Abrir menú principal

ACTO SEGUNDO
Pág. 16 de 36
El médico a palos: ACTO SEGUNDO Molière


ESCENA PRIMERA.


Don Jerónimo, Lucas, Ginés, Andrea



Don Jerónimo: ¿Conque decís que es tan hábil?


Lucas: Cuántos hemos visto hasta ahora no sirven para descalzarle.


Ginés: Hace curaciones maravillosas.


Lucas: Resucita muertos.


Ginés: Solo que es algo estrambótico y lunático y amigo de burlarse de todo el mundo.


Don Jerónimo: Me dejáis aturdido con esa relación. Ya tengo impaciencia de verle. Ve por él, Ginés.


Lucas: Vistiéndose quedaba. Toma la llave, y no te apartes de él. (Le da una llave a Ginés,
el cual se va por la puerta del lado derecho.)


Don Jerónimo: Que venga, que venga presto.



ESCENA SEGUNDA.


Don Jerónimo, Andrea, Lucas.



Andrea: ¡Ay, señor amo! Que aunque el médico sea un pozo de ciencia, me parece
a mí que no haremos nada.


Don Jerónimo: ¿Por qué?


Andrea: Porque Doña Paulita no ha menester médicos, sino marido, marido: eso la conviene,
lo demás es andarse por las ramas. ¿Le parece a usted que ha de curarse con ruibarbo,y jalapa
y tinturas, y cocimientos, y potingues, y porquerías, que no sé cómo no ha perdido ya
el estómago? No señor, con un buen marido, sanará
perfectamente.


Lucas: Vamos, calla, no hables tonterías.


Don Jerónimo: La chica no piensa en eso. Es todavía muy niña.


Andrea: ¡Niña! Sí, cásela usted y verá si es niña.