El burlador de Sevilla: 18

Pág. 18 de 60
El burlador de Sevilla Acto I Tirso de Molina


TISBEA:

            No seré en pagarte esquiva.

JUAN:

            Ya en mí mismo no sosiego.

TISBEA:

            Ven, y será la cabaña
            del amor que me acompaña,
            tálamo de nuestro fuego.
            Entre estas cañas te esconde,
            hasta que tenga lugar.

JUAN:

            ¿Por dónde tengo de entrar?

TISBEA:

            Ven, y te diré por dónde.

JUAN:

            Gloria al alma, mi bien, dais.

TISBEA:

            Esa voluntad te obligue,
            y si no, Dios te castigue.

JUAN:

            ¡Qué largo me lo fiáis!

           Vanse y salen CORIDON, ANFRISO, BELISA y MUSICOS

CORIDON:

            Ea, llamad a Tisbea,
            y las zagalas llamad,
            para que en la soledad
            el huésped la corte vea.

ANFRISO:

            ¡Tisbea, Lucindo, Antandra!
            No vi cosa más cruel,
            triste y mísero de aquél
            que en su fuego es salamandra.
            Antes que el baile empecemos,
            a Tisbea prevengamos.

BELISA:

            Vamos a llamarla.

CORIDON:

            Vamos.

BELISA:

            A su cabaña lleguemos.

CORIDON:

            ¿No ves que estará ocupada
            con los huéspedes dichosos,
            de quien hay mil envidiosos?

ANFRISO:

            Siempre es Tisbea envidiada.

BELISA:

            Cantad algo mientras viene,
            porque queremos bailar.

ANFRISO:

            ¿Cómo podrá descansar
            cuidado que celos tiene?

                                Cantan

MUSICOS:

            "A pescar sale la niña,
            tendiendo redes,
            y en lugar de pececillos,
            las almas prende."


El burlador de Sevilla de Tirso de Molina
Elenco -

Acto I - Acto II - Acto III