Enciclopedia Chilena/Historia/Panamericanismo, Antecedentes del

ECH 1793 1 - Panamericanismo, Antecedentes del.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Antecedentes del Panamericanismo
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-1793/1
Título: Panamericanismo, Antecedentes del
Categoría: Historia


Panamericanismo
1) "ANTECEDENTES DEL PANAMERICANISMO"

El movimiento panamericano ha sido definido por Eugene Pépin como "un vasto movimiento de solidaridad democrática continental que tiende hacia una unión de todas las repúblicas americanas sobre un pié de perfecta igualdad jurídica y completa independencia, con el fin de asegurar y mantener la paz sobre el continente y, al mismo tiempo, facilitar y desarrollar relaciones de todo órden entre estas Repúblicas".

Ahora bien, para llegar a este estado el Panamericanismo ha tenido como antecedentes una serie de fases que es preciso conocer para darse cuenta de su evolución.

Para poder ver realizado el Primer Congreso Panamericano, los países de América Latina realizaron una serie de esfuerzos que se remontan a los primeros años del siglo XIX. Es así como el primer antecedente se encuentra en la emancipación americana que, en su lucha contra la metrópoli, solidarizando las aspiraciones de un continente, fué la razón primaria de los esfuerzos en pos de la unión de los Estados Americanos.

Una vez surgida a la vida independiente, surjen nuevos problemas para éstos países. Las Potencias europeas creen hayar un campo fértil para crear en América un nuevo Imperio Colonial. Con ello, encuentran los países americanos nuevos factores y objetivos en su lucha por la unión.

El Presidente Monroe, de los Estados Unidos, en su Mensaje Anual al Congreso de su país, el 2 de diciembre de 1823, afirmaba que "los Continentes Americanos por la condición libre e independiente que han conquistado y que ellos mantienen, no deben ser considerados ya como susceptibles de colonización por ninguna potencia europea", y agregaba "Toda intervención de un Estado de Europa contra los Estados de América, que tenga por objeto ya sea conseguir su sometimiento, o ejercer una acción sobre sus destinos será considerada como una acción hostil vis a vis a los Estados Unidos". Esta doctrina estaba destinada a impedir, en parte, que la Santa Alianza ayudara al rey de España a reconquistar sus antiguas colonias.

En la misma época, el Libertador Simón Bolivar, sostenía la iniciativa de reunir un Congreso, con la participación de las Repúblicas Americanas en Panama, en 1826. Con anterioridad el Libertador, como gobernante de la Gran Colombia, había suscrito varios tratados bilaterales con México, Perú, Chile, Argentina y la América Central. Con estos antecedentes se llegó al Congreso de Panamá. Esta reunión tenía como objeto de conseguir la paz y la seguridad de América. Dicho Congreso se realizó en la fecha indicada, con la asistencia de representantes de México, la América Central, la Gran Colombia y el Perú. Además, llegaron con carácter de observador los representantes de Holanda y Estados Unidos e Inglaterra. Estados Unidos que había enviado dos representantes, uno no alcanzó a llegar y el otro murió de fiebre en Colombia.

En el Congreso de Panamá se suscribió un "Tratado de unión, liga y confederación perpetua entre todos los Estados americanos representados". También, el tratado se declaraba abierto a la adhesión de todos los demás países americanos que no habían concurrido a su elaboración. El tratado debía ser ratificado al año siguiente en una reunión a celebrarse en Tacubaya, pequeño pueblecito cercano a la capital de México. Es así como el 10 de enero de 1827 se reunió una nueva asamblea con representantes de Colombia, América Central y México, Además de un observador norteamericano y otro holandés. Esta reunión demostró cuan frágil había sido el Congreso de Panamá, ya que además de no ser ratificado el tratado por los países signatarios, México como organizador no demostró mayor interés. Las recomendaciones y otros acuerdos quedaron sólo en el papel. Aquí se inicia la serie de intentos fallidos por una Unión Política y Comercial de los Estados Americanos.

Otro intento de unión lo encontrarnos en el Congreso realizado en Lima entre los años 1847 y 1848 . Sus antecedentes se encuentran en la revuelta que derrocó al Presidente Flores de Ecuador. El ex presidente tuvo que partir al exilio. Lo hizo hacia Europa donde fué recibido, en Francia, con todos los honores por el Rey de Francia, Luego compró barcos y armas a Inglaterra y almacenó estos pertrechos bélicos en territorio español. Como Flores no poseía la suficiente solvencia eoonómica para incurrir en tan ingentes gastos, se sospecho de inmediato que ello obedecía a un plan extracontinental, para asestar un golpe feroz a América. En vista de ésta circustancia y considerando el Perú que su independencia se encontraba amenazada de una posible invasión, tomó la iniciativa de reunir un Congreso, en su capital, con el fin de contrarrestar el peligro que para todos, significaba la expedición de Flores. Ya que si ésta triunfaba, el poder español adquiría un punto de apoyo en la América del Sur, y se convertía en una amenaza manifiesta para todas las repúblicas.

Es así como el Perú hizo circular una invitación para reunirse en un Congreso a celebrarse en su capital el 9 de noviembre de 1846. En Congreso, según la convocatoria, debía "Fijar de un modo sólido las bases de la futura tranquilidad y seguridad de los pueblos de Sudamérica". Sólo concurrieron plenipotenciarios de cinco naciones: Chile, Nueva Granada, Ecuador, Bolivia y Peru, Ello se debió principalmente ha que el peligro ya había pasado y el Congreso, en el fondo, había perdido su verdadera importancia.

Los países contratantes se comprometían a unirse en una liga y confederación para "sostener la soberanía y la independencia de todos y cada una de ellos; para mantener la integridad de sus respectivos territorios; para asegurar en ellos su dominio y señorío; y para no consentir que se infirieren impunemente a ninguno de ellos ofensas o ultrajes indebidos. Al efecto, se auxiliarán con sus fuerzas terrestres y marítimas y con los demás medios de defensa de que puedan disponer en el modo y término que se estipulan en el presente tratado".

Al igual que otros, éste Tratado no fué ratificado por ninguno de sus signatarios y sus recomendaciones sólo quedaron en el papel.

Minetras se llevaba a efecto el Congreso de Lima, otras negociaciones diferentes, de muy distinta índole se realizaban en los Estades Unidos. El país del norte había adquirido los territorios de Texas y California, que antes habían pertenecido a México. A todo ésto, habían logrado un acuerdo con el Ecuador, mediante el cual, las costas ecuatorianas y las Islas Galópagos quedaban, virtualmente, bajo la protección de los Estados Unidos. Se agrega a ello el interés de los Estados Unidos de construir un canal interoceánico, para lo cual llegó a un acuerdo con Inglaterra. Los Estados Centro Americanos, en cuyo territorio se constmiría dicho canal se sintieron afectado en sus intereses, ya que en las conversaciones preliminares no se les tomó en cuenta. Todas estas causas concurrieron a que los países americanos se sintieran agredidos por los Estados Unidos, y para contrarrestar esta amenaza se concibió la idea de negociar un pacto, con el fin de formar una alianza defensiva de las repúblicas americanas como una manera de contrarrestar una posible Infiltración anglosajona. Con estos antecedentes se llegó a la formulación por parte del gobierno de Chile, de una invitación para la celebración de un Congreso. Don Antonio Varas en su calidad de Ministro de Relaciones Exteriores de Chile le cupo la iniciativa de la celebración de éste Congreso. La sesión se realizó el 15 de septiembre de 1856 y con el término de la labor de éste Congreso se suscribió un tratado que se denominó Continental, a pesar de que sólo lo firmaron los representantes de Chile, Perú y Ecuador.

El tratado comenzaba por reconocer la entera igualdad civil y comercial de los países signatarios del acuerdo» Después de reglamentar las materias legales y culturales que más interesaban acordar, el Tratado se refería a la necesidad de reformar el sistema monetario y el de pesos medidas, y el de uniformar las leyes y tarifas aduaneras,etc. Finalmente, se entraba de lleno al aspecto político en el cual se trataba la alianza defensiva entre Página:ECH 1793 1 - Panamericanismo, Antecedentes del.djvu/4 Página:ECH 1793 1 - Panamericanismo, Antecedentes del.djvu/5 Página:ECH 1793 1 - Panamericanismo, Antecedentes del.djvu/6