Abrir menú principal



Abre al amor el alma,
niña hechicera;
prefiere a triste calma
grata inquietud:
primavera sin flores
no es primavera;
juventud sin amores
no es juventud.