El valor de las mujeres: 111

Acto III
Pág. 111 de 164
El valor de las mujeres Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Salen LUCINDO y FINEO, con bastones de generales, cajas y soldados.
FINEO:

  Prósperamente camina
la razón, de honor armada.

LUCINDO:

La condición más airada
del mar, sus montes le inclina.

FINEO:

  Pierde su ferocidad
en estas venganzas solas,
porque sus gigantes olas
se humillen a la verdad.

LUCINDO:

  Mucho te debe mi hermano,
¡oh, generoso Fineo!

FINEO:

Aunque en libralle me empleo,
también de mi parte gano.
  Desde que te descubrí
quién era, Lucindo, sabes
mi pecho, y cosas más graves
osara fiar de ti.
  Pretendo que Otavia sea
su mujer, porque me aguarda
la ventura de Lisarda,
si él en Otavia se emplea.
  Un embajador envío
a conquistar su rigor,
que obligarla con mi amor
constantemente porfío.
  Deseo dar libertad
al Conde, y verle casado,
por estar asegurado
de mi ciega voluntad.
  Hice esta gente que ves,
con que la tuya acompaño.


El valor de las mujeres de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III