Diferencia entre revisiones de «Página:Sub Sole.pdf/29»

No hay cambio en el tamaño ,  hace 8 meses
 
Estado de la páginaEstado de la página
-
Corregido
+
Validado
Cuerpo de la página (para ser transcluido):Cuerpo de la página (para ser transcluido):
Línea 1: Línea 1:
 
boda. La magnífica chalupa que los conducía de regreso del puerto era de su propiedad i volaba sobre las aguas, impulsada por sus ocho remos como una rauda gaviota.
 
boda. La magnífica chalupa que los conducía de regreso del puerto era de su propiedad i volaba sobre las aguas, impulsada por sus ocho remos como una rauda gaviota.
   
{{brecha}}De repente, su rostro transfigurado por una felicidad suprema se ensombreció. Conservando en la diestra la navaja i el portamonedas, su mirada se clavó en el náufrago dura í fulgnrante como la hoja de un puñal. Mientras hacia jugar el muelle del arma, aquel rostro juvenil vuelto hacia él con espresion de angustiosa terror, le pareció el jenio del mal que surjía de su antro, en las profundidades, para airebatarle la felicidad. Un simple tajo en el cauchuc del salvavidas i aquel obstáculo desaparecia para siempre. Durante un minuto vaciló. Todo lo que en él habia de jeneroso i noble pugnó por sobreponerse en la terrible lucha que se libraba en su corazon. Un
+
{{brecha}}De repente, su rostro transfigurado por una felicidad suprema se ensombreció. Conservando en la diestra la navaja i el portamonedas, su mirada se clavó en el náufrago dura i fulgurante como la hoja de un puñal. Miéntras hacia jugar el muelle del arma, aquel rostro juvenil vuelto hacia él con espresion de angustiosa terror, le pareció el jenio del mal que surjía de su antro, en las profundidades, para arrebatarle la felicidad. Un simple tajo en el cauchue del salvavidas i aquel obstáculo desaparecia para siempre. Durante un minuto vaciló. Todo lo que en él habia de jeneroso i noble pugnó por sobreponerse en la terrible lucha que se libraba en su corazon. Un golpe sordo en el agua hízolo estremecer. Un gran pájaro marino se levantaba de un círculo de hirviente espuma, llevando en su férrea pico un vívido i plateado pez. Siguió al ave en su vuelo i, de súbito, su cuerpo vibró de pies a cabeza, como si hubiese recibido el choque de una corriente galvánica. En el blanco velámen del barco, hundiéndose en el horizonte, vió al ballenero que volvía: Sus ojos adquirieron otra vez aquella inmóvil fijeza. Contemplaba de nuevo a Magdalena ataviada con su traje de novia, pero ya no era el el que estaba a su lado, junto al lecho nupcial, sino el otro. Mirábala sonreír, miéntras aquel rostro bestial, convulso por el deseo, se
golpe sordo en el agua hízolo estremecer. Un gran pájaro marino se levantaba de un círculo de hirviente espuma, llevando en su férrea pico un vivido i plateado pez. Siguió al ave en su vuelo i, de súbito, su cuerpo vibró de pies a cabeza, como si hubiese recibido el choque de una corriente galvániea. En el blanco velámen del barco, hundiéndose en el horizonte, vió al ballenero que volvía: Sus ojos adquirieron otra vez aquella inmóvil fijeza. Contemplaba
 
de nuevo a Magdalena ataviada con su traje de novia, pero ya no era el el que estaba a su lado, junto al lecho nupcial, sino el otro. Mirábala sonreír, miéntras aquel rostro bestial, convulso por el deseo, se