El burlador de Sevilla: 24

Pág. 24 de 60
El burlador de Sevilla Acto II Tirso de Molina


MOTA:

            Ya con sus afeites lucha.

JUAN:

            ¿Véndese siempre por trucha?

MOTA:

            Ya se da por abadejo.

JUAN:

            ¿El barrio de Cantarranas
            tiene buena población?

MOTA:

            Ranas las más de ellas son.

JUAN:

            ¿Y viven las dos hermanas?

MOTA:

            Y la mona de Tolú
            de su madre Celestina,
            que les enseña doctrina.

JUAN:

            ¡Oh, vieja de Belcebú!
            ¿Cómo la mayor está?

MOTA:

            Blanca, y sin blanca ninguna.
            Tiene un santo a quien ayuna.

JUAN:

            ¿Agora en vigilias da?

MOTA:

            Es firme y santa mujer.

JUAN:

            ¿Y esotra?

MOTA:

            Mejor principio
            tiene; no desecha ripio.

JUAN:

            Buen albañir quiere ser.
            Marqués, ¿qué hay de perros muertos?

MOTA:

            Yo y don Pedro de Esquivel
            dimos anoche uno cruel,
            y esta noche tengo ciertos
            otros dos.

JUAN:

            Iré con vos,
            que también recorreré
            ciertos nidos que dejé
            en güevos para los dos.
            ¿Qué hay de terrero?

MOTA:

            No muero
            en terrero, que enterrado
            me tiene mayor cuidado.

JUAN:

            ¿Cómo?

MOTA:

            Un imposible quiero.

JUAN:

            Pues, ¿no os corresponde?

MOTA:

            Sí,
            me favorece y me estima.

JUAN:

            ¿Quién es?

MOTA:

            Doña Ana, mi prima,
            que es recién llegada aquí.

JUAN:

            Pues, ¿dónde ha estado?

MOTA:

            En Lisboa,
            con su padre en la embajada.

JUAN:

            ¿Es hermosa?

MOTA:

            Es extremada,
            porque en doña Ana de Ulloa
            se extremó Naturaleza.

JUAN:

            ¿Tan bella es esa mujer?
            ¡Vive Dios que la he de ver!

MOTA:

            Veréis la mayor belleza
            que los ojos del sol ven.

JUAN:

            Casaos, si es tan extremada.

MOTA:

            El rey la tiene casada
            y no se sabe con quién.

JUAN:

            ¿No os favorece?


El burlador de Sevilla de Tirso de Molina
Elenco -

Acto I - Acto II - Acto III