Abrir menú principal

En la capilla estoy, y condenado
de Luis de Góngora y Argote



En la capilla estoy, y condenado 
a partir sin remedio desta vida; 
siento la causa aun más que la partida, 
por hambre expulso como sitïado. 

Culpa sin duda es ser desdichado; 
mayor, de condición ser encogida. 
De ellas me acuso en esta despedida, 
y partiré a lo menos confesado. 

Examine mi suerte el hierro agudo, 
que a pesar de sus filos me prometo 
alta piedad de vuestra excelsa mano. 

Ya que el encogimiento ha sido mudo, 
los números, Señor, deste soneto 
lenguas sean y lágrimas no en vano.