Abrir menú principal

El león y el delfín
de Esopo



Paseaba un león por una playa y vio a un delfín asomar su cabeza fuera del agua. Le propuso entonces una alianza:

- Nos conviene unirnos a ambos, siendo tu el rey de los animales del mar y yo el de los terrestres -le dijo-.

Aceptó gustoso el delfín. Y el león, quien desde hacía tiempo se hallaba en guerra contra un loro salvaje, llamó al defín a que le ayudara. Intentó el delfín salir del agua, mas no lo consiguió, por lo que el león lo acusó de traidor.

- ¡No soy yo el culpable ni a quien debes acusar, sino a la Naturaleza --respondió el delfín--, porque ella es quien me hizo acuático y no me permite pasar a la tierra!


Moraleja: Cuando busques alianzas, fíjate que tus aliados estén en verdad capacitados de unirse a tí en lo pactado.