Diferencia entre revisiones de «Mendizábal/7»

53 bytes añadidos ,  hace 1 año
m
Bot: sustitución de la plantilla: Encabezado
Sin resumen de edición
 
m (Bot: sustitución de la plantilla: Encabezado)
{{encabe
{{encabezado|[[Mendizábal]] : 7|[[Benito Pérez Galdós]]}}
|título=[[Mendizábal]] : 7
|autor=[[Benito Pérez Galdós]]
|notas=}}
<div style='text-align:justify'>
 
<p>Aunque desconcertados por la en&eacute;rgica manifestaci&oacute;n de Caballero, que al fin hubo de condenar las bajas intrigas, no cejaron Iglesias y L&oacute;pez en su prop&oacute;sito de catequizar al joven Calpena. A&uacute;n insisti&oacute; D. Joaqu&iacute;n en que entregase el <em>l&iacute;o</em> a D. Eugenio Aviraneta, sin pensar en hacerlo cisco, como le aconsejara Ferm&iacute;n con implacable rigor; y m&aacute;s atrevido Iglesias, propuso al joven, no que pusiese en sus manos lo que era objeto de tantas cavilaciones, sino que permitiera ver su contenido, prometiendo ambos guardar profundo secreto sobre lo poquito que examinar pudiesen. Negose resueltamente D. Fernando, y ellos invocaron los principios liberales que sin duda el joven profesaba; los grandes intereses del pueblo, al cual todos pertenec&iacute;an; y a&ntilde;adiendo a los halagos las promesas, ofrecieron traerle antes de tres d&iacute;as una credencial de ocho mil reales en cualquier Ministerio, si a satisfacer su ardiente curiosidad se prestaba. Pero ni las demostraciones de amistad, ni las ofertas de colocaci&oacute;n, quebrantaron la delicada entereza de D. Fernando, el cual decididamente, con frase categ&oacute;rica y un tanto &aacute;spera, les quit&oacute; toda esperanza, alent&aacute;ndole en esto su amigo Hillo con muecas y manotadas expresivas. Repleg&aacute;ronse de mal talante los patriotas al cuarto de Iglesias, y lo primero que hizo D. Fernando al entrar en el suyo fue guardar bajo llave, en los seguros cajones de una c&oacute;moda, el contenido de su ba&uacute;l, o aquella parte que conven&iacute;a poner a cubierto de cualquier sorpresa.</p>
120 217

ediciones