El perro del hortelano: 75

Acto Tercero
Pág. 75 de 95
El perro del hortelano Acto III Lope de Vega


Sale MARCELA.

MARCELA. Si puede la confianza

de los años de servirte
humildemente pedirte
lo que justamente alcanza,
a la mano te ha venido
la ocasión de mi remedio,
y poniendo tierra en medio,
no verme si te he ofendido.

DIANA. ¿De tu remedio, Marcela?

¿Cuál ocasión? Que aquí estoy.

MARCELA. Dicen que se parte hoy,

por peligros que recela,
Teodoro a España, y con él
puedes casada enviarme,
pues no verme es remediarme.

DIANA. ¿Sabes tú qué querrá él?


MARCELA. Pues ¿pidiérate yo a ti,

sin tener satisfación,
remedio en esta ocasión?

DIANA. ¿Hasle hablado?


MARCELA. Y él a mí,

pidiéndome lo que digo.

DIANA. ¡Qué a propósito me viene

esta desdicha!

MARCELA. Ya tiene

tratado aquesto conmigo,
y el modo con que podemos
ir con más comodidad.

DIANA. ¡Ay, necio honor!, perdonad,

que amor quiere hacer extremos.
Pero no será razón,
pues que podéis remediar
fácilmente este pesar.

MARCELA. ¿No tomas resolución?


DIANA. No podré vivir sin ti,

Marcela, y haces agravio
a mi amor, y aun al de Fabio,
que sé yo que adora en ti.
Yo te casaré con él,
deja partir a Teodoro.