El perro del hortelano: 08

Acto Primero
Pág. 08 de 95
El perro del hortelano Acto I Lope de Vega


Anarda:

 El verte, señora, ansí,
 y justamente enojada,
 dejada toda cautela,
 me obliga a decir verdad,
 aunque contra la amistad
 que profeso con Marcela.
 Ella tiene a un hombre amor,
 y él se le tiene también;
 mas nunca he sabido quién.

Diana:

 Negarlo, Anarda, es error.
 Ya que confiesas lo más,
 ¿para qué niegas lo menos?

Anarda:

 Para secretos ajenos
 mucho tormento me das,
 sabiendo que soy mujer;
 mas basta que hayas sabido
 que por Marcela ha venido.
 Bien te puedes recoger;
 que es sólo conversación,
 y ha poco que se comienza.

Diana:

 ¡Hay tan crüel desvergüenza!
 ¡Buena andará la opinión
 de una mujer por casar!
 ¡Por el siglo, infame gente,
 del conde mi señor!

Anarda:

 Tente,
 y déjame disculpar;
 que no es de fuera de casa
 el hombre que habla con ella,
 ni para venir a vella
 por esos peligros pasa.

Diana:

 En efeto, ¿es mi criado?

Anarda:

 Sí, señora.

Diana:

 ¿Quién?

Anarda:

 Teodoro.

Diana:

 ¿El secretario?

Anarda:

 Yo ignoro
 lo demás; sé que han hablado.

Diana:

 Retírate, Anarda, allí.

Anarda:

 Muestra aquí tu entendimiento.


El perro del hortelano de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III