Diferencia entre revisiones de «Memnon, o la cordura humana»

No hay cambio en el tamaño ,  hace 11 años
sin resumen de edición
m (robot Añadido: ro:Memnon)
 
Pusósele en la cabeza á Memnon un dia la desatinada idea de ser
completamente cuerdo: que pocos hombres hay á quien no haya pasado por la cabeza semejante locura. Memnon discurria así: Para ser muy cuerdo, y á conseqüencia muy feliz, basta con no dexarse arrastrar de las pasiones: cosa muy fácil, como nadie ignora. Lo primero, nunca he de querer á mugermujer ninguna, y en viendo una beldad acabada diré en mi interior: Un dia se ha de arrugar ese semblante; ese turgente y redondo pecho se ha de tornar fofo y lacio; esa tan bien poblada cabeza ha de quedarse calva: y me basta con mirarla desde ahora como la he de ver entónces, para que esa linda cabeza no me haga perder la mia.
 
 
Usuario anónimo