Enciclopedia Chilena/Historia/Panamericanismo, Su evolución y función actual

ECH 1793 2 - Panamericanismo, Su evolución y función actual.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Evolución y función actual del Panamericanismo
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-1793/2
Título: Panamericanismo, Su evolución y función actual
Categoría: Historia


(\í\


(¿agua/«¡m 41 W cum Fm AIRSITDES RIVERA NAVARRO

"EL PANAMERICANISMO, SU EVOLUCION Y FUNCION ACTUAL"

El ideal bolivariano de unir a América toda mediante una liga de naciones soberanas sólo fué posible mediante la creación, en 1889-90, de la Unión Internacional de Repúblicas americanas.

Esta unidad ha sido el producto de lento y progresivo desarrollo.

En 1826 el Libertador Simón Bolivar convocó a un Congreso a realizarse en Panamá. Este Congreso tenía por objeto adoptar medidas de seguridad colectiva, contra los posibles ataques de las potencias del Viejo Mundo; y por otra parte, evitar las discusiones internas debidas a lo incierto de las fronteras nacionales.

El Tratado de Unión, Liga y Confederación Perpetua, aunque fracasó en el logro de sus objetivos, constituyó un primer paso en el camino de la consolidación de la unidad Continental.

Este ideal de la unión de los países americanos sólo pudo materializarse en 1889-90 cuando tuvo lugar en Washington, D.C., la I Conferencia Internacional Americana. En ésta Conferencia se estableció la Unión Internacional de las Repúblicas Americanas, llamada a actuar de agencia permanente a través de la Oficina Comercial de las Repúblicas Americanas. El 14 de abril de 1890 señaló el momento en que aquel paso es firme por el camino de la consolidación interamericana tuvo lugar y, desde 1931 esa efemérides viene celebrándose oficialmente como Día de las Américas.

A ésta primera Conferencia asistieron delegados de 18 de las 19 repúblicas americanas, entonces existentes.

Entre las conclusiones más importantes de ésta reunión se pueden nombrar el proyecto relativo a arbitraje que tendía al reconocimiento del arbitraje como un principio de Derecho Internacional de América.

La Conferencia también preparó el camino para la cooperación económica, y el resultado de ésta preocupación fue la creación de la Oficina Comercial de las Repúblicas Americanas, destinada a incrementar el intercambio comercial mediante la obtención y divulgación de informaciones sobre tarifas aduaneras y otros datos comerciales.

"En cada una de las diez grandes Conferencias — Conferencias Internacional Americanas y Conferencias Interamericanas — efectuadas entre 1890 y 1969, la base del Sistema Regional fue ampliada más allá de lo comercial y lo jurídico y nuevas responsabilidades surgidas de las crecientes necesidades de la comunidad americana, fueron incorporándose".

En así como a fin de conjurar los grandes azotes de la fiebre amarilla y la malaria, fué convocada una Conferencia Sanitaria de carácter internacional. De la misma surgió, en 1902, la Oficina Sanitaria Panamericana. Pronto, la cooperación en el campo cultural no tardó en seguir a la ya existentes en los órdenes comercial y jurídicos. También comenzaron a celebarse muchos Congresos y Reuniones de intercambio cultural y de acción cooperativa en beneficio de la infancia, el bienestar social y la educación pública, así como en los órdenes legal y científico.

En 1910, la Oficina Comercial de las Repúblicas Americanas recibe el nombre de Unión Panamericana y queda instalada en el nuevo y magnífico edificio de marmol blanco conocido con el nombre de "Casa de las Americas".

Con el advenimiento de la primera guerra mundial surgió el problema de la defensa de los países americanos. Cada país, fué dejado en libertad para defender su soberanía. Al término del conflicto bélico quedó en evidencia que la acción unilateral no podía salvanguardar la integridad de las naciones de América. Como también, que los conflictos, entre los Estados Americanos los hacía a todos más volubles a los posibles ataques extranjeros.

Un paso importante en éste sentido fué dado por la Quinta Conferencia Internacional Americana de 1923, cuando se suscribió el Tratado para evitar o prevenir Conflictos, conocido también por Tratado Gondra. Cinco años más tarde fué fortificado éste Tratado, por otro sobre arbitraje en la Conferencia Internacional Americana de Conciliación y Arbitraje.

En 1933 las relaciones jurídicas entre las Repúblicas americanas fueron fortificadas con la aceptación del principio de la igualdad entre los Estados y dejan establecido que ninguno tiene derecho a intervenir en los asuntos internos o externos de los demás. Tres años más tarde, mediante la Convención sobre el Mantenimiento, Afianziamiento y Restablecimiento de la Paz, los Estados americanos reconocían la responsabilidad colectiva de el mantenimiento de la paz y la seguridad Continental.

En la Octava Conferencia Internacional de Lima, Perú, en 1936, se adoptó el procedimiento de Consulta.

En el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, el éxito de la defensa del Continente Americano dependió en gran parte, del resultado de la política adoptada en las tres sucesivas reuniones de Consulta.

El principio de defensa mutua, adoptado en la Segunda Reunión de Consulta de la Habana, Cuba, implicaba que un ataque a cualquier de las naciones americanas se consideraría como un acto de agresión a todos los Estados Americanos.

Con posterioridad, por medio del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tratado de Río) de 1947, se adoptó un sistema de seguridad colectiva del Hemisferio Occidental.

La Novena Conferencia Internacional Americana celebrada en Bogotá (Colombia), constituye el punto cresciente de la evolición del Sistema Interamericano; al adoptar una Carta que le dá forma y extructura jurídica a su organización. Este documento fué adoptado definitivamente con el nombre de Carta de la Organización de los Estados Americanos.

La Carta en cuestión integra en forma concreta, un conjunto de principios, propósitos y políticas que había venido elaborándose desde 1890. La Unión Panamericana, a partir de entonces, pasó a ser la Secretaría Permanente de la Organización de los Estados Americanos, anteriormente llamada Unión de Repúblicas Americanas.

Además ésta Conferencia dió dos pasos decisivos para el futuro de la Organización: la consolidación de numerosos tratados y convenciones, desde 1890 a la fecha, en el Tratado Americano de Soluciones Pacíficas y la firma de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre.

A partir de 1950 la OEA avanzó hacia nuevos horizontes en consecusión de vitales objetivos para los pueblos de éste Continente.

Para elevar las normas económicas, sociales y culturales de sus pueblos, emprendieron, los Estados americanos, programas de vital importancia, como son: el mejoramiento del nivel de vida rural, de los cultivos, ganados y abastecimientos de comestibles; salud pública y salubridad; vivienda y urbanismo, y la preparación de vastos plan de mano de obra. Con este fin se estableció el programa de Cooperación Técnica que, después de quince años, constituye uno de los capítulos más importantes de la Historia del Panamericanismo.

El año 1956, marca otro hito importante dentro de la historia del Sistema Interamericano. En julio de ese año se reunen en la capital de Panamá los Presidentes del las Repúblicas de América, en conmemoración del 130° aniversario del Congreso de Panamá. En ésta reunión se dá a luz la Declaración de Panamá, la cual exige de los Estados Americanos un esfuerzo intenso y cooperativo para hacer que la libertad humana y las condiciones de vida justas y decorosas sean una realidad para todos los pueblos de América. Esta reunión así planteada constituyó un punto de partida de mucha importancia para la futura evolición del Sistema Interamericano; ya que plantea un programa y una política adecuada para combatir el enemigo secular de los americanos: hambre, pobreza, ignorancia, enfermedad y miseria humana. Es así como, dos años más tarde, el entonces Presidente del Brasil, Excmo. Sr. Juscelino Rubitschek propone un decisivo plan de acción conocido con el nombre de "Operación Panamericana", en el que se pone, especial énfasis en los aspectos económicos, sociales y morales del Continente. A éste efecto el Consego de la OEA estableció un Comité integrado por representantes de las 21 naciones del Continente, con el fin de realizar y movilizar los recursos de América. Este Comité es conocido con el nombre de "Comité de los Veintiuno". Despues de una intensa actividad de éste Comité dá por resultado el "Acta de Bogotá—Medidas para el Desarrollo Social y Económico—dentro del marco de la Operación Panamericana, destinada a convertirse en menos de un año en el fundamento de el que había de descanzar la Alianza para el Progreso.

Ese mismo año—1960—se realizó otro sueño de los fundadores del Sistema Interamericano, se inaugura el Banco Interamericano de Desarrollo, que se propuso por primera vez en la Conferencia de 1889-90.

La década que se inició en 1960 marca una era de progreso para el Sistema Interamericano.

Durante el año 1961, la solidaridad económica del Continente quedó fortalecida por la envergadura de las labores del Banco Interamericano de Desarrollo que, al concluir su primer financiamiento, llevó a la práctica una aspiración interamericana acariciada por más de medio siglo.

Ese mismo año, el entonces Presidente de los Estados Unidos de América, Excmo Sr. John F. Kennedy propone un plan de tal magnitud que trasciende todos los otros eventos en magnitud y proyección. Este famoso plan es conocido con el nombre de "Alianza para el Progreso", establecida dentro del marco de la Operación Panamericana, de acuerdo a las bases acordadas en el Acta de Bogotá. La Alianza para el Progreso se convierte en realidad cuando la OEA establece la Alianza al aprobar, el 17 de agosto de 1961, la Carta de Punta del Este y la Declaración de los Pueblos de América (Véase:"Alianza para el Progreso").

Con la incorporación de la República de Cuba a la extructura marxista-leninista y su aliniamiento oficial con la política exterior de las potencias comunistas condujo al Sistema Interamericano a enfrentar una nueva forma de intervención. Con éste fin se reunió en Punta del Este, Uruguay, la Octava Reunión de Consulta. En ella la OEA tomo una acción decisiva para fortalecer la unidad continental y las instituciones democráticas contra el ataque de las potencias comunistas, excluyendo de la Organización al actual Gobierno de Cuba. Con este fin la OEA reafirmó que, la adhesión de cualquier país americano a la ideaología marxista-leninista era inaceptable con el Sistema Interamericano.

En 1963 se creo el Comité Interamericano de la Alianza para el Progreso (CIAP) con el objeto de establecer un grupo ejecutivo y coordinador que daría mayor impulso a la Alianza. La labor fundamental de la CIAP es fomentar el desarrollo económico y social de las naciones de la America Latina. Promover el esfuerzo de ayuda interna y estimular reformas en el Sistema fiscal, agrario y en otros campos.

En 1964, al cumplirse tres años de la implantación de la Alianza para el Progreso "se había construido 225,000 viviendas para familias de bajos ingresos y 25,000 aulas para nuevas salas de clases, etc, etc.".

A pesar de éste cuadro lisonjero del Sistema Interamericano, la realidad de la época actual está demostrando que algo anda mal. La mayor parte de los Gobiernos Americanos, y en especial Chile, han criticado la inoperancia de ciertos mecanismo del Sistema Interamericano. La próxima reunión de Río presentará, sin lugar a dudas, nuevos cambio en la Carta de la Organización de los Estados Americanos.

BIBLIOGRAFIA


MAGNET, ALEJANDRO,.... "ORIGINES Y ANTECEDENTES DEL PANAMERICANISMO". Santiago, 1945.
MANGER, WILLIAM",........ "LA ORGANIZACION DE LOS ESTADOS AMERICANOS. Antecedentes históricos, propósitos y principios, situación actual y perspectivas inmediatas". (en Academia Interamericana de Derecho Comparado e Internacional. La Habana, Cuba, 1960. v. 8, p. 7-56).
UNION PANAMERICANA. SECRETARIA GENERAL DE LA OEA, "EL SISTEMA INTERAMERICANO" Su evolución y función actual". Washington, D. C., 1963.
UNION PANAMERICANA. SECRETARIA GENERAL DE LA OEA, "LA HISTORIA DEL PANAMERICANISMO DESDE 1826". Washington, D. C., 1965.