En vano error de dulce engaño espero

En vano error de dulce engaño espero de Fernando de Herrera


 En vano error de dulce engaño espero,   
 y en la esperanza de mi bien porfío,   
 y aunque veo perderme, el desvarío   
 me lleva del Amor a donde muero.   
 

 Ojos de mi deseo, fin postrero,  
 sola ocasión del alto furor mío,   
 tended la luz, romped aqueste frío   
 temor, que me derriba en dolor fiero;   
 

 porque mi pena es tal que tanta gloria   
 en mí no cabe, y desespero cuando  
 veo que el mal no debo merecello,   
 

 pues venzo mi pasión con la memoria   
 y con la honra de saber penando,   
 que nunca a Troya ardió fuego tan bello.