El burlador de Sevilla: 14

Pág. 14 de 60
El burlador de Sevilla Acto I Tirso de Molina


ANFRISO:

            Pues aquí todos estamos,
            manda que en tu gusto hagamos,
            lo que pensado no fue.

TISBEA:

            Que a mi choza los llevemos
            quiero, donde guarecidos
            reparemos sus vestidos
            y a ellos los regalemos,
            que mi padre gusta mucho
            de esta debida piedad.

CATALINON:

            Extremada es su beldad.

JUAN:

            Escucha aparte.

CATALINON:

            Ya escucho.

JUAN:

            Si te pregunta quién soy,
            di que no sabes.

CATALINON:

            ¿A mí
            quieres advertirme aquí
            lo que he de hacer?

JUAN:

            Muerto voy
            por la hermosa pescadora.
            Esta noche he de gozalla.

CATALINON:

            ¿De qué suerte?

JUAN:

            Ven y calla.

CORIDON:

            Anfriso, dentro de un hora
            los pescadores prevén
            que cantan y bailan.

ANFRISO:

            Vamos,
            y esta noche nos hagamos
            rajas, y paños también.

JUAN:

            Muerto soy.

TISBEA:

            ¿Cómo, si andáis?

JUAN:

            Ando en pena, como veis.

TISBEA:

            Mucho habláis.

JUAN:

            Mucho encendéis.

TISBEA:

            Plega a Dios que no mintáis.

                                Vanse todos

                       [En Sevilla, en el palacio real]

      Salen don GONZALO de Ulloa y el REY don Alonso de Castilla

REY:

            ¿Cómo os ha sucedido en la embajada,
            comendador mayor?

GONZALO:

            Hallé en Lisboa
            al rey don Juan tu primo, previniendo
            treinta naves de armada.

REY:

            ¿Y para dónde?

GONZALO:

            Para Goa me dijo, mas yo entiendo
            que a otra empresa más fácil apercibe;
            a Ceuta, o Tánger pienso que pretende
            cercar este verano.

REY:

            Dios le ayude,
            y premie el cielo de aumentar su gloria.
            ¿Qué es lo que concertasteis?

GONZALO:

            Señor, pide
            a Cerpa, y Mora, y Olivencia, y Toro,
            y por eso te vuelve a Villaverde,
            al Almendral, a Mértola, y Herrera
            entre Castilla y Portugal.

REY:

            Al punto
            se firman los conciertos, don Gonzalo;
            mas decidme primero cómo ha ido
            en el camino, que vendréis cansado,
            y alcanzado también.

GONZALO:

            Para serviros,
            nunca, señor, me canso.

REY:

           Es buena tierra
            Lisboa?

GONZALO:

            La mayor ciudad de España.
            Y si mandas que diga lo que he visto
            de lo exterior y célebre, en un punto
            en tu presencia te podré un retrato.

REY:

            Gustaré de oíllo. Dadme silla.



El burlador de Sevilla de Tirso de Molina
Elenco -

Acto I - Acto II - Acto III