Diferencia entre revisiones de «Página:Sub Sole.pdf/27»

 
Estado de la páginaEstado de la página
-
Corregido
+
Validado
Cuerpo de la página (para ser transcluido):Cuerpo de la página (para ser transcluido):
Línea 1: Línea 1:
su curiosidad. A medida que se aproximaba, su estrañeza se convertía en asombro. Luego, toda duda fuéle ya imposible: lo que sobresalia del agua a pocos metros de él era la cabeza de un hombre. Se acercó un poco mas, i un espectáculo estrano se presentó ante su vista. Un jóven, casi un nino, completamente desnudo yacia sumerjido hasta el cuello en las frías i salobres ondas. Su posicion casi vertical se debia a un salvavidas sujeto debajo de los brazos, en el que se destacaba con letras azules este nombre: Fany.
+
su curiosidad. A medida que se aproximaba, su estrañeza se convertía en asombro. Luego, toda duda fuéle ya imposible: lo que sobresalia del agua a pocos metros de él era la cabeza de un hombre. Se acercó un poco mas, i un espectáculo estrano se presentó ante su vista. Un jóven, casi un niño, completamente desnudo yacia sumerjido hasta el cuello en las frías i salobres ondas. Su posicion casi vertical se debia a un salvavidas sujeto debajo de los brazos, en el que se destacaba con letras azules este nombre: Fany.
   
 
{{brecha}}Es un desertor pensó Sebastian, recordando la
 
{{brecha}}Es un desertor pensó Sebastian, recordando la
Línea 7: Línea 7:
 
altas horas de la noche. Mas, el fujitivo no habia contado con la frialdad del agua ni con la engañosa proximidad de la costa.
 
altas horas de la noche. Mas, el fujitivo no habia contado con la frialdad del agua ni con la engañosa proximidad de la costa.
   
 
{{brecha}}Sebastian contempló el cuerpo amoratado i ríjido que se destacaba a traves del agua trasparente, i viendo que las azules pupilas del náufrago se clavaban en las suyas suplicantes, le dirijió algunas palabras en esa jerga tan comun a la jente de mar. Pero de aquella boca, cuyos labios recojidos mostraban los blancos dientes, no brotó ningun sonido. La vida
{{brecha}}Sebastian contempló el cuerpo amoratado i ríjido
 
que se destacaba a traves del agua trasparente, i viendo que las azules pupilas del náufrago se clavaban en las suyas suplicantes, le dirijió algunas palabras en esa jerga tan comun a la jente de mar. Pero de aquella boca, cuyos labios recojidos mostraban los blancos dientes, no brotó ningun sonido. La vida