El perro del hortelano: 66

Acto Tercero
Pág. 66 de 95
El perro del hortelano Acto III Lope de Vega


Salen FEDERICO y RICARDO.

RICARDO. ¿Esto vistes?


FEDERICO. Esto vi.


RICARDO. ¿Y que le dio bofetones?


FEDERICO. El servir tiene ocasiones,

mas no lo son para mí,
que al poner una mujer
de aquellas prendas la mano
al rostro de un hombre, es llano
que otra ocasión puede haber.
Y bien veis que lo acredita
el andar tan mejorado.

RICARDO. Ella es mujer y él criado.


FEDERICO. Su perdición solicita.

La fábula que pintó
el filósofo moral
de las dos ollas, ¡qué igual
hoy a los dos la vistió!
Era de barro la una,
la otra de cobre o hierro,
que un río a los pies de un cerro
llevó con varia fortuna.
Desvióse la de barro
de la de cobre, temiendo
que la quebrase, y yo entiendo
pensamiento tan bizarro
del hombre y de la mujer,
hierro y barro, y no me espanto,
pues acercándose tanto,
por fuerza se han de romper.

RICARDO. La altivez y bizarría

de Diana me admiró,
y bien puede ser que yo
viese y no viese aquel día,
mas ver caballos y pajes
en Teodoro, y tantas galas,
¿qué son sino nuevas alas?
Pues criados, oro y trajes
no los tuviera Teodoro
sin ocasión tan notable.


El perro del hortelano de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III