que ya es momento de que nos quejemos”, expresó José Crisóstomo, dirigente de la Asociación de Choferes de Transporte Turístico de Las Terrenas.
Saneamiento y agua potable
Otro problema es la recogida de la basura que no se hace de manera regular, por lo que los desperdicios se amontonan en las calles.
Además, está el desborde de la cañada Caño Seco que atraviesa gran parte del centro del municipio y va a parar a la playa, arrastrando en su trayecto desperdicios de todas clases, incluyendo animales muertos.
Cuando llueve el problema aumenta, afectando los comercios y residencias próximas.
Según Mario Rodríguez, propietario del restaurante El Cayuco, por esto se contamina la playa y el arrecife de coral ha muerto.
El problema data de varios años, pues Rodríguez lleva 16 trabajando allí y siempre ha tenido que luchar contra la polución. Aconseja a las personas no bañarse en la playa cuando la cañada se desborda.
Con relación al agua potable, muchos residentes, sobre todo los comercios, se abastecen a través de pozos subterráneos, los cuales son perforados por iniciativa particular, pero tienen que pagar 4,500 pesos al mes por su explotación al Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarrillado.
Las frases
Luis Echavarría
Las autoridades no tienen interés de resolver los verdaderos problema de Las Terrenas”.
José Martínez
Uno se ha hecho de la vista gorda aquí, pero ya ta’ bueno debemos hacer algo”.
Infraestructura
Otro de los problemas citados es la falta de equipamiento del hospital municipal. Según Pedro José Martínez, chofer privado, en ocasiones no hay ni gasas ni los equipos mínimos para dar asistencia médica en caso de urgencias. Las personas tienen que acudir a centros privados.
Además, en la zona de playa de Las Terrenas no existen baños públicos, bancos y senderos que faciliten el uso de este hermoso balneario.
Educación
Para Mari Vicioso, empleada privada, uno de los problemas mayores de Las Terrenas es la falta de una oferta educativa que se vincule al turismo. Cita como ejemplo que no existe en el municipio una escuela de idiomas y explica que para aprender una lengua extranjera, algunos tienen que salir de la comunidad o buscar servicios privados.
Tampoco, dice, existen centros donde se impartan cursos de hostelería. No hay cines, clubes o teatros. Contrario a esto proliferan los centros de expendios de bebidas alcohólicas.
Haitianos
Otro inconveniente que se vive en Las Terrenas es una presencia masiva de haitianos y que, contrario a otras regiones, muchos de éstos se ven involucrados en acciones delictivas.
Esta situación preocupa a muchos que entienden que éstos extranjeros además representan una competencia desleal en mano de obra. Esto sumado a que la situación del turismo no es tan buena como en épocas anteriores, lo que limita la cantidad de empleos y generación de divisas para los criollos y extranjeros, según expresan Daniela Rodríguez y Rafael González, empleados hoteleros, quienes creen que eso contribuye con la delincuencia.
18 264

ediciones