El cobarde más valiente: 31

Escena I
Pág. 31 de 93
El cobarde más valiente Acto II Tirso de Molina


  
Suena un clarín y
salen MARTÍN PELÁEZ y BOTIJA.


BOTIJA

Señor, ¿a qué toca el moro?


MARTÍN

Dicen que toca a embestir.


BOTIJA

Pues quiéreme prevenir
para esconderme.


MARTÍN

Ya lloro
entre las desdichas mías 5
mi ya malogrado amor.


BOTIJA

No hay sino mostrar valor,
señor Martín.


MARTÍN

Pues ¿no fías
de mí que sabré mostrar
ánimo y pecho gallardo? 10


BOTIJA

Por eso digo: aquí aguardo,
para tener que contar
tus hazañas a la vuelta.


MARTÍN

Ya las espadas previene
el Cid; mostrar me conviene 15
determinación resuelta
de morir, antes que vea
la infamia que engendra el miedo.
Engañado estoy, no puedo
excusar la imagen fea 20
de la guerra; amigos adiós,
que ya suben a caballo.


BOTIJA

¿De veras podré esperallo?


MARTÍN

Si hemos de volver los dos
cargados de mil trofeos 25
para Sancha, claro, está.

(Vase.)


BOTIJA

Pues tráigase hacia acá
un rey moro. Los deseos
de mi amo buenos son;
fuerzas y estómago tiene 30
corriendo un carro detiene
de seis mulas; no hay Sansón
como él si da una puñada,
pero diz que no está en eso;
ya temo algún mal suceso. 35


El cobarde más valiente de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III