Abrir menú principal

El médico a palos: 34

ACTO TERCERO
Pág. 34 de 36
El médico a palos: ACTO TERCERO Molière



ESCENA OCTAVA


Bartolo, Lucas, Ginés, Martina



Ginés: Echa otra vuelta por aquí.
Lucas: ¿Y no sabes que el amiguito éste, había dado en la gracia de decir chicoleos a mi mujer?
Ginés: Anda, que ya las va a pagar todas juntas.
Bartolo: ¿Estoy ya bien así?
Ginés: Perfectamente.
Martina: (Sale por la puerta de la derecha.) Dios guarde a ustedes, señores.
Lucas: ¡Calle, que está usted por acá! ¿Pues qué buen aire la trae a usted por esta casa?
Martina: El deseo de saber de mi pobre marido. ¿Qué han hecho ustedes de él?
Bartolo: Aquí está tu marido, Martina; mírale, aquí le tienes.
Martina: ¡Ay, hijo de mi alma! (Abrazándose con Bartolo.)
Lucas: ¡Oiga! ¿Conque ésta es la médica?
Ginés: Aun por eso nos ponderaba tanto las habilidades del doctor.
Lucas: Pues por muchas que tenga, no escapará de la horca.
Martina: ¿Qué está usted ahí diciendo?
Bartolo: Sí, hija mía, mañana me ahorcan, sin remedio.
Martina: ¿Y no te ha de dar vergüenza de morir delante de tanta gente?
Bartolo: ¿Y qué se ha de hacer, paloma? Yo bien lo quisiera excusar, pero se han empeñado en ella.
Martina: ¿Pero, por qué te ahorcan, pobrecito, por qué?
Bartolo: Ése es cuento largo. Porque acabo de hacer una curación asombrosa, y en vez de hacerme

protomédico, han resuelto colgarme.


ESCENA NOVENA


(Don Jerónimo sale por la puerta de la derecha, y Andrea por la izquierda.) Andrea, Bartolo, Lucas, Ginés, Martina



Don Jerónimo: Vamos, chicos, buen ánimo. Ya he enviado un propio a Miraflores; esta noche sin

falta vendrá la justicia, y cargará con este bribón... ¿Y tú qué has hecho, los has visto?

Andres: No, señor, no las he descubierto por ninguna parte.


Don Jerónimo: Ni yo tampoco... He preguntado y nadie me sabe dar razón... Yo he de volverme loco...

(Dando vueltas por el teatro, lleno de inquietud.) ¿Adónde se habrán ido?... ¿Qué estarán haciendo?