Abrir menú principal
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.



LXXEditar

EL MAL DEL PENSAREditar


L' homme qui peuse est un animal
depravé.

J. J. ROUSSEAU


No se puede pensar, que es correr riesgo
de pecar sin saberlo; el Enemigo
malo nos ronda y suele entrar de sesgo
en el alma que no lleva el abrigo

de una fe de cordón y escapulario
con su saber ya infuso en el bautismo.
la fe del carbonero ó carbonario
que de uno ó de otro modo son lo mismo.


Lo que trajo la muerte fué la gula
de la ciencia que es muy mala costumbre;
para el ayuno de pensar no hay bula

que valga; hay que matar la incertidumbre;
Dios nos dió el pensamiento como prueba,
dichoso quien no sabe que le lleva!

S. 12 X 10.