Diferencia entre revisiones de «Luchana : 16»

53 bytes añadidos ,  hace 11 meses
m
Bot: sustitución de la plantilla: Encabezado
 
m (Bot: sustitución de la plantilla: Encabezado)
 
{{encabe
{{encabezado|[[Luchana]] : 16|[[Benito Pérez Galdós]]}}
|título=[[Luchana]] : 16
{{encabezado|[[Luchana]] : 16|autor=[[Benito Pérez Galdós]]}}
|notas=}}
<div style='text-align:justify'>
 
<p>Seguramente no se equivocaba la ni&ntilde;a al pensar que gente mejor que aquella no exist&iacute;a en el mundo. &iexcl;Qu&eacute; diferencia de Jacoba! No pod&iacute;a desconocer que el cambio de tutela hab&iacute;a sido felic&iacute;simo, aunque se hubiera efectuado en las circunstancias m&aacute;s tristes de su vida. Hab&iacute;a pasado del infierno al cielo: verdad que era un cielo sin Dios, porque este se le hab&iacute;a quedado por all&aacute;, en regiones desconocidas, perdido en lontananzas tenebrosas. La temporada de Bermeo fue relativamente grata para la joven, porque all&iacute; recobr&oacute; la salud y adquiri&oacute; un gran amigo que le reh&iacute;zo el alma, no combatiendo de frente su dolor, sino suaviz&aacute;ndolo con tristezas calmantes, despu&eacute;s con melanc&oacute;licas dulzuras; arrull&aacute;ndola con acentos de vaga poes&iacute;a; entreteni&eacute;ndola con juegos y ejercicios muy saludables; templando sus nervios y regalando su imaginaci&oacute;n con espect&aacute;culos pl&aacute;cidos o sublimes; asust&aacute;ndola a veces un poquito, como para fortificar su innata valent&iacute;a: este amigo era el mar.</p>
116 685

ediciones