El burlador de Sevilla: 38

Pág. 38 de 60
El burlador de Sevilla Acto III Tirso de Molina



Sale don JUAN Tenorio
JUAN:

            Batricio.

BATRICIO:

            Su señoría,
            ¿qué manda?

JUAN:

            Haceros saber...

BATRICIO:

            Mas que ha de venir a ser
            alguna desdicha mía.

JUAN:

            Que ha muchos días, Batricio,
            que a Aminta el alma le di,
            y he gozado...

BATRICIO:

            ¿Su honor?

JUAN:

            Sí.

BATRICIO:

            Manifiesto y claro indicio
            de lo que he llegado a ver;
            que si bien no le quisiera,
            nunca a su casa viniera;
            al fin, al fin es mujer.

JUAN:

            Al fin, Aminta celosa,
            o quizá desesperada
            de verse de mí olvidada,
            y de ajeno dueño esposa,
            esta carta me escribió
            enviándome a llamar,
            y yo prometí gozar
            lo que el alma prometió.
            Esto pasa de esta suerte,
            dad a vuestra vida un medio,
            que le daré sin remedio,
            a quien lo impida la muerte.

BATRICIO:

            Si tú en mi elección lo pones,
            tu gusto pretendo hacer,
            que el honor y la mujer
            son males en opiniones.
            La mujer en opinión,
            siempre más pierde que gana,
            que son como la campana
            que se estima por el son,
            Y ansí es cosa averiguada,
            que opinión viene a perder,
            cuando cualquiera mujer
            suena a campana quebrada.
            No quiero, pues me reduces
            el bien que mi amor ordena,
            mujer entre mala y buena,
            que es moneda entre dos luces.
            Gózala, señor, mil años,
            que yo quiero resistir,
            desengañar y morir,
            y no vivir con engaños.

                             Vase BATRICIO


El burlador de Sevilla de Tirso de Molina
Elenco -

Acto I - Acto II - Acto III