El capítulo de entierros


Nueva corónica y buen gobierno
Capítulo 13: El capítulo de entierros de Guamán Poma de Ayala


ENTIERO DEL INGA

Cómo fue enterrado el Ynga y le balzamaron cin menealle el cuerpo y le pucieron los ojos y el rrostro como ci estubiera bibo y le bestían rricas bestiduras. Y al defunto le llamaron yllapa [el rayo] que todos los demás defuntos les llamauan aya [difunto] y le enterrauan con mucha baxilla de oro y plata.

Y a los pages y camareros y mugeres que él quería le matan y a la muger la más querida lo lleuaua por señora coya. Y para ahogar éstos primero les enborrachauan y dizen que le hacía abrir la boca y le soplauan con coca molido hecho polbo. Todos yuan balsamados y lo ponía sus lados y tenían un mes el cuerpo y en todo el rreyno hazen grandes lloros y llantos con canciones y múcicas, baylando y danzando, llorauan.

Y, acauado el mes, enterrauan y lo lleuan a la bóbeda que llaman pucullo [construcción funeraria] con grande procición y solene, todo aquel mes hasta enterrallo. Ayunauan sal todo lo acostumbrado y ofresen oro o plata y ganados, rropa, comida en todo el rreyno. Otro tanto se hase con los señores prencipales capac apo y no a otro nenguno en todo el rreyno.

Acauado de enterrar, el otro mes entran a la penitencia y ayunan todos los hijos lexítimos o uastardos y los prencipales todo el rreyno. El terzero mes entran a sacrificar al tenplo de Curi Cancha a la casa del sol a sus oraciones los lexítimos.

Ci es un hijo o dos o tres o cuatro hijos del dicho Ynga Capac [Inka poderoso] para que sea elexido por el sol para uer a quien le elige y le llama el sol al menor o al mayor. Ci le llama al menor aquél alsa la borla; es señor y rrey Capac Ynga. Y los otros que queda quedan por auquicona, prínzipe, y subrinos y nietos son príncipes. Obedese al elexido sus ermanos y los demás señores del rreyno.

ENTIERO DE LOS CHINCHAI SVIOS

Cómo fue enterrado los yndios Chinchay Suyos del tienpo del Ynga:

En muriendo hasta cinco días no le enterrauan. Esa noche uelauan y ayunauan la sal y otros rregalos. Luego matauan un carnero y los comían crudos o cocidos pero no auían de tener sal ni agí. Y ueuían sangre cruda o que hazían llapisca [estrujado] con papas, sangre cruda. Y al defunto le dan de comer y de ueuer, mucho más al Ynga y a los señores capac apo. Allí es la grande comida de sangre cruda y carne cruda.

Por comer aquello uan todos a llorar y cantando sus canciones y bayles y múcicas, lloran y dan bozes y gritos y llantos. Al que llora más, a ésa les enborracha y ueue más y toma más rración de carne y de comidas. Y a la maystra del cantar y tener buena bos de llorar, ésa le caue una pierna de carnero, Todo son borracheras.

Y al defunto dizen que le lauan el cuerpo y le bisten todo sus bestidos y plumas y juyas de plata o de oro y le ponen en unas andas y uan a la procición, Como dicho es, cantan y uan saltando y llorando cada ayllo y parcialidad como su custumbre,

En los cinco días le lleuan a enterrar con la procicíón y ací dize pichicanmi [“Es su quinto día.”]. Y en los dies días, otro tanto, dizc chuncanmi [“Es su décimo día.”]. Y la biuda todo cubirto de luto no se le parese su cara y le tresquila. Y en los says meses, otro tanto. Y en el año, otro tanto.

Y la buena biuda haze durar esta fiesta dos años. Y en cada fiesta del defunto mucho sermón de los yndios ancianos y curacas, camachicocconas [autoridades locales y menores]. Allí les ajunta a todos sus parientes sercanos. Con grandes castigos les amenasa y le manda que sea trauajador y umilde a la justicia y al Ynga y a los prencipales.

ENTIERO DE LOS ANDI SVIOS

Cómo fue enterrado los yndios Ande Suyos:

Dizen que lloran un día y hazen gran fiesta. Entre fiesta ajuntan con el llorar y cantar en sus cantares. Y no haze serimonias como los yndios de la cierra ni los yungas [zona cálida], como son yndios de la montaña que come carne humana.

Y ací apenas dexa el defunto que luego comiensan a comello que no le dexa carne, cino todo güeso. Luego que acaua de suspirar le bista unos bistidos de plumages que ellos les hazen y quitan la plumería y le desnudan y le lauan y comiensa a hazer carnesería e[n] ellos.

Toman el güeso y lo lleuan los yndios y no llora las mugeres ni los hombres y lo mete en un árbol que llama uitica [?], adonde los guzanos lo tenía hecho agugero. Allí lo meten y lo tapean muy bien y dallí nunca más lo uen en toda su uida ni se acuerda de ello ni saue ninguna serimonia como los yndios de la cierra, que al defunto hasta metelle en la boca oro o plata y coca. Lo hazen y lo entierra con sus ojotas [sandalias] y bestidos y comidas. Con todo ello entierra, hasta los topos [prendedor] de plata lo entierra; dizen que se la lleue.

Hasta este día tienen el custumbre. En bolbiendo el ojo el padre lo echan y en ausencia del padre lo entierra como naupa pacha [la época antigua]. No se le oluida desto.


ENTIERO

Cómo fue enterrado de los yndios de Colla Suyos:

Pribístenle y luego le lloran en el primer día. Y en los cinco les entier[r]an asentado con mucha bestidura y baxillas de oro y de plata y de barro. Ci es yndio pobre, le hazen lleuar mucha comida. Y al defunto le enbía otros yndios o yndias a otros defuntos a sus padres o a su madre o a los parientes y ermanos y amigos le enbía de comer o chicha o agua, oro, plata, baxillas y rropa o de otras cosas.

Y con ello le entierran al defunto en los cinco días, como dicho es. En los dies días tornan a llorar y enbían otro tanto. Entonses los queman y dizen que, cuando la llama del fuego da sonido, dizen que lo rreciben los defuntos y que uan derecho a Caray Pampa los Chinchay Suyos y Ande Suyos y los Colla Suyos, Conde Suyos. Se uan los defuntos derecho a Puquina Pampa y a Corapona, que allí se ajuntan.

Y dizen que allí tienen mucha fiesta y conuersación entre los defuntos y defuntas. Que pasado dallí uan a otra parte adonde pasan muy mucho trauajo, hambre, sed y frío, y en lo callente, mucho calor.

Y ací le entierran con sus comidas y ueuidas y cienpre tienen cuydado de enbialles de comer y de ueuer. Y en los seys meses hazen otro tanto sus fiestas de los defuntos y en el año, otro tanto. Pero no lo sacan afuera el defunto como Chinchay Suyo a la procición al dicho defunto, cino que le dexan estar metido en su bóbeda, pucullo y le llam[an] el pueblo de los defuntos amayan marcapa hiuirinacan ucanpuni cuna huchasa camachisi [aymara: Del muerto en su pueblo los mortales en ese siempre algún pecado se realiza; o sea: Los que alimentan a los muertos, en ésos siempre se hace el pecado].

ENTIERO

Cómo fue enterrado los yndios de Conde Suyos:

Es como y de la manera que de como de los Colla Suyos. Y en el ayunar sal y hazer pacarico [pasarse la noche en celebración ritual] y comer carne cruda y ueuer sangre cruda es común del rreyno desde los Yngas hasta agora. Pero dizen que sacan las tripas y hazen bálsamo y le bisten muy rrica bistidura y luego le lloran. Con ello beuen mucha chicha y meten en la boca plata. Tanbién es común esto de meter plata o oro en la boca del defunto y más dizen que la sal corronpen. Dizen que ací la muerte corronpe y porque no mueran presto y ací lo ayunan la sal.

Y luego para sepultalle edefican unas bóbedas como horno de piedra y los blanquean y los pintan de colores y llaman ayap llactan [pueblo de los muertos], amayan marcapa [aymara: del muerto su pueblo]. Y otros entierran en peñascos y en los serros los güesos questán en quebradas, güesos grandes. Son güesos de los primeros de Uari Uira Cocha Runa y de Uari Runa y de Purun Runa y de Auca Runa. Entier[r]a en pucullos [construcción funeraria] desde el tienpo de Auca Runa.

Quando se muere, luego mata un carnero para que le lleue el quipi [atado] y cocaui [vianda]. Y en los cinco días a de mater otro carnero y en los dies días, otro carnero y en los says meses, otro carnero y en el año, otro carnero.

Y las fiestas susodichas es común en este rreyno y lo usan todauía. Todo lo dicho que lo e uisto a uista de ojos y los padres de las dotrinas lo conciente porque más precian ellos sus rrescates el salario y el pie del altar que otra cosa. Antes deziéndole y abizándole desto, luego manda que lo e[c]he al yndio ladino del pueblo.

ENTIERO

La manera del entierramiento de los Yungas, yndios de los llanos hasta Quito y Nobo Reyno:

Es un entierramiento solo, muchic, alco mico, come-perro. Le entierra con perros como matalle carnero, acimismo el ualle de Xauxa, Uanca, alco mico, Quito, alco mico. Todos éstos les enterrauan a sus defuntos con perros y el sacrificio, otro tanto. Primeramente yndios de los llanos llora diziendo: “Nanu, nanu, nanu.” Comen y ueuen hasta tornarse locos, atónitos y ayunan como los serranos. Y ci halla carne lo comen pero anda mucho pescado y camarón.

Lo primero al defunto le destripan y le quitan toda la carne y las tripas y carne lo meten en una olla nueua y los güesos amortaxa con una manta de algodón y lo cose. Y ciñi con sogas de cabuya que llaman toclla [lazo], muy alinado. Luego le pinta con colores de encima al defunto y la carne y el defunto lo mete en su bóbeda y le haze asentar con sus padres y madres y parientes cin allegar a otro ayllo [parcialidad] y an[c]í se entier[r]an los Yungas.

Lo que uzauan en tie[n]po de los Yngas y en este tienpo lo está uzando los yndios en este rreyno.

Después de auer enterrado sus defuntos las biudas y parientas y ermanos, en los cinco días se uan a lauar al tincoc yaco [confluencia de aguas]. Se laua ellas y todo su rropa. Y después proeua para sauer ci an de morir presto adonde se lauan. Tienen en todos los pueblos sus hermitas antiguas, una bóbeda que tiene dos puertas que entra una puerta y sale por otra puerta. Y ci se tarda de salir, dizen que es mala señal y que a de murir muy presto. Y otros hazen unas asecyas rredonda; de arriua entra un cano de agua y de auajo se haze una secya sola. Y que de arriua suelta la agua la biuda y ci se junta ygualmente la agua, dizen ques buena señal y que no a de murir. Y se se tarda la agua por el otro cano y no se ajunta ygual, dizen que es mala señal, que a de murir presto.

Y en esto de la prueuamiento dexan sus lutos o chunbis [faja de cintura] o uinchas [cinta] o las ojotas [sandalias] por señal, Y en algunos pueblos hazen las prueuas en las asecyas adonde se lauan y tuerzen unos hilos a los esquierdo de blanco y negro. Allí dexa la biuda el hilo como lazo puesta tirado a la otra parte de la agua y a la otra de manera que lo uean las personas. Con ello encanta y serimonia y pacarico: ueuen y baylan y toda la noche hazen ydúlatra.