El bastardo Mudarra (Versión para imprimir)

Esta es la versión para imprimir de El bastardo Mudarra.

El presente texto ha sido copiado de Wikisource, biblioteca en línea de textos originales que se encuentran en dominio público o que hayan sido publicados con una licencia GFDL. Puedes visitarnos en http://es.wikisource.org/wiki/Portada


Personas
Pág. 001 de 153
El bastardo Mudarra Félix Lope de Vega y Carpio


El bastardo Mudarra

y los siete infantes de Lara

Félix Lope de Vega y Carpio

Los que hablan en ella son los siguientes:

 



ÁLVAR SÁNCHEZ
MENDO
DOÑA SANCHA
DOÑA ALAMBRA
GONZALO BUSTOS
RUY VELÁZQUEZ
LOPE
DIEGO BUSTOS


FERNÁN BUSTOS
GONZALO GONZÁLEZ
GARCI FERNÁNDEZ
NUÑO SALIDO
ESTÉBAÑEZ
DOÑA CONSTANZA
ALÍ, moro


[ALBENDARI]
[ALMENDAR]
ALMANZOR
VIARA
GALVE
ARLAJA, mora
SOLDADOS


MÚSICOS
MUDARRA
ZAYDE
PÁEZ
ORTUÑO
ÍÑIGO
DOÑA CLARA


Acto I
Pág. 002 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


Álvar Sánchez y Mendo con unas cañas,
y Dª Sancha y Dª Lambra en alto.
ÁLVAR:

¡Notable mi tiro ha sido!

MENDO:

Nadie en el tablado ha dado.

ÁLVAR:

Temblando queda el tablado.

MENDO:

Y más de un pecho ofendido.

LAMBRA:

¿Hay más galán caballero
que Álvar Sánchez?

SANCHA:

Bien tiró;
pero siete he visto yo
de quien mejor tiro espero.

LAMBRA:

Tus hijos, y mis sobrinos,
doña Sancha, fuertes son,
dignos de toda opinión
y de todo nombre dignos;
pero Álvar Sánchez, mi hermano,
no tiene igual en Castilla.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 003 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


MENDO:

La ciudad se maravilla
de tu fuerte brazo y mano;
los caballeros están
llenos de envidia, y de amor
las damas.

ÁLVAR:

¡Bravo favor!

MENDO:

Mil bendiciones te dan.

ÁLVAR:

A las bodas que se han hecho
de doña Alambra, del Conde
de Castilla prima, adonde
todo el valor de su pecho
Ruy Velázquez ha mostrado,
—pues las fiestas y torneos,
galas, empresas, trofeos,
y rica mesa, han durado
siete semanas y más—,
concurren los caballeros,
ya propios, ya aventureros,
que viendo en Burgos estás.
De Extremadura y Navarra,
de Portugal y Aragón,
vino a tan justa ocasión
gente lucida y bizarra.
Y aunque todos han tirado,
Mendo, al tablado de hoy,
yo sólo pienso que soy
por el mejor celebrado.
Están todas las ventanas
llenas de damas; tiré,
y con la caña llegué
a las luces soberanas.
Que pues fue más alta que ellas
cuando la viste subir
con razón puedo decir
que pasé de las estrellas.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 004 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


MENDO:

Doña Sancha está envidiosa
viendo en estos regocijos
sin fama sus siete hijos
por tu opinión belicosa.
Algunos dellos han hecho
corrillos; querrán tirar,
mas no han de poder llegar,
aunque en un brazo y un pecho
las fuerzas de todos siete
pusieran, donde has llegado.

ÁLVAR:

Gonzalillo va al tablado:
¡brava arrogancia promete!

MENDO:

Es de los siete el mejor,
aunque de menos edad.

ÁLVAR:

Ya tira.

MENDO:

Y ya la ciudad
le da su aplauso y favor.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 005 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


SANCHA:

¡Notable tiro!

LAMBRA:

Pudiera
ser bueno, a no haber mostrado
envidia el que le ha tirado.

SANCHA:

Cuando Gonzalo no fuera
mi hijo, y sobrino tuyo,
doña Alambra, esa razón
mostrara enojo y pasión;
mas de tu nobleza arguyo
que quieres encarecer
desa suerte su valor.

LAMBRA:

Luego ¿el tiro no es mejor
de Álvar Sánchez?

SANCHA:

Puede ser;
mas pregunta a la ciudad
si mejor tiro se ha visto.

LAMBRA:

Está Gonzalo bien quisto;
ninguno dirá verdad.

Entre Gonzalo Gónzalez y Lope,
su escudero, con cañas.

GONZALO:

El tiro cobró el honor
de los infantes de Salas.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 006 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LOPE:

Hurtóle al viento las alas,
y a los rayos el furor.
Bendiga Dios la pujanza
de ese brazo y dese pecho,
en tanta envidia venganza.
Si allá en la región del viento
se pudiera detener,
cañas viéramos nacer
sobre su claro elemento.
Y en fe de tales hazañas,
fuera gran honra del suelo
que por esta parte el cielo
tuviera el techo de cañas.

ÁLVAR:

Vendrás blasonando el brío,
Gonzalo, como muchacho,
de cosa que diera empacho
a quien no tuviera el mío.
Al bohordo que tiré
la envidia sola llegó,
porque donde alcanzo yo
ninguna fuera lo fue.
Y pudieras excusar
el alborotar la gente,
y estando el Conde presente
quererme el honor quitar.
Pero ¿qué te culpo yo
siendo un rapaz atrevido?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 007 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

Álvaro, en todo has mentido.

ÁLVAR:

¿A mí, villano?

GONZALO:

Eso no,
que respondo con la espada.

ÁLVAR:

¡Ay!

MENDO:

¿Quién gana de los dos?

LOPE:

Pegándole ha ¡vive Dios!
una gentil cuchillada.

ÁLVAR:

¡Ah, que me ha muerto, parientes!
Éntrase.

MENDO:

¿Esto has hecho?

LOPE:

Mendo, huye.

MENDO:

Si el Conde no restituye...

LOPE:

No hables, Mendo, entre dientes.
No te haga el mozalbillo,
de quien habéis murmurado,
que de aquel beneficiado
vengas a ser monacillo.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 008 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


MENDO:

Al Conde voy a quejarme.

LOPE:

Llévate ésta de camino:
Huyóse

LAMBRA:

¿Hay tal desatino?
¡Ninguno quiere vengarme!
¿Hay tal maldad, tal traición?

SANCHA:

De aquí me quiero quitar,
porque no le quiero dar
Con mi presencia ocasión.
Váyase Dª Sancha.

LAMBRA:

¡Ah, cobardes deudos míos!
¿Así mi sangre se vierte?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 009 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


Ruy Velázquez, con un bastón.
RUY:

¿Qué es esto?

LAMBRA:

¡Ah, Rodrigo fuerte,
con mi sangre tienen bríos
los hijos de mi cuñada!

GONZALO:

No todos; sólo fui yo.

RUY:

¿Qué ha hecho?

LAMBRA:

A Álvar Sánchez dio...

RUY:

¿Qué le dio?

LOPE:

Una cuchillada.

RUY:

¿Tú has tenido, Gonzalillo,
este atrevimiento?

GONZALO:

Mira
que el honor llama a la ira,
ella al brazo, él al cuchillo;
un primero movimiento,
tío, no es culpa en el hombre.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 010 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

Sí; mas para que te asombre,
y a otros sirva de escarmiento,
castigue aqueste bastón,
sobrino, tu desvarío.

GONZALO:

¡Muerto me habéis, señor tío;
muerto me habéis sin razón!
Mas yo ruego a mis hermanos
que no os demanden mi muerte.

RUY:

Yo castigo desta suerte
muchachos locos y vanos.

GONZALO:

Si no fuérades mi tío,
de mi madre hermano...

LOPE:

¡Tente!

GONZALO:

No me deis otro, pariente,
pues ya conocéis mi brío,
que no lo puedo sufrir.

RUY:

¡Desvergonzado!

GONZALO:

Eso no:
¡Tomad!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 011 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LOPE:

¡Por Dios, que le dio!

GONZALO:

Todos sabemos herir.

RUY:

¡Muerto soy! ¡Armas, amigos!
¡Armas, vasallos, parientes!

GONZALO:

Aunque la venganza intentes,
hago los cielos testigos
de que me has dado ocasión.
Entren Albendari y Estébañez.

ALBENDARI:

Ruy Velázquez, ¿qué es aquesto?

RUY:

Desta manera me ha puesto
ese infame rapagón.
Fernán Bustos y Diego González entren.

ESTÉBAÑEZ:

¿Hay tan grande desvarío?

FERNÁN:

¿Qué es esto, Gonzalo hermano?

GONZALO:

Así me trata el tirano


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 012 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

Velázquez, vuestro tío.

DIEGO:

Pues, tío, ¿vos maltratáis
vuestra sangre desta suerte?

RUY:

¿Y ésta que mi rostro vierte,
sobrinos, no la estimáis?

LOPE:

Diole sin causa primero.

RUY:

Causa bastante me dio,
porque a Álvar Sánchez hirió,
mi deudo y gran caballero.

ALBENDARI:

Las espadas han de ser
las hojas deste proceso.

DIEGO:

La verdad diga el suceso.
Puestos para acometerse,
entren el conde Garci Fernández
y Gonzalo Bustos

BUSTOS:

Vos, Conde, sois menester.

CONDE:

¡Deténganse, caballeros!

RUY:

Sólo el Conde mi señor,
en quien yo pongo mi honor,
puede templar mis aceros.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 013 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

Como vasallo leal,
te rindo, señor, la espada.

CONDE:

¿En tanto bien comenzada
fiesta ha de parar tan mal?
¿Es éste el justo respeto
que a vuestro señor debéis?
Que os castigue merecéis,
y castigaros prometo.
Vos, Gonzalo, ¿no advertís
que es doña Alambra mi prima,
y que quien mi sangre estima,
si de lealtad presumís,
no ha de atreverse a la suya?
Y vos, Rodrigo, ¿no veis
la que de Bustos tenéis?

BUSTOS:

Mejor es que se concluya,
Conde, y señor, esto en paz;
ya es hecho, mal hecho fue;
mas yo, como padre, haré
castigo en este rapaz.
Dejádmele a mí, señor;
y vos, cuñado, estad cierto
que, si le hubiérades muerto,
os tuviera el propio amor.
Es muchacho; todos fuimos
mozos; pídele perdón,
rapaz.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 014 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

Tío, la razón
que en esta cuestión tuvimos
nos da disculpa a los dos;
mas yo quiero ser culpado:
Dadme perdón; que humillado
le pido al Conde y a vos.

RUY:

Al Conde pedid, sobrino
perdón por los dos aquí.

CONDE:

Yo tomo el agravio en mí.
Sale Mendo.

MENDO:

Doña Lambra, de camino
para Barbadillo está,
y ya te aguarda quejosa.

CONDE:

Paréceme justa cosa
que todos os vais allá,
pues acompañarla es justo;
y para confirmación
destas paces.

BUSTOS:

Y es razón
que todos os demos gusto.

CONDE:

Mirad que enojaré
si a Burgos me vienen quejas.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 015 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Muy obligado me dejas;
pon en esta boca el pie.

DIEGO:

Pequeñas son las heridas:
Bien podemos caminar.

RUY:

[Aparte]
¡O me tengo de vengar,
O me ha de costar mil vidas!
Nuño Salido salga al entrarse todos.

NUÑO:

Detente, Lope, y dime qué es aquesto,
que volando una cuerva, no he podido
cobrar mi azor para venir más presto.

LOPE:

Bien te puede alabar, Nuño Salido,
de mejor ayo la moderna fama,
que príncipes ni reyes han tenido.
De Alejandro, Aristóteles se llama
maestro, y del gran Ciro, Jenofonte,
a quien la antigüedad venera y ama;
mas tú a los dos en competencia oponte,
pues tales siete Infantes has criado.

NUÑO:

Desdicha ha sido que hoy saliese al monte.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 016 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LOPE:

Tiraban caballeros a un tablado
que formó Ruy Velázquez mil bohordos
con diestro brazo y con galán cuidado.
Al aplauso y rumor, los aires sordos,
cual suele al despedir la cuerda al arco,
partiendo a un tiempo el escuadrón de tordos,
cuando Álvar Sánchez, arribando al marco
del tablado, quedó más arrongante
que César con Amiclas en su barco.
Doña Alambra lo alaba, aunque delante
de doña Sancha, madre de Gonzalo,
que algo corrida le miró al instante.
El muchacho, veloz, que al viento igualo,
partió, y rompió con una caña el viento;
que tiene obedecerla por regalo.
El tiro dio tan general contento,
que le dijo don Álvaro, envidioso,
no sé qué descompuesto atrevimiento.
Diole una cuchillada el animoso
Gonzalo, y a las voces de su tía
llegó Rodrigo, su enojado esposo.
Hirióle con un palo que traía;
pero a segunda vez, de una puñada
fuente de sangre el rostro parecía.
Y toda la pendencia es acabada,
con que todos se van a Barbadillo,
acompañando a la recién casada.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 017 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


NUÑO:

Del valor del rapaz me maravillo,
mas temo esta mujer presuntuosa
si los coge una vez en su castillo.

LOPE:

¿No ves que con su mano poderosa,
Garci Fernández, Conde de Castilla,
hizo esta paz, y que es lealtad forzosa?
De Arlanza van por esa verde orilla
los siete Infantes, de quien eres ayo,
cazando hasta la margen de la villa.
Ayuda el claro sol templando el rayo,
el aire con olor, con fresco el río,
con sombra el bosque, y con guirnaldas mayo.

NUÑO:

Pues sigámoslos todos; que confío
en Dios, y en la palabra al Conde dada,
que cesará de doña Lambra el brío.

LOPE:

No sé, porque es mujer y está enojada.
Vanse, y salen Dª Lambra y Estébañez

ESTÉBAÑEZ:

¿Esto sólo te desvela?

LAMBRA:

De suerte vengo afligida,
que está en su muerte mi vida.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 018 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


ESTÉBAÑEZ:

Pues ¿ha de faltar cautela
en tanto que no recela
Gonzalillo tus enojos,
para que sirva en despojos
a las aves desta selva?

LAMBRA:

No hay cosa en que me resuelva.

ESTÉBAÑEZ:

Serena tus bellos ojos
y piensa alguna venganza.

LAMBRA:

Temo a Ruy Velázquez.

ESTÉBAÑEZ:

Mira
a qué se extiende tu ira,
y déjame la esperanza.

LAMBRA:

La fresca margen de Arlanza
ocupan los siete Infantes;
volando van arrogantes
las garzas con sus halcones,
que en los celestes balcones
besan los claros diamantes.
Si tú, Estébañez famoso,
si tú, fidalgo valiente,
en tanto que de su gente
se aparta el mozo alevoso,
te acercases animoso
con alma determinada,
no para sacar la espada,
mas para hacerle una afrenta,
quedara el alma contenta
de ver la suya vengada.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 019 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


ESTÉBAÑEZ:

Pues ¿eso dudas de mí?
¡Vive Dios, que solamente
respete al Conde, y que intente
perder la vida por ti!

LAMBRA:

Escúchame atento.

ESTÉBAÑEZ:

Di.

LAMBRA:

Llega, y al volver el hombro,
porque no reciba asombro
si en verte venir repara,
quiébrale en toda la cara,
lleno de sangre, un cohombro.
Y sabes que es esta afrenta
en Castilla la mayor;
que yo te daré favor
si alguno seguirte intenta.

ESTÉBAÑEZ:

¿Estás con eso contenta?

LAMBRA:

Con esta afrenta lo estoy.

ESTÉBAÑEZ:

Pues a ejecutarla voy.

LAMBRA:

En aquella fuente clara
baña el halcón.

ESTÉBAÑEZ:

Pues repara
con qué pujanza le doy.

Vase


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 020 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

Cae sobre el dragón que le ha mordido
el indiano elefante, y en el prado
muerde aquel mismo pie que le ha pisado
el áspid, a vengarse promovido.
Celoso el toro, con feroz bramido
desnuda el vede bosque, y el pintado
tigre se arroja al mar precipitado,
del fugitivo cazador vencido.
No es en las fieras y animales solos
a quien la ira del vengarse alcanza
con tal solicitud, fraudes y dolos;
que la mujer, sin admitir mudanza,
tiene su condición sobre dos polos
que mueven el amor y la venganza.
Sale Constanza, dama, prima de Dª Lambra.

CONSTANZA:

¿Qué haces tan sola aquí?

LAMBRA:

Estoy prima, como ausente
que ama, teme, espera y siente.

CONSTANZA:

¿Fuese Ruy Velázquez?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 021 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

Sí,
porque el Conde, mi señor,
ayer le envió a llamar.

CONSTANZA:

¿En qué le quiere ocupar?

LAMBRA:

Dicen que el rey Almanzor
dos capitanes envía
a molestar las fronteras
de Castilla.

CONSTANZA:

Y ¿cuándo esperas
que vuelva?

LAMBRA:

Luego querría
que volviese a recoger
vasallos con que servir
al Conde, que resistir
sabrán del moro el poder.

CONSTANZA:

¿Quién iba en su compañía?

LAMBRA:

Gonzalo Bustos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 022 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CONSTANZA:

Ya sabes,
prima, que las cosas graves
siempre a Ruy Velázquez fía:
Ten esperanza y paciencia,
aunque estarás disculpada
de que recién desposada
sientas soledad de ausencia.

LAMBRA:

¿Cómo a doña Sancha dejas?

CONSTANZA:

Porque en la villa se entró,
y poque el eco me dio
nuevas de tus tristes quejas.

LAMBRA:

A fe que te trujo acá
la voluntad de Gonzalo
más que el hacerme regalo.

CONSTANZA:

¿Piensas que sé dónde está?

LAMBRA:

Discretamente preguntas
por él; de amor invención,
que quiere en una razón
decir muchas cosas juntas.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 023 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CONSTANZA:

Gonzalo González es
tu sobrino.

LAMBRA:

Así es verdad.

CONSTANZA:

Pues no hay en mi voluntad
otro mayor interés.

LAMBRA:

Advierte, Constanza amiga,
que pintó un sabio al amor,
para declarar mejor
cómo encubre su fatiga,
el rostro hermoso embozado
de una capa de cristal,
con que puede encubrir mal
su pensamiento y cuidado.
El presume que los tapa
con sólo que el rostro emboce,
mas cualquiera le conoce
como es de cristal la capa.

CONSTANZA:

No niego yo que a Gonzalo
tengo alguna inclinación;
pero diferentes son.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 024 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

Constanza, yo los igualo,
porque inclinación y amor
todo es una misma cosa,
pues esa estrella amorosa
inclina a hacerle favor.
Y pues ya te has declarado,
mala elección has tenido.

CONSTANZA:

¿No es Gonzalo bien nacido?
¿No es hijo de tu cuñado?
¿No es doña Sancha su madre,
hermana de tu Rodrigo?

LAMBRA:

Por otras cosas lo digo
en que no imita a su padre;
porque es un mozo arrogante,
desvanecido, atrevido,
furioso y mal admitido.
Dentro los Infantes

GONZALO:

¡Nadie se ponga delante,
que le quitaré la vida!

CONSTANZA:

Voces dan; ¿qué puede ser?

DIEGO:

Si es loco, se puede ver
cuando su favor le pida.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 025 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FERNÁN:

Si mi tía lo mandó,
en el favor se verá.
Entre huyendo Estébañez.

ESTÉBAÑEZ:

Favoréceme, que ya
tu gusto se ejecutó.

LAMBRA:

Cúbrete de mi brial,
que vienen todos tras ti.
Entren Gonzalo, lleno de sangre el rostro,
y los hermanos, desnudas as espadas.

GONZALO:

¿Acogióse a Lambra?

DIEGO:

Sí.

LAMBRA:

Sobrinos, no le hagáis mal.
Mirad que podéis herirme;
mirad que preñada estoy;
tened respeto a quien soy.

GONZALO:

Yo vengo a vengarme firme.
Si Garci Fernández fuera,
sé que le hubiera amparado;
demás que se lo has mandado,
porque el hidalgo no hiciera
sin causa tal desatino.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 026 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

¿Yo lo mandé?

GONZALO:

Pues, si no,
déjale.

LAMBRA:

Ya se acogió
a mi sagrado, sobrino.

FERNÁN:

No trates de tu respeto,
que le habemos de matar.

LAMBRA:

Después os queda lugar,
y de dárosle prometo.

GONZALO:

¡Dale, Fernando!

ESTÉBAÑEZ:

¡Ay de mí!

LAMBRA:

¡Ah, crueles! ¿Esto hacéis?

ESTÉBAÑEZ:

¡Muerto soy!
Huya.

DIEGO:

Vos merecéis,
tía, que os traten así.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 027 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

Vamos, Diego, por mi madre,
y a Salas la llevaremos,
donde después contaremos
esta deshonra a mi padre.
¿Cohombro de sangre de mí?
¿Tan grande afrenta a mi cara?

LAMBRA:

¡Ah, traidores!

DIEGO:

Ven.

CONSTANZA:

Repara
en que tienen gente aquí
y que está tu esposo ausente.

LAMBRA:

¿A éste tienes voluntad?
¿Conoces ya que es verdad
que es loco y que es insolente?

CONSTANZA:

Si por la cara le dio,
como él dice, ¿por qué cuenta
quieres que corra esta afrenta?

LAMBRA:

Pues di: ¿mandéselo yo?

CONSTANZA:

No digo tal; más, en fin,
el hidalgo fue culpado.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 028 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

Dos veces me han agrentado;
estos procuran mi fin.
A dos parientes me ha muerto
Gonzalillo: en Burgos uno,
y éste aquí; pero ninguno
iguala tal desconcierto
como matar un hidalgo
que amparaba mi brial;
que por la sangre real
debiera tenerme en algo,
ya que no por ser su tía.

CONSTANZA:

No te ha faltado razón,
que no faltara ocasión,
ya que vengarse quería.

LAMBRA:

Mira, prima, cuál me han puesto
las tocas, sangrientas todas;
nunca yo hiciera estas bodas:
¿Qué ganaba el Conde en esto?
¿Mil caballeros no había
como Ruy Velázquez?

CONSTANZA:

No,
porque ninguno igualó
su sangre y su valentía;
ser señor de Villarén
es lo menos de Rodrigo.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 029 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

Si él no intenta un gran castigo,
prima, no me quiere bien.
Voyme a vestir de luto;
así le quiero esperar
hecha fuentes, para dar
al mar de mi honor tributo.
¿Sangre en mis tocas? ¿A mí
los hijos de doña Sancha?

CONSTANZA:

Prima, el corazón ensancha,
y no le estreches así;
quepa aqueste agravio en él.

LAMBRA:

Cuando entre mis dientes tenga,
si Ruy Velázquez me venga,
aquel corazón cruel;
que no he de tener sosiego
hasta comerle a bocados,
que bien sé que irán asados,
pues que la venganza es fuego.
Váyase.

CONSTANZA:

Nunca el cielo dé lugar
a que el corazón mejor
que castellano valor
pudo eternamente honrar
se vea en desdicha tanta,
sino que goce su dueño,
blanda paz, sabroso sueño,
larga vida, quietud santa;
mas ¡ay, que temo y recelo
que esto a Rodrigo le escriban!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 030 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


Lope entre.
LOPE:

Por aquí dicen que iban
volando garzas al cielo;
Nuño va por una senda,
yo por otra, sin que tope
rastro ni señal.

CONSTANZA:

¿Qué hay, Lope?

LOPE:

¡Oh dulce, oh querida prenda
de Gonzalo, mi señor!
En su busca ando perdido.

CONSTANZA:

A Salas todos se han ido;
¿No dice el eco el rumor?

LOPE:

¿Cómo tan presto, y estando
su tío ausente?

CONSTANZA:

Esta fiera,
doña Alambra, a Dios pluguiera
que yo pudiera, sacando
la sangre que della tengo,
causarle un triste accidente
a Estébañez, su pariente.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 031 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LOPE:

Casi a sospecharlo vengo.

CONSTANZA:

Mandó que a Gonzalo diese
con un cohombro sangriento;
y como su pensamiento
en ejecución pusiese,
acogióse a su brial,
adonde, muerto a estocadas,
dejó sus tocas manchadas
de su sangre desleal.
¿Cómo te podré decir
los extremos, las quimeras
que ha hecho, y las voces fieras
que ha dado?

LOPE:

Con presumir
que he visto tigres, serpientes,
toros, víboras, dragones,
cocodrilos y leones,
y animales diferentes;
acompañarlos es justo:
quédate a Dios.

CONSTANZA:

Oye un poco:
Ruy Velázquez es un loco,
y ha de hacer con el disgusto
algún castigo en Gonzalo;
dile, Lope, que se ausente.
Si ve, si sabe, si siente
que el alma su vida igualo,
que su padre hará las paces,
o el Conde, si es menester.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 032 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LOPE:

Pues ¿cómo me ha de creer
que tú esa merced le haces?

CONSTANZA:

Llevándole aqueste anillo.

LOPE:

Muestra.

CONSTANZA:

Dile con el miedo
que entre aquesta gente quedo.

LOPE:

Si quieres que a Barbadillo
vuelva por ti de secreto,
no dudes de que vendrá.

CONSTANZA:

En Salas seguro está.

LOPE:

Ese es un consejo discreto.
Váyase.

CONSTANZA:

Discreta fuera yo si no quisiera
adonde tengo el fin indiferente;
mas como fue mi amor por accidente,
no puedo no querer lo que amor quiera.
Quiero y querré, pues quien amando espera,
ya de sus posesión principios siente,
pues quien los goza, no es razón que intente
del bien que comenzó salirse afuera.
Dificultades el amor me ofrece,
pero también me ofrece las victorias
con que a sombras del bien el mal padece.
Esto puede el placer de sus memorias,
que quien ama ocasión que lo merece,
hasta las penas le parecen glorias.

Váyase,


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 033 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


y entren Ruy Velázquez y Mendo.
RUY:

Mendo, no me digas más;
que perdiendo voy el juicio.

MENDO:

Con tu hermana se partieron
a Salas.

RUY:

¡Qué desatino!

MENDO:

Mucho riñó doña Sancha,
muchas palabras es dijo;
cierto que te muestra amor.

RUY:

¡Oh, nunca hubiera nacido
del pecho que la engendró!
¿Qué piensan estos sus hijos?
¿De qué han cobrado soberbia?

MENDO:

Señor, de ser tus sobrinos.

RUY:

¿A un hidalgo de mi casa,
a un hombre tan bien nacido?
¿No basta lo de Álvar Sánchez?

MENDO:

Diablo es este Gonzalillo;
de una puñada no más,
matar un hombre se ha visto.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 034 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

Pues hombre habrá que le mate.

MENDO:

Oye el extraño rüido
del llanto de tu mujer.

RUY:

A buen descanso venimos.

MENDO:

Gonzalo Bustos a Salas
se fue reñir, afligido,
esta valiente canalla.

RUY:

¿De qué sirve, Mendo amigo,
este llanto en doña Alambra,
y de qué el haber vestido
de luto hasta las paredes?

MENDO:

Ya sale.
Salga Dª Lambra.

RUY:

Si vengo vivo,
¿para qué te vistes de luto?

LAMBRA:

Porque venganza te pido
de tus sobrinos infames;
que este luto que me visto
es por mi honor, muerto ya.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 035 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

Muerto no, sino ofendido.

LAMBRA:

¡Con cuál hombre me casara
del mundo el Conde mi primo,
que le perdiera el respeto
un villano, un rapacillo,
un caballero que ayer
jugaba con otros niños,
y hoy mata un hombre en mis tocas,
bueno entre los deudos míos!
¡Esta es su sangre, ésta es,
Esta es su sangre, Rodrigo!
¡Di que no quieres venganza,
y haré a la rueca que ciño,
para agravio de un rapaz,
una punta y unos filos!
¡A mí Gonzalo González!
¡Ah, Dios, no tengo marido!
pues no he de lavar las tocas,
si no es por ventura oficio
de lágrimas de mujer,
hasta que del pecho mismo
de Gonzalillo le saque
aquel corazón altivo.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 036 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

¡Callad, callad, doña Alambra!
¡Callad, callad, ojos míos;
que los infantes de Salas
son mis honrados sobrinos!
No es justo tratar venganzas
entre deudos, ni Dios hizo
leyes de satisfacción,
sino de perdón y olvido.
Parte, Mendo, alcanza a Bustos,
dile que yo le suplico
que luego al punto me vea;
que ayer el Conde me dijo
que le pidiese un consejo.

MENDO:

Nunca más cuerdo te he visto:
¿Cuánto es mejor que entre deudos
haya concordia?

RUY:

Eso digo.

MENDO:

Yo voy.

RUY:

Di que vuelva luego.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 037 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

¿Tú eres hombre? ¿tú el temido
de los moros cordobeses?
¿Tú aquel que en Burgos mi primo
me enseñó para casarme,
de blanco acero vestido,
en un retrato famoso,
con mil pendones moriscos,
cabezas y alfanjes rotos,
con un rétulo prolijo
de tu sangre y de tus hechos,
causa de haberte querido
para mi esposo entre tantos?

RUY:

Calla, Alambra, y no des gritos;
que en las cosas de cautela
anda el corazón fingido.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 038 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

Ponerte fuera mejor,
en vez del acero limpio,
aquestas sangrientas tocas
y aquesta cofia de pinos;
crenchas en vez de penachos,
rojos, blancos y amarillos;
chapines en vez de espuelas,
y por pendones moriscos
arcas de afeite y color,
y una rueca en vez del filo;
por rétulo tus infamias,
y entrellas, que Gonzalillo,
el menor de los Lara,
te ha muerto dos deudos míos,
y con un halcón torzuelo,
que le arrebató atrevido
de la mano a un escudero
que de las montañas vino,
delante del Conde, en Burgos,
te cruzó ese rostro lindo,
vertiendo sangre a su golpe,
boca, narices y oídos.
Vete, y no me veas más,
ni vuelvas a Barbadillo,
pues que sufres en tus barbas
las afrentas que te han dicho.

Vase


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 039 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

La dulce lengua de engañoso estilo
de un lisonjero amigo fabuloso;
la pluma del cobarde cauteloso,
ardiente espada de doblado filo;
las lágrimas del falso cocodrilo,
de la sirena el canto peligroso;
el león hambriento, el áspid venenoso
que silba por las márgenes del Nilo;
la furia del que hablando se deslengua
contra el ausente, la ocasión pasada
para poder satisfacer su mengua;
en el rendido la villana espada,
no igualan a la furia ni a la lengua
de una mujer, para vengarse airadas.
Entren Mendo, Gonzalo Bustos y sus hijos.

MENDO:

En el camino, Ruy Velázquez noble,
hallé a Gonzalo Bustos tu cuñado;
que porque no presumas trato doble,
viene obediente a lo que le has mandado;
no tiene el valle flor, ni el monte roble,
que no se haya movido y lastimado
del sentimiento que le dio tu pena,
haciendo propia en sí la culpa ajena;
sus hijos trae porque des castigo
al que dellos te ha sido inobediente.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 040 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Señor cuñado, el cielo sea testigo
de lo que el alma vuestro enojo siente.
Mis hijos, como veis, vienen conmigo
para que el que quedare se escarmiente.
Prended, matad a los que os dieron pena:
cualquiera dellos de mi brazo es vena;
sangrad al que os parece más culpado,
pues todos venas son de la cabeza;
quedaré por habellos engendrado
con la pena mayor, que es la tristeza.
¿Es Diego, es Nuño, es Álvaro el que ha dado,
para degenerar de mi nobleza,
causa a vuestro pesar, o acaso Ordoño,
de corto ingenio y en hablar bisoño?
¿Es Fernando, por dicha, aunque sencillo
para ofender a nadie, y de buen seso?
¿Es Alfonso, el mayor, o es Gonzalillo,
que al fin, como rapaz, será travieso?
Sacad la espada, y pasen a cuchillo
para venganza de su loco exceso;
uno solo dejad para que herede
mi casa, en quien mi mayorazgo quede.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 041 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

Gonzalo Bustos, mi querido hermano,
Alambra se enojó; perdón merece,
porque en el femenil humor liviano
presto cualquier enojo se enfurece:
No soy yo tan soberbio, ni tan vano,
como a estos caballeros les parece;
hijos son de mi hermana, y mis sobrinos,
más de perdón que de castigo dices.
Estébañez, mi deudo, está bien muerto;
que quien ofende a otro sin agravio,
o es loco o le han pagado por concierto,
que en no guardarse no parece sabio:
Cuando no fuera muerto, yo os advierto
que, para hacer el justo desagravio,
yo propio le matara; que esta ofensa,
como en mi sangre toca a mi defensa.
Juróme doña Alambra que no tuvo
culpa en aquesto, y que este vil cobarde
por sola envidia tan villano estuvo,
cosa que de furor me abrasa y arde;
si Alambra entonces el furor detuvo
y quiere que respeto se le guarde,
no os espantéis, porque es mujer, y mía,
prima del Conde, y, basta, vuestra tía.
Abrazadme, sobrinos; ea, Gonzalo,
no os recatéis; ¿qué andáis buscando modos
de parecer humildes, si os igualo,
como a mi sangre, al alma misma a todos?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 042 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

Señor, yo solamente he sido el malo;
vos, la nobleza y honra de los godos;
dadme perdón, o con la misma espada
cortadme el cuello.

RUY:

Que viváis me agrada,
sobrino, muchos años; que en la guerra
habéis de hacer a vuestra patria agora
famosa, si el pronóstico no yerra,
por esa espada, de su paz autora:
No se hable en esto más; todo se encierra
en que es dichoso el que al mayor honora;
Dios le alarga la vida.

DIEGO:

Aumente y guarde
la tuya.

RUY:

Descansad, hijos; que es tarde,
y vuestro padre y yo que hablar tenemos.

FERNÁN:

¿Besaremos las manos a mi tía?

RUY:

Hará, como mujer, locos extremos;
pase siquiera deste enojo el día.

GONZALO:

Pues vamos, que otros muchos la veremos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 043 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

¿En qué te sirvo yo?

RUY:

Bustos, querría
hablarte con espacio.

BUSTOS:

Ya te escucho.

RUY:

Pues oye atento, que me importa mucho:
El cordobés Almanzor,
Gonzalo Bustos, temiendo
el daño que en sus fronteras
hacer con mi gente puedo,
—vasallos de Villarén,
en Burueba y en los pueblos
de Barbadillo y la Torre
yo y doña Alambra tenemos—,
para cuando me casase,
—que esto os digo con secreto—,
me prometió seis mil doblas
de buen oro de Marruecos;
si éstas, veinte caballos,
potros famosos de aquellos
que en las gamenosas pacen
de Guadalquivir el heno;
doce alfombras mequinesas,
y doce alfanjes de acero
toledano, guarnecido
en damasco de oro y hierro;
diez jaeces tunecíes,
de filigrana los frenos,
con otras riquezas tales
de los africanos reinos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 044 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

Ya estoy, como véis, casado;
vos sabéis si pobre quedo
de los gastos que hice en Burgos
siete semanas arreo.
Fiestas, joyas, mesas, plato,
honra y pobreza me dieron;
si quiero salir al campo,
un caballo apenas tengo.
No hay en mi casa vajilla;
ayer empeñé a un hebreo,
por buen logro, el oro y la plata;
verdad es, ¡por Dios eterno!
no puedo pedir prestado,
porque a mí propio sospecho
que me salieran colores
de la vergüenza que tengo.
Mañana tendremos hijos,
porque ya principios veo
en doña Alambra, y mi casa
ha menester gastos nuevos.
Quiero escribir una carta
al rey Almanzor, y quiero
que se la llevéis, cuñado,
si en grado os viniere hacerlo;
porque a un rey no se han de hacer
embajadores plebeyos,
sino caballeros nobles,
y, siendo posible, deudos.
Si os place, Gonzalo Bustos,
ser hidalgo mensajero
para que el Moro me cumpla
las promesas que me ha hecho,
de lo que a mí me enviare
como hermanos partiremos;
que de lo que os diere a vos
no quiero parte; que creo
que lo habréis bien menester
para el forzoso sustento
de siete gallardos hijos,
de quien veáis dulces nietos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 045 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Si de mi satisfacción
podéis esperar que puedo,
hermano, señor y amigo,
serviros en lo propuesto,
dejando prólogos vanos
y excusando cumplimientos,
digo que escribáis la carta
para que me parta luego;
que no haré falta en mi casa,
ni ami Sancha, ni al gobierno,
pues le quedan siete hijos
que la acompañen, haciendo
mejor oficio que yo,
que como veis, estoy viejo,
gracias a Dios, no caduco;
mas de las armas el peso
me tiene, cual veis, cargado;
pero muy pronto y ligero
para serviros.

RUY:

Gonzalo,
que vays entretanto os ruego
a desenojar a Alambra.

BUSTOS:

Yo voy, y guárdeos el cielo.
Váyase Bustos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 046 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

¡Alí! ¿Qué digo? ¡Hola, moro!
Sale Alí, cautivo.

ALÍ:

¿En qué te sirvo?

RUY:

Di a Mendo
que te dé tinta y papel.

ALÍ:

Voy.

RUY:

Aquí aguardo.

ALÍ:

Ya vuelvo.

RUY:

Desta vez sale la infamia
de Lara de todo el reino
de Castilla, y desta vez
libre de sus hijos quedo.
Agora quiero que Alambra
conozca lo que la quiero;
que la traición y el amor,
por opinión de hombres cuerdos,
desde el principio del mundo
contrajeron parentesco.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 047 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


Alí entre
ALÍ:

Aquí está tinta y papel.

RUY:

Pues en arábigo, luego,
escribe tales razones...
¿De qué me miras suspenso?

ALÍ:

¿En arábigo, señor?

RUY:

Escribe.

ALÍ:

Di.

RUY:

Mientras cierro
la puerta, dobla el papel.

ALÍ:

Comienza.

RUY:

[Aparte]
¡Ah, qué bien me vengo!
«Ruy Velázquez, castellano,
a ti, Almanzor, Rey supremo
de España, salud envía.»

ALÍ:

«Salud envía..»


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 048 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

«Hoy te quiero
dar a Castilla.»

ALÍ:

«A Castilla...»

RUY:

«Porque ese valiente viejo
es Gonzalo Bustos.»

ALÍ:

«Bustos...»

RUY:

«Que de siete caballeros,
los mejores de Castilla,
y de más gallardo esfuerzo,
es padre, a quien de los hombros
quita la cabeza luego,
para que Garci Fernández
pierda el mejor consejero.
A los campos de Almenar
llevar los siete prometo,
con engaño y poca gente.»

ALÍ:

«Poca gente...»

RUY:

¿Está ya puesto?

ALÍ:

Sí, señor.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 049 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

«Tus capitanes
envía con grueso ejército,
y sean Viara y Galve;...»

ALÍ:

«Viara y Galve...»

RUY:

«Que a éstos
yo se los pondré en las manos;
y está seguro que, muertos,
podrás entrar en Castilla
sin defensa, y está cierto
que otro conde Julián
rinde a tu servicio el pecho.»

ALÍ:

«El pecho...»

RUY:

Y pasando el tuyo,
queda este caso secreto.
Dale con una daga.

ALÍ:

¡Muerto soy!

RUY:

¡Mendo, Almendar!
Entren.

MENDO:

¡Señor!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 050 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

Este moro he muerto
por negocios de mi honor;
entre los dos, con silencio,
le arrojad en ese río.

MENDO:

Ten de esa parte.

ALMENDAR:

Ya tengo.

RUY:

La carta quiero cerrar
de mi mano y de mi sello,
y darla a Gonzalo Bustos.
Temeraria hazaña emprendo,
pero el amor y el agravio
ni quieren paz ni consejo.
Amo, y estoy agraviado;
traidor soy, disculpa tengo.

FIN DEL PRIMER ACTO.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Acto II
Pág. 051 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


 

Entren el rey Almanzor,
Viara y Galve, capitanes suyos.
ALMANZOR:

¿A mí de Ruy Velázquez mensajero?

VIARA:

Embajador, señor, puedes llamarle;
que dice que es su deudo y caballero.

ALMANZOR:

Luego será razón asiento darle.

GALVE:

Después de haber sabido a lo que viene,
podrás, si es cosa de tu gusto, honrarle.

ALMANZOR:

Entre el cristiano, pues.
Entre Bustos.

BUSTOS:

El Dios que tiene
la vida de los hombres en su mano
la tuya aumente cuanto a un rey conviene.

ALMANZOR:

Alza del suelo, embajador cristiano,
y dime a lo que vienes brevemente.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 052 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Ruy Velázquez, señor, el castellano,
aquel gallardo lidiador valiente,
en consejos de paz Pompilio Numa,
y Horacio en guerra, el defensor del puente,
con debida humildad tomó la pluma
y aquí te refirió su pensamiento;
con esto he dicho mi embajada en suma.

ALMANZOR:

Tus años, tu valor, tu entendimiento,
acreditaran, a no ser mi amigo,
deste papel el dueño y el intento.
No envidio a vuestro Conde, Alá es testigo,
la bella tierra que en Castilla alcanza,
aunque la miro yo como enemigo;
no victorias sujetas a mudanza,
ni riquezas opuestas a las furias
de lo que puede la morisca lanza;
no las montañas bárbaras de Asturias,
poderosa defensa a nuestro rayo
y sagrado laurel de sus injurias;
que tenga, sí, por capitán, por ayo,
a Ruy Velázquez, la mejor espada
que tienen las reliquias de Pelayo.
Leeré la carta, alegre a su embajada
como si el Miramamolín que adoro
me la escribiera; así su amor me agrada.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 053 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Lea aparte
BUSTOS:

Conforma ese valor con tu decoro,
que honrar el benemérito es justicia;
y como el claro sol engendra al oro,
así la honra el rey que no codicia
más alabanza que de darla el bueno.

GALVE:

¿Cómo anda por allá vuestra milicia?
¿Quedaba vuestro ejército bien lleno
de famosos soldados castellanos?

BUSTOS:

No está de aquel valor pasado ajeno;
nacieron con las armas en las manos
los hombres de Castilla, mayormente
los que son verdaderos asturianos.
¡Experiencia tenéis de nuestra gente

GALVE:

Ya he probado, cristiano, sus fronteras
y cuerpo a cuerpo más de algún valiente;
que ya pasé del Tajo las riberas,
y en las niveles del alto Guadarrama
surcaron de mi campo las hileras.

BUSTOS:

¿Tu nombre?

GALVE:

Galve soy.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 054 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Ya por la fama
te conozco y te he visto.

ALMANZOR:

Yo he leído.
¿Tú eres Bustos?

BUSTOS:

Castilla así me llama.

ALMANZOR:

¿De ese valiente brazo han procedido
los siete Infantes, de Castilla amparo?

BUSTOS:

Yo soy padre, y su maestro he sido.

ALMANZOR:

Merece eternidad tu nombre claro;
pero tu vida, aquí término breve,
si en mi interés y no en tu edad reparo:
que te mate me escriben.

BUSTOS:

No me debe
esa correspondencia mi cuñado,
ni sé cómo es tan noble y tan aleve.
Si vine de ese bárbaro engañado
por pleitos de mis hijos y su esposa,
en que ni parte soy ni estoy culpado,
tú, como rey, con mano generosa
me darás libertad, sin querer parte
en la traición de un bárbaro alevosa.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 055 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ALMANZOR:

Bien puedo yo la vida perdonarte,
pero no la prisión, Bustos, amigo,
porque es razón de estado aprisionarte.
Esto es lo más que puedo hacer contigo:
Desceñilde la espada.

BUSTOS:

A un Rey daréla,
traidor cuñado, desleal Rodrigo.
¡Qué vil es la venganza con cautela!

ALMANZOR:

Ocasión le habrás dado.

BUSTOS:

¿Yo? Ninguna.
Cosa que en mi desdicha me consuela.

ALMANZOR:

Bustos, en la que agora te importuna,
pues eres sabio y hombre generoso,
tolera con paciencia tu fortuna.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 056 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Bien sé que en ser tu esclavo soy dichoso.
Váyanse los moros
¿Por dónde comenzaré
a quejarme de mi suerte?
¿Cómo llamaré a la muerte
para que vida me dé?
Que otra libertad no sé
para que pueda vivir,
pues solamente morir
me puede dar libertad,
y aquí la mayor crueldad
es quererla diferir.
Como bárbaro del Nilo,
Ruy Velázquez se vengó;
de unas letras fabricó
para mi garganta el filo:
matóme su falso estilo.
¡Ah, pobre Gonzalo Bustos!
Mis disgustos fueran justos;
pues pudiéndolos huir,
vine a Córdoba a morir
por entre casos injustos.
Ruy Velázquez, el de Lara,
mi cuñado por mi mal,
yo necio y vos desleal,
¡quién de los dos lo pensara!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 057 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Si de vos no me fiara,
libre estaba de mis daños:
tengan la culpa mis años,
no vuestros falsos tesoros,
pues a morir entre moros
me han traído mis engaños.
¡Oh, qué mal hice en fiar
de un hombre falso ofendido!
Mi muerte misma he traído,
¿de quién me puedo quejar?
Cuántas veces al pasar
por esos valles extraños,
hablando en estos engaños
con los robles y las hayas,
me dijo el eco: "No vayas
donde son los daños, daños."
Mas las cosas desta vida,
como al fin es toda error,
pasan por este rigor
hasta su fatal caída
su vanidad advertida,
sus bienes y sus disgustos,
hasta sus límites justos,
y salir de tantos mares;
los pesares son pesares,
y los gustos no son gustos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 058 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Entre Arlaja, mora.
ARLAJA:

¿Eres, cristiano, por dicha,
el preso del Rey, mi hermano?

BUSTOS:

Por dicha soy el cristiano,
y el preso soy por desdicha.
Dame, señora, tus pies.

ARLAJA:

Levanta, no estés ansí.

BUSTOS:

Libre estoy pues que te vi,
y así es bien que me los des.
Hazme una merced tan alta
en mis amargos sucesos;
dame esos pies, que a los presos
pies solamente les falta.
Si dije que libertad
cuanto te miré tenía,
bien dije, pues en ti vía
la imagen de la piedad.
Habemos dado en agüeros
los castellanos allá;
corta mi prisión será
si he de mirar los primeros;
que siendo la primer cosa
que después de mi prisión
he mirado, indicios son
de mi libertad dichosa.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 059 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ARLAJA:

El Rey con tanta piedad
ha tomado tu suceso,
que quiere tenerte preso
y te dará libertad;
que a no mirar su nobleza,
tu engaño y valor, Gonzalo,
ya hubieran puesto en un palo
sus ministros tu cabeza.
Y advierte con qué afición
mira tus cosas, cristiano,
pues ha dejado en mi mano
la llave de tu prisión.
Yo soy tu alcaide, y a quien
toca el aguardarte.

BUSTOS:

Y yo digo
que esta prisión no es castigo,
sino mi descanso y bien.
A la prisión que me aguarda,
que no a la gloria presente,
verás que vine inocente
si un ángel me dan por guarda.
Que, aunque eres mora, segura
la comparación parece,
pues nombre de ángel merece
la virtud y la hermosura.
¿Qué quieres hacer de mí?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 060 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ARLAJA:

Regalarte, lastimada
de tu prisión.

BUSTOS:

Disculpada
queda su traición por ti,
pues pensando hacerme daño
con esa carta fingida,
por la muerte me dio vida,
y gloria por el engaño,
¿Tienes noticia de mí?

ARLAJA:

Sé tus cosas por tu fama
y un cautivo que te ama
me cuenta algunas de ti.
Y ten por cierto que he sido
tan escasa de mi amor,
que ha deseado Almanzor
casarme, y que no ha podido.
Y que sólo tú en el mundo
me debes inclinación,
porque en la buena opinión
de las virtudes la fundo.
Yo no reparo en la edad
y juvenil gentileza:
Alma es edad, es nobleza,
hermosura y calidad.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 061 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Pienso que el cielo, y bien pienso,
de la maldad condolido
de un traidor que me ha vendido,
hoy, con su poder inmenso,
conmueve tu voluntad
para que me des consuelo,
pues solamente del cielo
viniera tanta piedad.
Siete hijos que me ha dado,
doy, señora, por fiadores
de mi obligación.

ARLAJA:

No llores,
Bustos, ni tengas cuidado;
ven conmigo.

BUSTOS:

Ruego a Dios
te pague tanta piedad.

ARLAJA:

Él te dará la libertad.

BUSTOS:

Yo la espero de los dos:
Dél por justicia, y de ti
por piedad; que una mujer
piadosa bien puede ser
cielo en favor para mí.

Vanse.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 062 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Almanzor, Viara y Galve.
ALMANZOR:

La gente ha de salir a toda prisa
de la frontera donde está alojada,
hacia los campos del Almenar marchando;
que allí me escribe Ruy Velázquez tiene
prevenido el engaño a los Infantes,
los cuales os pondrá tan fácilmente
a los dos en las manos, que un soldado,
el más vil del ejército, les pueda
derribar las cabezas de los hombros.

VIARA:

Yo, señor, presumiera que era engaño
en daño tuyo si a Gonzalo Bustos
no viera en la prisión, y a Ruy Velázquez
determinado a que le des muerte:
Amistad es, sin duda, del cristiano;
él se mueve por odio que les tiene,
y por el interés del amor tuyo.

GALVE:

Y es tan grande amistad, que si te entrego
estos siete mancebos, belicosos,
puedes creer que reinas en Castilla,
y que Garci Fernández preso tienes.
No tiene[n] más defensa sus fronteras;
no tienen más ofensa nuestros muros;
no temen otras lanzas tus soldados,
ni otra cosa la fama esparce al mundo,
ni lleva al mar en sus doradas alas,
sino el claro valor de los de Salas,
los de Lara, valientes y robustos,
hijos del capitán Gonzalo Bustos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 063 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


VIARA:

Pues un rapaz, señor, que se ha criado
como pudiera a pechos de leones,
menor que todos, y mayor en fuerzas,
cosas se cuentan dél, que el mundo admiran:
para matar a un hombre, pocas veces
saca la espada si le tiene cerca,
porque de una puñada deja impresos
los artejos del puño entre los sesos.

ALMANZOR:

No os detengáis; tomad caballos, salga
de la frontera mi lucido ejército,
y a la vega de Fabros marche aprisa,
y espere en Almenar, donde me avisa;
que yo quiero quitar siete cabezas
de la sierpe de Bustos, como Alcides,
en esos siete Infantes, o leones,
de la defensa de Castilla al Conde.

VIARA:

A Ruy Velázquez quedas obligado.

ALMANZOR:

Viara, las traiciones agradezco,
y no pago al traidor, que le aborrezco.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 064 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Éntrense, y salgan algunos de los Infantes y Ruy Velázquez.
RUY:

Mientras en Córdoba está
vuestro padre valeroso,
que ya poco tardará,
porque Almanzor generoso
querrá despacharle ya,
quiero salir con mi gente,
sobrinos, hasta Almenar,
que, como de dueño ausente,
osa el moro molestar
atrevido y insolente.
No puedo tener la espada
en ocio, porque envainada
no da honor, antes afrenta,
y agrádame más sangrienta
que con guarnición dorada;
tened por acá, sobrinos,
cuenta con mi casa y vuestra.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 065 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


FERNÁN:

Aunque por valor indignos,
tío, por la sangre nuestra,
de más honra somos dignos.
Cuando vais a pelear,
limpiar y correr la tierra,
¿aquí nos queréis dejar,
vos con la espada en la guerra
por los campos de Almenar,
y nosotros envainada,
con la guarnición dorada,
que decís que no da honor,
perdiendo aquel resplandor
que da la sangre en la espada?
No, tío, que no es razón
que así no cortéis las alas.
Tío, honrad nuestra opinión;
que los Infantes de Salas
vuestra misma sangre son.
Llevad los siete soldados
que a vuestro lado tenéis;
que, aunque los llevéis honrados,
pocos tales llevaréis
ni mejor ejercitados;
ya el moro conoce a Lara,
ya sabe nuestro valor.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 066 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

Afrenta ha sido muy clara
tío, y perdonad, señor,
que así os lo diga en la cara.
¿Somos dueñas, que decís
que en vuestra casa quedemos
mientras al campo salís?

RUY:

Gonzalo, no hagáis extremos.

GONZALO:

Bien a quien sois acudís:
¿Tan mal se aplica al acero
nuestra condición? Si fuera,
por dicha, otro caballero
quien eso dijera...

RUY:

Espera,

GONZALO:

abrazarte quiero,
y advertid que no es dudar
de vuestro heroico valor,
que fue temor de enojar
a vuestra madre.

GONZALO:

Señor,
antes le daréis pesar
cuando nos dejéis con ella,
que es vuestra hermana, y sabéis
que de vos resulta en ella
ese valor que tenéis.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 067 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

Pues traed licencia della.

GONZALO:

No hay licencia que traer;
ya sacamos los caballos.

RUY:

¡Sobrinos!

GONZALO:

Esto ha de ser.

RUY:

Pues voy a ver qué vasallos,
—que pocos son menester
si vosotros vais conmigo—,
llevo esta vez de mi tierra
a castigar mi enemigo;
y ya que vais a la guerra,
atended a lo que os digo:
armaos y venid tras mí;
que allá os espero en la vega
de Fabros, para que allí
sepamos adónde llega
el moro.

DIEGO:

Pues quede ansí.

RUY:

Adiós, sobrinos queridos.

FERNÁN:

Tío, adiós.

RUY:

Allí os espero.

Vase.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 068 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

Los que no estáis prevenidos
de caballero y limpio acero,
para que salgáis lucidos,
váyanlos luego a buscar.

FERNÁN:

Tú, los que de caza tienes
querrás, Gonzalo, llevar.

GONZALO:

Dejadme aquí.

DIEGO:

¿Qué previenes?

GONZALO:

A Constanza quiero hablar.

FERNÁN:

¿Agora es tiempo de amor?
{{Pt|GONZALO:|
Antes influye valor.v

DIEGO:

Ella viene.

FERNÁN:

Allá esperamos.
Constanza entre.

GONZALO:

Mas, ¿qué sabes que nos vamos?

CONSTANZA:

Ya me lo dijo el temor.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 069 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

No fuera cosa decente,
cuando Ruy Velázquez parte
contra este moro insolente,
que de Lara el estandarte,
aunque está su dueño ausente,
quedara en Salas doblado.

CONSTANZA:

Bien es que le acompañéis,
digno proceder, y honrado,
de la sangre que tenéis
y del valor heredado;
pero pedir que quien ama
no tema, es pedir al sol
yelo, y a la luna, llama.

GONZALO:

No tiene el mundo español,
Constanza , de mayor fama
que Ruy Velázquez, mi tío,
y ella sola hará que el moro
fronterizo pierda el brío.

CONSTANZA:

No es ése el temor que lloro,
querido Gonzalo mío,
sino el ver las ocasiones
que con él habéis pasado;
porque, si a mirar te pones
que doña Alambra ha intentado
tantas suertes de traiciones,
verás que es justo el temor
y que no suelen ser vanas
las profecías de amor.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 070 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

Conozco las inhumanas
entrañas, ira y furor
de doña Alambra, mi tía;
pero en Ruy Velázquez son
de nobleza y valentía;
que es cobarde la traición,
y él no ha de hacer cobardía.
No me puedo detener;
dame tus brazos, Constanza,
que presto te pienso ver.

CONSTANZA:

¡Terrible desconfianza!

GONZALO:

Pena me das.

CONSTANZA:

Soy mujer.

GONZALO:

Y yo tuyo, muerto o vivo;
y acuérdate desde agora
que te digo y apercibo
estas palabras, señora,
puesto ya el pie en el estribo.
En ellas, y en mal tan fuerte,
la fe de mi amor advierte,
porque decirlas partiendo
es como estarlas diciendo
con las ansias de la muerte.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 071 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


CONSTANZA:

Si pretendes persuadirme,
el camino de obligarme
es amarme y escribirme,
que es escribirme y amarme
tenerme obligada y firme.

GONZALO:

Haz cuenta que me apercibo
entre las armas si vivo,
mas quiriendo combatir,
¿qué ha de parecer decir:
señora, aquésta te escribo?

CONSTANZA:

Pues ¿qué le quita al valor
el enternecerse amando,
si tiene un soldado amor?

GONZALO:

Temer morir peleando,
y ser infame el temor.
Pero si de ti me privo,
libre estaré de escribir;
que en dolor tan excesivo
mal puedo ausente vivir,
pues partir no puedo vivo.
Y si ya partir es muerte,
¿qué tengo que persuadirte?
porque, siendo tal mi suerte,
no he de poder escribirte,
cuanto más volver a verte.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 072 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


CONSTANZA:

¿Eso me das por consuelo?

GONZALO:

Ya los caballos, Constanza,
con los pies arando el suelo,
llaman a tomar la lanza
para levantar el vuelo.
Quédate adiós, y de mí
te acuerda.

CONSTANZA:

Sólo nací
para ser tuya.

GONZALO:

Algún día
seré tuyo y serás mía.
Lope entre

LOPE:

¿Qué haces, señor, aquí?
¿No adviertes cómo inquïeta
los caballos la trompeta?

GONZALO:

¿Salen mis hermanos?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 073 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


LOPE:

Ya
galán Fernán Bustos va
blandiendo un asta jineta.
Diego González, gallardo,
con armas blancas, que cubre
un sayo amarillo y pardo,
la gentileza descubre
de quien tanta fama aguardo.
Álvaro Bustos, valiente,
en un bárbaro alazán,
armada el anca y la frente,
de un encarnado gabán
encubre el arnés luciente.
Y don Alonso, un melado
de bandas y de roeles
el paramento bordado,
con pretal de cascabeles,
lleva en halcón transformado.
Ordoño González lleva
desde la gola a la greba
de una sobreveste blanca,
en una yegua potranca
que de los vientos se ceba.
Nuño Bustos, con un sayo
verde, rige un fuerte bayo,
negro de cabos y rizo,
que es en la boca granizo,
trueno en pies y en ojos rayo.
No menos Nuño Salido:
aunque viejo, en un castaño
de moscas blancas teñido,
salió del Jordán del baño,
y así le llaman Salido.
¡Ea! ¿Qué estás esperando?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 074 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

Pues, Lope, dame mi overo,
puesto que me está abrasando
su envidia.

LOPE:

¡Oh, buen caballero,
la fama te está mirando!
Éntrense, y salgan Ruy Velázquez, Viara y Galve.

VIARA:

La belicosa gente que tenía
en la frontera, Ruy Velázquez noble,
moví con la presteza que debía.

GALVE:

No es noble el que hace aqueste trato doble.

VIARA:

Es toda tan lucida infantería,
que puede al mundo resistir inmoble,
y los caballos cada cual pudiera
llevar a Marte por su clara esfera.
Esto manda Almanzor, mi Rey supremo,
y esto obedezco por servicio tuyo.

RUY:

Cuando no fueran buenos en extremo
—que lo conozco yo del valor suyo—,
aquí no hay qué temer.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 075 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


VIARA:

Yo a nadie temo,
y de tu sangre y tu lealtad arguyo
que no hicieras a Bustos este daño
si fuera tu intención ardid y engaño.

RUY:

¿Por qué no le ha cortado la cabeza
vuestro rey Almanzor a mi cuñado?

GALVE:

Parte ha sido piedad, parte nobleza;
pero él está bien preso y maltratado:
No dudes que le mate la tristeza,
invisible cuchillo a un desdichado;
que en casos tales, en rigor tan fiero,
tanto corta el dolor como el acero.

RUY:

Mis sobrinos sospecho que han venido,
que siento algún rumor entre la gente.

VIARA:

¿Dónde estaré, Velázquez, escondido?

RUY:

En el pinar que estás mirando enfrente.
Yo te pondré los siete en tal partido
que puedas degollarlos fácilmente.

GALVE:

¿Qué gente traen?

RUY:

Poca y mal armada.

VIARA:

Como corderos teñirán mi espada.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 076 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Éntrense, y salga Nuño, los Infantes y Lope.
NUÑO:

Que os volváis os aconsejo,
hijos, desde aquesta vega;
que los agüeros que he visto
me han dado mortales señas.
Sobre aquella ruda encina
una corneja siniestra
cantaba en voz dolorosa
sus lastimosas endechas.
Allí la región del aire
de gotas de sangre siembran
siete palomas, heridas
de aquel águila soberbia.
Mirad en aquellas hayas
una trabada pendencia
de dos pájaros celosos
que los cuellos se atraviesan.
Coronado salió el sol
de rojas nubes sangrientas,
con que, entristecido el aire,
volaba con alas negras.
Todas las aves lo son,
que a trechos saltando vuelan
delante de los caballos,
que van bufando de verlas.
En ese vecino arroyo,
que estas vegas atraviesa,
se le cayó a Gonzalico
de las armas una pieza.
Hijos, no hay pasar de aquí;
todo caballero vuelva
a Salas o a Barbadillo.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 077 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

¡Qué bajeza, qué vergüenza!
Nuño, ¿tú nos has criado?

NUÑO:

Gonzalo, ¡nunca Dios quiera
que yo os aconseje infamias,
ni vergüenzas, ni bajezas!
Yo os he enseñado las armas,
y en el ejercicio dellas
no fui el postrero jamás.

LOPE:

En vano los aconsejas;
mayormente con agüeros
reprehendidos por la Iglesia,
contrarios a nuestra fe
y a toda intención discreta.
¿Qué importa que los mochuelos,
los búhos y las cornejas,
canten o lloren aquí,
ni salten las aves negras?
Que ellos cantan porque tienen
picos y gargantas bellas,
vuelan porque tienen alas,
saltan porque tienen piernas.
Ea, señores, caminen.

NUÑO:

Lope, no es bien que te atrevas,
siendo un escudero vil,
a contradecir mis quejas.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 078 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


LOPE:

Honrado montañés soy,
nací en el solar de Vega
y no he de volver atrás.

GONZALO:

Mejor es que tú te vuelvas,
Nuño, que estás viejo ya
para cosas de la guerra.

DIEGO:

Sí, Nuño, vuélvete a Salas;
toma el báculo y las cuentas.

NUÑO:

¿Queréis que me vuelva?

TODOS

Sí.

NUÑO:

Pues yo me vuelvo.

LOPE:

Y aciertas.
Váyase Nuño.

FERNÁN:

Viejo está Nuño Salido.

LOPE:

Como la sangre se tiempla,
vanse perdiendo los bríos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 079 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Entren Ruy Velázquez, Mendo y soldados.
RUY:

Sobrinos, enhorabuena
hayáis venido gallardos
a defender vuestra tierra.
¡Oh, qué valientes soldados,
qué talles, qué gentilezas!
¿Qué moros han de aguardar
desde el instante que os vean?
Paréceme que volvéis
cargados de las riquezas
de los cordobeses moros;
ya por relación os tiemblan.
¡Oh, cómo habéis de llevar,
para cuando Bustos venga,
de siempre verde laurel
coronadas las cabezas!
Dadme todos vuestros brazos.
¡Cuánto me holgara que os viera
el Conde Garci Fernández!

FERNÁN:

Siendo todos sangre vuestra,
y la empresa a que venimos
no menos que santa empresa,
seguros, señor, estamos
de que tan bien nos suceda,
que a vuestra esposa llevemos
mil riquezas desta guerra.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 080 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

Gonzalo, ¿cómo venís?

GONZALO:

Como quien sólo desea
serviros.

RUY:

Vos sois la honra
de Lara.

GONZALO:

Y vos sois la nuestra.
Vuelve Nuño Salido

NUÑO:

No me sufre el corazón
que con tan tristes sospechas
desprecie quien he criado.

RUY:

Vuestro ayo, ¿a dónde queda?

FERNÁN:

Volvióse el viejo, señor,
porque dice que recela
algún mal de vuestro enojo.

RUY:

¿Qué baja intención es ésa?
Siempre Nuño me es contrario;
mas ¿qué mucho, si en las venas
tiene tan infame sangre?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 081 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NUÑO:

Yo les dije que volvieran
con sospecha de traición,
no porque cobarde sea;
y esas palabras, Rodrigo,
parecen mal en ausencia,
porque miente el que dijere
que a mí me falta nobleza;
viejo soy, fáltame sangre,
pero la que tengo es buena.

RUY:

¿Esto sufrís, caballeros
de mi casa?

MENDO:

Aparte.
¡Muera!

GONZALO:

Eso no, que me he criado;
ten la espada lisonjera,
Mendo; que desta puñada
pondré tu cuerpo en la tierra.

RUY:

¡Ah, Mendo! ¡Gonzalo!

MENDO:

¡Ay, ay!

FERNÁN:

Matóle de un puño.

GONZALO:

¡Afuera!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 082 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

No, sobrinos, eso no,
tened las espadas quedas;
ya es muerto Mendo; ¿qué importa?
puesto que dello me pesa,
no haya más, Nuño Salido;
prosigamos con paciencia
lo que importa a nuestro honor.
Tocan.
Las cajas moriscas suenan;
la gente voy a ordenar;
tomad, señores, la vuestra,
y acometamos al moro;
que no es tiempo de pendencias.
Váyase

FERNÁN:

A ordenar la gente va.

DIEGO:

Ya el moro sale a la vega
del pinar de aquellos montes.

GONZALO:

¡Lucida gente!

LOPE:

¡Soberbia!

NUÑO:

¡Ay, hijos, mucha parece!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 083 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


LOPE:

¡Oh, cuánta blanca bandera
por entre las ramas sale!
¡Oh, cuánta lanza jineta!

NUÑO:

Hijos, vendidos venís,
que ya el ejército os cerca:
¿Estos son los pocos moros?

DIEGO:

Y ¡vive Dios, que se aleja
Velázquez y que parece
que los suyos no pelean!

NUÑO:

¿Era bueno mi consejo?
Pues, hijos, lugar os queda
para que podáis huir.

GONZALO:

Y ¿qué dirá cuando vuelva
Velázquez a Burgos, padre?

NUÑO:

¿La verdad no tiene fuerza?

GONZALO:

Tiene fuerza de verdad,
pero muchas veces queda
de la mentira oprimida,
y entretanto la inocencia
padece.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 084 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NUÑO:

Tente, Gonzalo.

GONZALO:

¡No el honor, la vida muera!
Suene la guerra,
y salga Ruy Velázquez

RUY:

Agora me pagaréis
villanos hijos de Bustos,
tantos disgustos injustos
como a doña Alambra hacéis.
Quien ofende y se asegura,
a la venganza se allana;
los campos de Arabiana
serán vuestra sepultura.
Quede este escuro pinar
de vuestra sangre teñido;
que no ha de cubrir olvido
que me he sabido vengar.
Cercados los tienen ya;
bravamente se defienden;
que el ver la muerte que entienden,
mayor ánimo les da.
¡Cómo discurre sangriento
Gonzalillo a todas partes
por los moros estandartes!,
mas son diez mil para ciento.
Ea, doña Alambra, baña
en esta sangre tu pecho;
que esta venganza te ha hecho
segunda Cava en España.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 085 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Suene la guerra,
saliendo los moros con ellos peleando,
y después Lope.
LOPE:

Ya que tan cierta es la muerte
destos pobres caballeros,
¿qué aguardáis, viles aceros,
donde su sangre se vierte?
Mas si vuelvo a pelear,
y con ellos muerto aquí,
la verdad se entierra ansí,
nadie la podrá contar.
Conviene, pues, al honor
de los Infantes de Salas,
que me dé el aire sus alas,
sus espuelas el temor.
Siempre en batallas se halla
un mensajero que lleva
la nueva, y a dar la nueva
salgo yo de la batalla.
Ello no es de montañés;
mas que yo no muera aquí
debe de importar ansí
si tengo de hablar después.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 086 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Torne la guerra, y salga Gonzalo,
todo sangriento, con la espada desnuda.
GONZALO:

¿Adónde estás, vil cobarde?
Ven a beber sangre, ven,
pues te has vengado tan bien,
aunque te has vengado tarde.
Autor de hazañas tan bellas,
ven, mátame cara a cara,
que, aunque de espaldas te hallara,
también la tienes en ellas.
Sangre de Lara hay en ti;
ven, infame caballero;
sacarétela primero;
mas no haré, que huirás de mí.
¡Muerto soy! ¡Ay, padre mío!
¡Ay Sancha, querida madre!
Recibe, mi amado padre,
este abrazo que te envío
y dame tu bendición.
¡Oh, qué bien, prima Constanza,
me partí sin esperanza,
sospechando esta traición!
¡Ay, si me vieras mortal,
pero en mi mortal porfía!
¿Dónde estás, señora mía,
que no te duele mi mal?
¿Dónde estás, que no te duelen
estos miserables casos,
como en los últimos pasos
las dulces amantes suelen?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 087 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


GONZALO:

¿No te dice el alma el mal
que estoy padeciendo agora?
O no lo sabes, señora,
o eres falsa y desleal;
pero deslealtad en ti,
que la presuma no es bien;
callar el alma también,
será porque vivo en mí.
Yo me acuerdo que en pensar
que apartaban nuestras vidas,
de mis pequeñas heridas
compasión solías tomar.
Yo soy tu primero amor,
tu esposo, Constanza, fui;
que aunque no te merecí,
ya merecí tu favor.
Mil veces te vi llorar
por heridas desiguales,
y agora, de las mortales
no tienes ningún pesar.
Mas, ¿en qué estoy divertido,
y en ocio infame las manos?
ya faltan mis cuatro hermanos,
ya murió Nuño Salido.
¡Ánimo, valiente espada,
más a morir que a matar,
para acabar de vengar
una mujer enojada!

Váyase.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 088 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Entren Constanza y Lambra.
CONSTANZA:

Esto dicen por ahí.

LAMBRA:

Pues, Constanza, no lo creas
hasta que cierto lo veas.

CONSTANZA:

Basta ser mal para mí.

LAMBRA:

Cuando no los amparara
Ruy Velázquez, mi marido,
¿quien pudiera haber vencido
a los Infantes de Lara?
Corrillos vulgares son,
que, como ves, profetizan.

CONSTANZA:

Mucho me melancolizan.

LAMBRA:

Ya muestras mucha pasión.

CONSTANZA:

Pues dame que sean muertos,
que tú me verás más clara.

LAMBRA:

Sangre tengo yo de Lara,
y no digo desconciertos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 089 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Entren Ruy Velázquez y soldados.
RUY:

¿Puede un hombre con victoria
merecer tus brazos?

LAMBRA:

Sí;
porque tengo puesto en ti
toda mi corona y gloria.

RUY:

Tú has vencido, y tuya es.

LAMBRA:

Dime cómo.

RUY:

Ya murieron
los que el agravio te hicieron.

LAMBRA:

No brazos, dame los pies.

RUY:

Más he menester los brazos.

CONSTANZA:

¿Quién queda muerto, señor?

RUY:

Los villanos de mi honor,
hechos del moro pedazos.

CONSTANZA:

¿Son los Infantes?

RUY:

Pues ¿quién?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 090 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


CONSTANZA:

Luego tú los has vendido.

RUY:

¿Estás loca?

CONSTANZA:

Ellos lo han sido.

RUY:

Y tú, Constanza, también.
¿Sabes lo que dices?

CONSTANZA:

Sí,
pues, contra el justo decoro,
tu sangre has vendido a un moro,
y en ella muértome a mí.

RUY:

De escuchar me maravillo
las palabras de tu boca.

LAMBRA:

Déjala; que estaba loca
de amores de Gonzalillo.

RUY:

Porque es locura el amor,
dejo de pasarte el pecho.

CONSTANZA:

Con las traiciones que has hecho,
no puede ser la mayor.
¡Ah, infamia de los de Lara
véngueme el cielo de ti!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 091 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

¿Mataréla?

SOLDADOS:

¡Huye de aquí!

CONSTANZA:

¡Ojalá que me matara!

RUY:

Llevadla de aquí, soldados.

CONSTANZA:

Llevadme a Salas, señores.
Llévenla.

LAMBRA:

Si sabes que son de amores
los yerros más disculpados,
perdona su desatino.

RUY:

¿Era bien que esto dijera
cuando más loca estuviera?

LAMBRA:

Pónganla luego en camino;
que si te digo verdad,
de Gonzalo está preñada,
y allá en secreto casada.

RUY:

Pues pague su liviandad.

LAMBRA:

Dime, mis ojos queridos,
¿que ya Gonzalillo es muerto?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 092 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

Los cuerpos tiene el desierto
por el arena esparcidos,
y las cabezas, los moros
llevan a Córdoba.

LAMBRA:

Aquí
me trae la nueva a mí
ricos y alegres tesoros.
No te he visto más galán
desde que soy tu mujer.

RUY:

¡Oh, lo que puede un placer!

LAMBRA:

Mis brazos te lo dirán.

SOLDADOS:

Ya va camino Constanza.

LAMBRA:

No hay cosa de mayor gusto
que vencer un pleito injusto
y acabar una venganza.

Váyanse.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 093 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Entren Gonzalo Bustos y Arlaja.
ARLAJA:

¿De qué son tantas tristezas
y tantos temores vanos?

BUSTOS:

Puesto, Arlaja, que esas manos
han hecho tantas grandezas
para mi gusto y consuelo,
advierte que el alma siente
verme de mi casa ausente.

ARLAJA:

Y ¿aquí no te cubre el cielo?
¿Es, por ventura, prisión
ésta en que estás?

BUSTOS:

Es verdad;
y la mayor libertad,
ser preso de tu afición.
Mis hijos me dan cuidado.

ARLAJA:

Presto le tendrás de mí;
que, aunque soy quien soy, de ti
todo mi honor he fiado.
Celos me dan de que estés
triste por tus hijos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 094 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Son
tan dignos de mi afición,
como lo verás después
que a Córdoba llegue alguno;
que pienso que vendrá aquí,
y éste que tengo de ti
aún es agora ninguno;
pues mientras a luz no sale,
Arlaja, no obliga a amor.
Galve entre.

GALVE:

Bustos, el Rey mi señor,
—que no hay cosa que no iguale
la virtud y la nobleza—
quiere que comas con él.

BUSTOS:

La mucha que vive en él
puede ilustrar mi bajeza.
Pero ¡el Rey con un cautivo!...
Mira si el nombre has errado.

GALVE:

Digo que a ti me ha enviado.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 095 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Notable merced recibo;
yo voy, Arlaja.

ARLAJA:

Y yo creo
que hoy te dará libertad.

BUSTOS:

Muévase el cielo a piedad
de la pena en que me veo.
Váyase

ARLAJA:

Pienso, Galve, que adivina
el cristiano su desgracia.

GALVE:

¿Qué le has dicho?

ARLAJA:

Hele encubierto
su desdicha y tu jornada.

GALVE:

Bien has hecho.

ARLAJA:

No he querido
darle nueva tan amarga,
aunque me la dijo el Rey.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 096 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


GALVE:

Fue una cosa notable, Arlaja
ver del modo que el traidor
con los siete Infantes marcha
hasta la vega de Fabros,
donde luego, yo y Viara
de un pinar salimos juntos
con la gente más gallarda
que el Rey tiene en sus fronteras,
hecha una selva de lanzas.
Un viejo entonces, que dicen
que fue el ayo que criaba
estos malogrados mozos
en las letras y en las armas,
a voces dijo: "¡Traición!";
Mas no volvió las espaldas;
que de nuestra sangre y suya
vio presto rojas las canas.
Cercámoslos mucho tiempo,
después de una gran batalla,
donde de hambre murieran,
dando por victoria infamia.
Llevámosles de comer;
que aun pienso que lastimaban
a sus propios enemigos,
que lo malo a nadie agrada.
Mas Ruy Velázquez entonces,
puesta la mano en la barba,
juró que a Almanzor diría
la inobediencia y la causa.
Temimos, y así vendidos,
desnudó un moro la espada,
y les cortó las cabezas;
pero un mozo a quien llamaban,
por la braveza y la edad,
el menor de los de Lara,
arremetió con el moro,
y le dio tan gran puñada
que los sesos y los dientes
a un mismo tiempo le faltan.
Hizo antes de morir
tan estupendas hazañas,
que no lo fueran mayores
de un fiero león de Albania.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 097 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ARLAJA:

Ya salen.

GALVE:

¡Breve comida!

ARLAJA:

Si ha sido la pena larga,
no te espantes.
Entren el Rey, Gonzalo y Viara.

BUSTOS:

Ya, señor,
faltan a mercedes tantas,
como servicios, razones,
como méritos, palabras.
Pero dame confusión
ver que acá fuera me sacas,
diciendo que quieres darme
el postre si alguno falta.

ALMANZOR:

Sábete, Gonzalo Bustos,
que en campos de Arabïana
he tenido una victoria
de una sangrienta batalla.
Ocho cabezas me trujo
hoy mi general Viara,
y querría conocerlas;
que dicen que son de Salas.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 098 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Si de Salas son, señor
y fueron de gente hidalga,
¿quién duda que a mí me toquen,
pues ya me tocan el arma?
Ya me dice el corazón,
que en vez de palabras salta,
que hay por aquí sangre mía.

ALMANZOR:

Corre esa cortina, Arlaja.
Descúbranse en una mesa las ocho cabezas,
con la invención que se suele, en ocho partes.

BUSTOS:

No en vano el alma, como a veces suele
alegrar cuando vienen regocijos,
todo hoy, adonde más la sangre duele,
pronosticaba casos tan prolijos.
No he menester que mucho me desvele;
mis hijos me parecen, ¡ay, mis hijos!
¡Ay, plantas mías, sin sazón cortadas!
¡Ay, dulces prendas, por mi mal halladas!

ALMANZOR:

Aquel sangriento paño descogiendo
con mil sospechas de amor nacidas,
una cabeza y otra revolviendo,
de polvo y sangre, y de dolor teñidas,
está Gonzalo Bustos conociendo
las joyas que, de alma conocidas,
les dice entre sus lágrimas bañadas:
¡Ay, dulces prendas, por mi mal halladas!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 099 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

¡Ay, hijos, por cuál orden y gobierno
habéis venido a semejantes daños!
¡Ay, gloria de mis canas, que en eterno
luto y dolor volvéis mis blancos paños!
¡Ay, mi Gonzalo! ¡Ay niño hermoso y tierno!
¡Ay, verdes robles, malogrados años!
¡Ay, flores, a la siesta desmayadas!
¡Ay, dulces prendas, por mi mal halladas!
Nuño, ¿esta cuenta de mis hijos distes?
Pero diréis que estáis con ellos muerto,
con que la noble obligación cumplistes,
y que les distes buen consejo es cierto.
Mejor fuera que aquí mis ojos tristes,
en lugar de las lágrimas que vierto,
vertieran sangre; pero ¿cuál herida
será mayor que aborrecer la vida?
Fernando, Álvaro, Ordoño, Alonso, Diego,
Nuño, y vos, mi Gonzalo de mis ojos,
no me culpéis si con la vida llego,
y la boca, a besar vuestros despojos;
que no morir es por vengaros luego,
y porque algunas veces los enojos
de un gran dolor suspenden a la muerte,
que busca un hombre y halla un mármol fuerte.
Yo juro por la ley que adoro y creo,
si tengo libertad, y acaso alcanza
la vida a la ocasión como al deseo,
de hacer en el traidor justa venganza.
¡Qué buenas nuevas, Sancha y buen empleo
de nuestra sucesión, casa, esperanza,
solar, hacienda y apellido! ¡El cielo
ponga en tu luto y lágrimas consuelo!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 100 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ALMANZOR:

¡Bustos!

BUSTOS:

¡Señor!

ALMANZOR:

El caso lastimoso
mueve las piedras, y de suerte mueve,
que siendo tu enemigo, mi piadoso
pecho a tu fuego tierno llanto llueve.
No te quiero mirar tan doloroso;
pague el ser hombre lo que al hombre debe;
vete a Castilla, Bustos y consuela
tu casa, que a tu solo amparo apela.
Ya me pesa en el alma desta empresa;
mandéla sin haberte conocido,
y bien creerás, Gonzalo, que me pesa,
pues que llego a llorar de enternecido.
Váyase el Rey y su gente.

BUSTOS:

¡Terribles son los postres de tu mesa!
¡Nunca hubiera yo en Córdoba comido!
Todo cuanto me has dado es sangre mía;
a mi costa comí tan triste día.

ARLAJA:

¡Gonzalo mío, yo no acierto a hablarte!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 101 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

Ni aciertes, ni hables, si obligarme quieres.

ARLAJA:

¿Qué te diré, si tengo un bien que darte,
que ha de ser viva imagen de quien eres?

BUSTOS:

Si hembra parieres, tocará a tu parte
aquí la cría; y si varón parieres,
envíale a Castilla en siendo grande,
a que mi haciendo y mis vasallos mande.
En Córdoba hay cautivos sacerdotes;
dale bautismo, así te ayude el cielo.

ARLAJA:

¡Ay, mi Bustos!

BUSTOS:

Por Dios, que no te alborotes
mi alma con doblar mi desconsuelo,
y así es mejor que mi paciencia notes
cuando parece que el infierno, el suelo,
y cuanto tiene el mundo, me castiga.

ARLAJA:

Quiero callar, pues el dolor me obliga.

BUSTOS:

Esta sortija, como ves, divido;
dale esta parte al hijo que naciere;
será de mí por ella conocido
si, como ya te dije, varón fuere.

ARLAJA:

Paciencia al cielo en tantos males pido.

BUSTOS:

¡Dichoso aquel que en sus desdichas muere!

ARLAJA:

Venenos, brasas hay, si no hay espadas.

BUSTOS:

¡Ay, dulces prendas, por mi mal halladas!

FIN DEL SEGUNDO ACTO


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Acto III
Pág. 102 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Arlaja y Viara.
ARLAJA:

¿Qué hace el Rey?

VIARA:

A las tablas
con Mudarra se entretiene.

ARLAJA:

Bien hace, en la paz que tiene.

VIARA:

Maliciosamente hablas.

ARLAJA:

Cuando el Conde de Castilla
tanta gente en armas puesta
en sangre baña y molesta
de Guadalquivir la orilla,
en vez de la cimitarra,
del caballo y del jaez,
con piezas del ajedrez
arma al valiente Mudarra.
Con los caballos de palo,
con peones mal regidos,
damas y reyes fingidos.
busca en ocio vil regalo.
¿Agora engañosas lides
sobre el campo de una tabla?
¿Agora tretas entabla,
cuando el castellano ardides?
Despacio sus cosas van;
mal le enseña, mal le inclina.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 103 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


VIARA:

Quiero correr la cortina;
que en aquesta cuadra están.
Véanse Almanzor y Mudarra
en un estrato de almohadas jugando al ajedrez,
y los músicos y otros moros de rodillas.

MÚSICOS:

De las torres de Jaén
está mirando Abenámar
el campo de los cristianos
atrevidos a cercarla.
Por capitán dellos viene
Martín Enríquez de Lara,
hombre que llegó con ellos
a la vega de Granada.
Cobarde le tiene al Rey
una cautiva cristiana,
y entre el amor y la honra
dice, sin cesar la espada:
«¡Al arma, al arma, al arma!
¡Salgan mis lanzas, mis adargas sangan!»
Mas luego dice a la cristiana bella:
«Sólo tus ojos pueden darme guerra.»


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 104 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

¡Jaque de aquí!

ALMANZOR:

¡Necedad!

MUDARRA:

¡Jaque digo!

ALMANZOR:

Aquí hay defensa.

MUDARRA:

Esa dama, ¿adónde piensa
gozar de su libertad?

ALMANZOR:

¿Quién la persigue?

MUDARRA:

Este roque,
con que cautivarla aguardo.
Arroja el tablero el Rey.

ALMANZOR:

Vete en mala hora, bastardo.

MUDARRA:

Pues ¿es bien que te provoque
lo que es juego a tantas veras?

ALMANZOR:

Vete, bastardo, de aquí.

MUDARRA:

¿Yo bastardo?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 105 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ALMANZOR:

Tú.

MUDARRA:

¿Yo?

ALMANZOR:

Sí.

MUDARRA:

Tú solo me lo dijeras;
y de ese agravio a mi engaño
apelo, porque he creído
que era yo tan bien nacido
como tú.

ALMANZOR:

¡Bárbaro, extraño
de nuestra sangre y nobleza,
y de nuestra misma ley!

MUDARRA:

¿No soy yo tu hijo, Rey?

ALMANZOR:

¿Mi hijo?

MUDARRA:

Si en tu cabeza
no estuviera la corona...

ALMANZOR:

Quiero dejarte por loco.

Váyase.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 106 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

Oye, madre, aguarda un poco,
si el ser quien eres me abona.

ARLAJA:

Tengo a tu furia temor.

MUDARRA:

¿Has estado aquí presente?

ARLAJA:

Aquí estuve.

MUDARRA:

Pues ¿qué siente
de mi desdicha tu honor?
¿Cómo los años que tengo
he vivido en este engaño,
y a tan bajo desengaño,
madre, por tu culpa vengo?
¿Quién soy, Arlaja, o quién eres,
ya que del cielo el rigor
puso del hombre el honor
en flaquezas de mujer[es]?
El Rey me llamó bastardo
de su sangre y de su ley;
y aunque no me afrenta el Rey,
ni satisfacerme aguardo,
Por lo menos ya lo estoy.
aunque no sé cómo sienta
la calidad de mi afrenta
mientras que no sé quién soy.
Dime, pues, traidora madre,
qué padre tengo por ti;
que, en lo que siento de mí,
nobleza tendrá mi padre;
que si de mi inclinación
mi padre debo inferir,
bien me lo podrás decir;
que mis pensamientos son
altos como el mismo cielo,
tanto, que si él engendrara,
ser su hijo imaginara,
y no de sangre del suelo.
Pero pues engendra el sol,
bien puede ser que el sol sea,
para que presto se vea
que soy su rayo español.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 107 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ARLAJA:

Ya, Mudarra, que no pueden
tu cuidado y mi desgracia
encubrir tu nacimiento,
escucha a tu madre Arlaja
la historia que tantos días
cubrió el silencio por causa
de no alterar tu quietud,
en este engaño fundada.
Vive en Castilla, y en Burgos,
ciudad famosa de España,
un valiente caballero
a quien Ruy Velázquez llaman,
casado, para mal suyo,
y con una prima hermana
del conde Garci Fernández,
cuyo nombre es doña Alambra.
Siete sobrinos tenían,
que a las maravillas raras,
siendo hombres y no edificios,
pudieran quitar la fama.
No es posible que no sepas
que los Infantes de Lara
fueron muertos a traición
en campos de Arabiana.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 108 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ARLAJA:

Pues el padre destos siete
vino a traer una carta
de su cuñado, engañosa,
a Córdoba desde Salas,
para que el Rey le cortase
la cabeza, por venganza
de agravios de Gonzalico,
el menor de los Lara;
que este mancebo tenía
tanto nombre por las armas
y el valor de su persona
saliendo en su edad el alba,
que le persiguió la envidia
hasta poner a sus plantas
el más fuerte caballero
que ciñó en Castilla espada.
No quiso matar el Rey
a su padre, ni en sus canas
ensangrentar su nobleza;
prendióle y diómele en guarda.
No me enamoré del cuerpo;
enamoréme del alma,
de la fama, del valor,
alto ingenio y sangre clara.
Si flaqueza de mujer
tiene disculpa en quien ama,
la mía sola en el mundo,
pues fue en deseos fundada
de tener hijos de un hombre
gloria y honor de su patria.
No me engañé, pues naciste
deste cristiano, Mudarra,
tan hijo de su valor
y con tan alta esperanza.
Las siete cabezas tristes
de tus hermanos, cortadas
más por traición que por fuerza
en la sangrienta batalla,
mostró Almanzor a Gonzalo


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 109 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


BUSTOS:

—que así le llamaban
a tu padre— el mismo día
que se las trujo Viara.
Y viendo su sentimiento,
lastimado de sus ansias,
le dio libertad, a tiempo
que de ti estaba preñada.
Hicimos en la partida
concierto que si llegaba
mi parto a la luz y hembra fuese
fuese am i cuenta el criarla;
pero que, siendo varón,
luego que ciñese espada
se le enviase a Castilla
para aumento de su casa.
Partió un anillo al partirse;
siempre he tenido guardada
la mitad, que es ésta, hijo,
porque, cuando a verle vayas,
te conozca por las señas
si no se lo dice el alma.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 110 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

Bésoos las manos, madre; los pies pido
por este desengaño tan honesto;
que más os debo estar agradecido
que al padre que por vos aquí me ha puesto,
pues él me ha dado madre en que he perdido,
por ser bárbara en ley, perdonad esto,
y vos, un padre a quien aumenta al doble
la ley cristiana, el nacimiento doble.
Mejor padre me distes que él me ha dado
madre; y así, señora, más os debo;
y de bastardo estoy tan consolado,
que, por cristiano, el ser bastardo apruebo:
Yo os tuve por mujer del Rey que, airado,
hoy me dijo por vos nombre tan nuevo;
que a menos honra ser de un moro obliga
propia mujer, que de un cristiano amiga.
Porque le di, jugando, con un roque
jaque, y le puse en tal rigor la dama,
me dijo el Rey, sin que otra pieza toque:
«¡Jaque de aquí», ganándome la fama,
que a furor esta injuria me provoque,
madre, soberbia no, que honor se llama;
mas yo me huelgo que haya sucedido
para saber que soy tan bien nacido.
Tenga Almanzor más perlas y diamantes
que en cochas cría el mar, las tierras en minas,
que no quiero sus bárbaros turbantes,
sino esta ley a cuya luz me inclinas.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 111 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ARLAJA:

Yo, madre, vengaré los siete Infantes
si mi partida justa determinas;
yo haré que ese Gonzalo a vivir vuelva;
su rama me engendró bárbara selva.
Ruy Velázquez en Burgos; doña Alambra
gloriosa de la sangre de los siete,
y yo, con almaizal, mezquita y zambra,
coronado de plumas el bonete:
Así pudiera, granadina Alhambra,
que contra el tiempo eterna se promete
defender a los dos, como mi furia
tomará la venganza desta injuria.
Yo llevo aqueste anillo para señas
de que soy de la sangre de los Liras,
si las de mi valor fueren pequeñas,
que alguna vez serán señas más claras.

ARLAJA:

Hijo, detente; mira que te empeñas
en gran peligro.

MUDARRA:

Madre, si reparas
el tronco de quien soy rama, ¿qué dudas?
o tú me engañas, pues que no me ayudas.

ARLAJA:

Yo te digo verdad.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 112 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

Y yo me parto
a vengar mis hermanos, madre mía.

ARLAJA:

Con tus hazañas honrarás mi parto
aunque me mate el parto deste día.

MUDARRA:

Sabe Dios el dolor con que me aparto.

ARLAJA:

Espera un año más.

MUDARRA:

Madre, desvía.

ARLAJA:

Siento tu ausencia.

MUDARRA:

Tarde me das cuenta:
El gusto te tocó, y a mí la afrenta.
Éntrense, y salga Gonzalo Bustos,
viejo y ciego, con un báculo, y Nuño, criado.

NUÑO:

Deja, señor, de llorar,
pues que llorando has cegado.

BUSTOS:

Si ya no temo cegar,
Nuño, no te dé cuidado
verme llorando acabar.
Yo he cumplido en estar ciego
con lo que debo al dolor,
si a pensar la causa llego.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 113 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NUÑO:

Pues ¿por qué lloras, señor?

BUSTOS:

Por ver si en llanto me anego;
mas como fragua me veo,
pues toda el agua que empleo
no me puede consumir,
y más enciendo el vivir
cuanto más morir deseo.
Aunque en pena tan dudosa
tienen mis ojos un bien,
y es su ceguedad dichosa,
que a Ruy Velázquez no ven,
ni a doña Lambra, su esposa.
Y aunque no cegara ansí,
la vista, Nuño, perdí,
sin que luz en ella asista;
que ya se murió mi vista
desde que a mis hijos vi.
Cegaron en su presencia
mis ojos, mis regocijos
hicieron fin en su ausencia,
porque de ojos a hijos
hay muy poca diferencia.
Mas solamente quisiera
que, como no vi, no oyera,
por no oír la tiranía
con que Alambra cada día
me acuerda mi pena fiera.
Siete piedras penetrantes
tira a esas ventanas antes
que salga el sol, por memoria
de aquella trágica historia,
muerte de mis siete Infantes.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 114 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NUÑO:

No llores, señor, ansí.

BUSTOS:

¿Está mi cantor ahí?
Páez, músico.

PÁEZ:

Aquí está Páez, señor.

BUSTOS:

Tiempla, amigo, mi dolor.

PÁEZ:

Oye este romance.

BUSTOS:

Di.
Cante

PÁEZ:

En campos de Arabiana
murió gran caballería
por traición de Ruy Velázquez,
Siéntese el viejo.
y de doña Alambra envidia.
Murieron los siete Infantes,
que eran la flor de Castilla;
Sus cabezas lleva el moro,
en polvo y sangre teñidas.
Convidárame a comer
el rey Almanzor un día;
después que hubimos comido,
diome la sobrecomida:
Altérase el viejo. Tiran una piedra
Conocí los hijos míos
y el ayo que los regía;
dejé con mi tierno llanto
las piedras enternecidas.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 115 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


PÁEZ:

Otra.
Diome libertad el Rey,
luego a Castilla me envía;
Otra.
mas no me la dio la muerte,
pues no me quitó la vida.
Vine a Burgos, donde estoy
ciego de llorar desdichas,
pidiendo justicia al cielo;
Otra.
que en suelo no hay justicia.
Cada día que amanece,
doña Alambra, mi enemiga,
hace que mi mal me acuerden
siete piedras que me tira.
Tiren tres.

BUSTOS:

Hasta aquí pude callar,
y aquí perdí la paciencia;
seis pude disimular;
no dio el corazón licencia,
ni a la postrera lugar.
De Álvaro, Ordoño y Fernando,
de Nuño, Alfonso y de Diego,
las piedras sufrí callando;
mas cuando a Gonzalo llego,
rompo el silencio llorando.
Porque, cuando más en calma
quiero escuchar satisfecho
de que el sufrimiento es palma
las seis me pasan el pecho
pero la postrera el alma;
¡Vil autor de la traición,
tales lanzadas te den
por medio del corazón!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 116 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NUÑO:

Señor, las manos detén.

BUSTOS:

Mis canas la culpa son,
que, pues que yo las tenía,
justo fuera no creer
el engaño de aquel día,
que la causa vino a ser
de tanta desdicha mía.
No para señales vanas
hacen las piedras tirar;
que esas piedras son campanas
con que tocan a arrancar
tan mal entendidas canas.
Que como, en fin, de rigor
no pago la deuda a amor
con estas canas que arranco,
le doy cédulas en blanco
que sobreescriba el dolor.
A la deuda me socorre
la edad, en deudas tan llanas,
para que el amor las borre,
pues pago en plata de canas
moneda que siempre corre.

NUÑO:

Tiempla, señor, los enojos,
deja las canas.

BUSTOS:

Despojos
del tiempo no faltarán;
que otras tantas nacerán
regándolas con mis ojos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 117 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Éntrense y salgan Mudarra y Zayde.
MUDARRA:

Tú bien conoces, Zayde, aquesta tierra.

ZAYDE:

Cerca estamos de Burgos, o me engaño,
generoso Mudarra; que la guerra
me la enseñó, tal vez para mi daño.

MUDARRA:

Espanto me causó la altiva sierra,
que ya con nieve, y ya con verde paño,
divide castellanos y andaluces,
las blancas lunas y las rojas cruces.

ZAYDE:

Estos montes, Mudarra, muchas veces
pasaron con las armas nuestros moros,
haciendo a sus caballos los jaeces,
robando los católicos tesoros.
Aquí son estos árboles jueces,
y hasta la tierra, cuyos verdes poros
bebió la sangre noble castellana
de la espada belígera africana.

MUDARRA:

Fuerte es Castilla.

ZAYDE:

Por el sitio es fuerte,
y más por sus gallardos moradores.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 118 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Lope entre de cazador.
LOPE:

Ya el sol los rayos del ocaso vierte;
a recoger, señores cazadores:
Mas ¡ay! que vine a ver volar mi muerte,
mi engaño el cazador, mis pies azores;
moros hay en celada.

MUDARRA:

Ten, cristiano,
el pie al huir, y al defender, la mano;
yo soy un mensajero del Rey moro
de Córdoba.

LOPE:

Seáis muy bien venido,
aunque por él, nuestro mayor tesoro
yace en el campo, y por traición perdido:
Desde que sale el alba, hasta que en oro
y púrpura se muestra convertido
el Occidente, llora el alma mía
por ese nombre un miserable día.

MUDARRA:

¿Córdoba os hizo daño, y el Rey suyo
os obliga a llorar, noble cristiano?

LOPE:

¡Oh, nunca yo supiera el nombre tuyo,
que siete vidas que segó tu mano...!


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 119 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

Cristiano, de esas lágrimas arguyo
que mi cuidado no me trujo en vano
por esta senda; que otros siete han sido
los que a vengar su muerte me han traído.

LOPE:

Las que yo lloro son de siete hermanos,
honra del mundo y de un traidor venganza.

MUDARRA:

Los mismos ofrecieron a mis manos,
para vengar su sangre, la esperanza.

LOPE:

Estos que lloro yo fueron cristianos.

MUDARRA:

Tendrán a los que lloro semejanza.

LOPE:

Son siete Infantes éstos.

MUDARRA:

No te espantes;
que yo digo también los siete Infantes.

LOPE:

¿Son ésos los de Lara?

MUDARRA:

Los de Lara.

LOPE:

No sé que he visto en ti, porque pareces
tanto al menos de todos en la cara,
que me admiras, me espantas y enloqueces.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 120 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

¿Era Gonzalo?

LOPE:

Sí.

MUDARRA:

¡Quién tal pensara!
Pero de esos cristianos que encareces
yo soy hermano.

LOPE:

¿Tú?

MUDARRA:

Sí, que su padre
en Córdoba me dio bárbara madre;
Mudarra, amigo, soy, hijo de Arlaja,
del Rey hermana, y de Gonzalo Bustos
que en ley, no en sangre, la llevó ventaja.

LOPE:

¡Qué secretos tenéis, oh cielos justos!
A toda información el paso ataja
tu mismo rostro; si esperarse gustos
pueden dar un gran dolor, en ti los fío:
¡Dame esos pies, querido señor mío!
Conoce a Lope de Vivar, un hombre
de Gonzalo González escudero,
que de aquella batalla, aunque te asombre,
huyendo me escapé con pie ligero;
no quise allí morir, ni ganar nombre
de leal hidalgo y noble caballero,
prevenido del cielo, que sabía
el bien de hallarte en este dulce día.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 121 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

¿Que tú viste morir mis siete hermanos?

LOPE:

Y al ayo honrado que murió con ellos;
yo vi entonces llorar los montes canos,
líquidos ya sus rígidos cabellos.
Alegres viven hoy los dos tiranos
que injustamente se vengaron dellos.

MUDARRA:

Pues yo vengo a causarles tanta pena,
que Burgos quede se su sangre llena.

LOPE:

Yace en la falda deste risco un valle
selvoso de hayas, que aun solar dan sombra,
donde vive una dama, cuyo talle,
único Fénix español la nombra;
cierran cipreses con funesta calle,
de un verde prado la pintada alfombra,
donde agora quedó del sol rendida,
en un espejo de agua divertida.
Es hija de tu hermano, aquel Gonzalo
que mataron los moros, y Constanza,
una señora que en virtud igualo
a la que agora mayor fama alcanza:
Ella está en Burgos monja; que el regalo
trocó en la red, sin pretender venganza
del muerto esposo, y en aquesta casa
su hija bella el julio ardiente pasa,
en traje de hombre; que nació ya muerto
su padre y mi señor; mas ¿qué te digo?
agora todo lo verás más cierto,
pues es la parte de quien soy testigo.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 122 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Entre doña Clara, con vaquero y venablo.
CLARA:

Soledades de un áspero desierto,
donde una fiera libremente sigo,
¿a dónde me lleváis, si no es mi estrella?

MUDARRA:

Belleza extraña.

LOPE:

Por extremo es bella.

CLARA:

Claras, sonoras fuentes apacibles,
que francas de esos cándidos cristales
dais tregua a los calores insufribles,
bañando el campo en perlas orientales:
Templad ¡ah, pensamientos imposibles!
las imaginaciones desiguales;
que no es justo que en vos, quien nunca quiso,
halle ejemplo a querer, y a errar aviso.
Libre soy yo; mi madre me ha dejado
historias que llorar del amor suyo;
¿qué me queréis, si duerme mi cuidado,
y del amor imaginado huyo?

MUDARRA:

¿Así son las cristianas?

LOPE:

He pensado
que se concierta el pensamiento tuyo
con el de desta señora, y el certero
debe ser la sangre.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 123 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

Hablarla quiero.

LOPE:

Dejadme a mí; ¡señora!

CLARA:

¿Qué es aquesto?

LOPE:

No te alteres, que el moro es medio hermano
de Gonzalo, tu padre.

MUDARRA:

Ya con esto
podré pediros que me deis la mano;
Bustos, mi padre y vuestro agüelo, ha puesto,
señora, entre los dos deudo tan llano,
que aunque os pida los brazos, no es ofensa.

CLARA:

¿Es esto ansí?

LOPE:

Que ves tu padre piensa;
no se ha visto retrato semejante.

CLARA:

Los brazos quiero daros como tío,
puesto que el traje bárbaro me espante.

MUDARRA:

Cristiano soy, que sólo en Dios confío;
presto veréis que el árabe turbante
y el africano capellar desvío;
cristiana, hermano soy de vuestro padre.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 124 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LOPE:

En Castilla no pierdes por la madre;
el caballo, señor, lleva la silla:
Dale los brazos tú, porque Mudarra
ha de ser una octava maravilla,
y a la siete añadir la más bizarra.

MUDARRA:

Sólo vengo de Córdoba a Castilla
a espantar su León y su Navarra,
y a vuestras plantas, con igual presteza,
poner de Ruy Velázquez la cabeza.

CLARA:

¡Ay, Mudarra! Si vieses de mi agüelo
los trabajos, las ansias, los dolores
que le hace padecer airado el cielo,
la fiera crueldad de esos traidores...
Mas tú serás de tanto mal consuelo;
y si contigo pueden ser mayores,
yo iré contigo a Burgos.

MUDARRA:

Dos mil veces
beso esos pies.

CLARA:

Quien eres me pareces.

LOPE:

Desde agora, mirándoos tan gallardos,
en el entendimiento se me asienta
que amor, que hace legítimos bastardo,
las sangres junta y matrimonio intenta.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 125 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

Salió mi sol entre nublados pardos.

ZAYDE:

¿Qué va que la sobrina te contenta?

MUDARRA:

¡Bella mujer!

LOPE:

¿Qué te parece el moro?

CLARA:

Tío que basta, y tío como un oro.
Éntrense y salga Gonzalo Bustos.

BUSTOS:

Quien vive larga vida, no se espante
que en muchos años muchas cosas vea;
tanto suele engañarse el que desea,
que al límite postrero se adelante.
El más robusto, fuerte y arrogante,
no hay caña humilde que más débil sea,
ni hay gusto en las riquezas que posea,
ni mal que no le humille y le quebrante.
Todo se atreve al que no ve ni siente:
¿En qué imagina el que vivir procura,
si en todo tiempo muere brevemente?
La muerte, en fin, ha de venir segura,
pues siendo un enemigo tan valiente,
esperarle sin fuerzas no es cordura.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 126 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Nuño entre.
NUÑO:

Aunque me pesa de darte
tan malas nuevas, señor,
será forzoso avisarte.

BUSTOS:

Ya no hay parte en que el dolor
tenga en mis sentidos parte.

NUÑO:

Pues doña Lambra está aquí.

BUSTOS:

¡Ay, Dios! Nuño, ¿qué me quiere?
Si por perdón viene, di
que siendo yo el que se muere,
¿cómo me le pide a mí?
Si es de mis prendas queridas
restitución, que la impidas
te ruego, pues no ha de darme
vida en que pueda pagarme
siete tan hermosas vidas.

NUÑO:

Antes sospecho que viene
a darte mucho pesar
de ciertas quejas que tiene.

BUSTOS:

Pues no la dejes entrar;
ya Rodrigo la detiene.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 127 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Dª Lambra entre.
LAMBRA:

Dejadme entrar, escuderos.

NUÑO:

Ya se entró.

LAMBRA:

Dime, Gonzalo,
¿es hecho de caballeros
el mandar que mi regalo
me maten tus ballesteros?
¿Es buen modo de vengar
agravios mandar que tire
tu gente a mi palomar,
que unas mate, otras retire,
por sólo haceme pesar?
Enmienda esta sinrazón,
o quitaréles la vida.

BUSTOS:

Quejas como tuyas son.

LAMBRA:

Pues ¿no he de estar ofendida,
dándome tanta ocasión?

BUSTOS:

¿Una mujer principal,
por una paloma viene
a decirme queja igual?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 128 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

Ese gusto me entretiene.

BUSTOS:

Y no te entretienes mal;
mas nuestras quejas concierta
cuando el tenerlas de ti
por siete hijos, se advierta,
pues tú las tienes de mí
por una paloma muerta.
Que no soy el que te tiré,
Alambra, te persuado,
pues de los que tiran sé
que un ojo tienen cerrado,
y yo de entrambos cegué.
Y no digas desconciertos,
pues tan viles quejas tomas;
que el tenerlos yo cubiertos
no fue de llorar palomas,
sino vidas de hijos muertos.
Así el mundo procedió:
Muchos a quien fuerzas dio,
pretenden venganzas graves
de que les maten sus aves,
y otros, de sus hijos no.
Mas no te quejes de aquel
que tan vil venganza toma,
pues estás segura dél
no morir como paloma,
porque tienes mucha hiel.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 129 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

¡Qué claro en ti se parece,
Bustos, ser cierta verdad
que la lengua reverdece,
mientras la vida y la edad
más se acaba y envejece!
La tuya así se deslengua,
que en estos años ancianos,
adonde la fuerza mengua,
todo el calor de las manos
se ha recogido a la lengua.
Nuestras quejas y porfías
desiguales juzgarías,
y esos tus llantos prolijos,
pues eran cuervos tus hijos,
y éstas son palomas mías.

BUSTOS:

Bien juzgas nuestros enojos;
tienes, Alambra, razón;
mal lloro yo sus despojos,
que cuervos mis hijos son,
pues me han sacado los ojos.
Cegué de llorar por ellos,
ya la humildad acabada;
pero esto les debo a ellos,
pues por no verte, cuñada,
me pesara de tenellos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 130 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

¡Maldito sea Almanzor,
caduco viejo atrevido,
que para darme dolor
te dejó vivo!

BUSTOS:

No ha sido
para tu venganza error;
que, como vivo de miras,
tienes en quien emplear
las siete piedras que tiras,
despertador del pesar
de mi agravio y de tus iras.
Horas tristes me promete,
como tú te satisfaces,
que este reloj me inquiete,
que, aunque estoy ciego, me haces
que me levante a las siete.

LAMBRA:

¡Oh Almanzor, moro traidor,
qué vida dejaste asida
a tan inmortal calor!

BUSTOS:

Calla, Alambra, que no hay vida
que no tenga su Almanzor.
Yo moriré presto ya,
la muerte vendrá por mí.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 131 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

Ya tarda.

BUSTOS:

No tardará;
pero vete tú de aquí,
que luego al punto vendrá.
Porque de temor de verte
no osará venir la muerte;
que temerá que la mates.

LAMBRA:

No escucho más disparates.
Váyase Dª Lambra.

NUÑO:

¡Fuerte mujer!

BUSTOS:

¡Brava y fuerte!
Páez entre.

PÁEZ:

Tres moros están aquí,
aunque los dos son criados.

BUSTOS:

¿Moros, Páez?

PÁEZ:

Señor, sí.

BUSTOS:

¿A mí en años tan cansados?
Di que entren. ¿Moros a mí?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 132 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Mudarra, Zayde y Lope,
en hábito de moros.
MUDARRA:

¿Quién, señores, de vosotros
es el dueño desta casa?

BUSTOS:

Este ciego es, moro noble,
Gonzalo Bustos de Lara;
digo, el que serlo solía:
¿No me dices más, no hablas?

MUDARRA:

Estoy suspenso de verte;
que esas venerables canas
obligan a reverencia.

BUSTOS:

Y yo de verte me holgara.
¿Eres mancebo?

MUDARRA:

Sí soy.

BUSTOS:

¿Qué edad?

MUDARRA:

Estoy en el alba
de mis años.

BUSTOS:

A esa cuenta,
no mentirás por la barba.
¿A qué vienes?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 133 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

De un amigo
te traigo cierta embajada.

BUSTOS:

¿Cautivo en Córdoba?

MUDARRA:

No,
porque la tiene por patria;
es entre cristiano y moro,
que es hijo tuyo y de Arlaja,
una hermana de Almanzor.

BUSTOS:

¿Qué dices?

MUDARRA:

Verdades claras.

BUSTOS:

¿Parió Arlaja?

MUDARRA:

A este mi amigo.

BUSTOS:

Alterado me has el alma,
que puesto que en mora sea,
me regocija y agrada
tener algún hijo en fin.

MUDARRA:

Arlaja es de un rey hermana.

BUSTOS:

Dices bien, ya es sangre noble.
¿Cómo está?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 134 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

Buena quedaba.

BUSTOS:

Y el hijo, ¿tiene valor?

MUDARRA:

Como de tu tronco rama.

BUSTOS:

¿Qué disposición?

MUDARRA:

Briosa.

BUSTOS:

¿Qué inclinación?

MUDARRA:

A las armas.

BUSTOS:

¿Qué entendimiento?

MUDARRA:

Gentil.

BUSTOS:

Y ¿qué persona?

MUDARRA:

Gallarda.

BUSTOS:

¿Qué opinión?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 135 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

La de tu hijo.

BUSTOS:

¿Qué amigos?

MUDARRA:

Cuantos le tratan.

BUSTOS:

¿Qué condición?

MUDARRA:

Amorosa.

BUSTOS:

¿Qué le entretiene?

MUDARRA:

La caza.

BUSTOS:

¿Sabe que su padre soy?

MUDARRA:

Venir a verte, ¿no basta
para saber si se acuerda?

BUSTOS:

¿Estima el nombre de Lara?

MUDARRA:

¿Eso preguntas?

BUSTOS:

Pues di,
¿cómo ni a Burgos ni a Salas
ha enviado en tantos años?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 136 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

Porque le engañó la fama
de que era su padre el Rey;
pero jugando a las tablas
le llamó bastardo un día,
y él quiso saber la causa,
y su madre se la dijo,
con que animó su esperanza
de venir a ser cristiano.

BUSTOS:

Por esas nuevas me abraza.

MUDARRA:

Sí haré, porque lo deseo.

BUSTOS:

¡Ay, ay, Dios!

MUDARRA:

Suéltame.

BUSTOS:

Aguarda.

MUDARRA:

¿Qué me quieres en los brazos?

BUSTOS:

Has hecho por mis entrañas
una extraña novedad,
y así, en las mismas estampas
de mis hijos quiere agora
tomarte medida el alma.
Bien me parece que vienes,
amigo, por qué me engañas?
¿Eres mi hijo? ¿Eres tú?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 137 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

¡Oh padre, yo soy Mudarra
Mudarra González soy!
Si acaso tenéis guardada
la mitad desta sortija,
veréis que con ella iguala.

BUSTOS:

No será ya menester;
que la sangre lo declara
con más fuerza. ¡Ay, prenda mía,
para tanto bien hallada!
¡Ay Dios, quién pudiera verte!
¡Ay Dios, quién viera tu cara!
Cegué, llorando mis hijos
muertos en Arabina.
¡Bien pudiera ver por verlos,
oh naturaleza rara,
si no es milagro del cielo!
Cegóme tristeza tanta,
y el alegría me ha dado
la vista que me faltaba:
Hijo mío, bien te veo.

NUÑO:

Señor, mira que te engañas,
no te enloquezca el placer.

BUSTOS:

Nuño, demos a Dios gracias;
bien te veo, y veo a Páez,
y para señas más claras,
el uno de aquellos moros
que a mi Mudarra acompañan,
parece a Lope en extremo,
un criado de mi casa
que a Gonzalico servía.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 138 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LOPE:

Para tu crédito basta:
Yo soy Lope de Vivar,
el que sirve a doña Clara,
tu nieta, donde esta noche
ha descansado Mudarra.
Con él vine disfrazado;
que para cierta venganza
conviene que venga ansí.

NUÑO:

La casa está alborotada,
y la ciudad lo estará.

MUDARRA:

Antes que las nuevas vayan
a Ruy Velázquez y al Conde,
me importa cierta jornada.

BUSTOS:

¿Dónde vas?

MUDARRA:

Por mi [sobrina].

BUSTOS:

Yo tengo que hablarte, aguarda.

MUDARRA:

Vamos y hablemos, señor,
pero mi secreto encarga.

BUSTOS:

Amigos, guardad silencio.

NUÑO:

¿Qué hay Lope?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 139 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LOPE:

Que esta almalafa
ha de ser red de una fiera
que por estos montes anda.

NUÑO:

Valor en Mudarra veo.

LOPE:

Presto verás la venganza
que de Ruy Velázquez toma
por los Infantes de Lara.
Éntrense, y salga Ruy Velázquez,
Ortuño e Íñigo, cazadores.

ÍÑIGO:

Ya no tienes que buscar,
ni que atravesar el monte.

RUY:

Cansado estoy de cazar.

ORTUÑO:

La línea del horizonte
comienzo el sol a tocar.

RUY:

Antes queda mucha luz.
¿Arrendaste el andaluz?

ORTUÑO:

Atado al pie de ese cerro,
intenta tragarse el yerro,
como si fuera avestruz.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 140 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

¿No le colgarás el freno
del arzón, pues aquí sobra
verde yerba y fértil heno?

ORTUÑO:

Los bríos que sin él cobra,
en corto bocado enfreno.

RUY:

¿Tiene Bustos por aquí
alguna hacienda?

ORTUÑO:

No sé;
gente de su casa, sí.

RUY:

¿Guardan ganado?

ORTUÑO:

Ayer fue
el primero que los vi.

RUY:

Pues Bustos me ha de pagar
ciertos tiros de ballesta
que han hecho a Alambra llorar.

ÍÑIGO:

Algún villano molesta
con ella tu palomar;
mas no creas que él lo sabe.

RUY:

Yo le haré que no se alabe.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 141 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ÍÑIGO:

¿Has de descansar?

RUY:

Querría
haces desta fuente fría
puerto de sueño a mi nave.

ÍÑIGO:

Ella te llama, y cruzando
sus venas por las arenas,
parece que están cantando.

RUY:

Tiemplen la sangre a mis venas.

ORTUÑO:

Podrán muy bien murmurando;
que no hay música mejor.

RUY:

Iros podéis entretanto
a pasar este calor.

ÍÑIGO:

Dios te guarde.

Váyanse.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 142 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

En mí no es tanto
como el cuidado y temor.
Quiérome aquí recostar,
aunque las congojas mías
no dan al sueño lugar,
porque todos estos días
he dado en imaginar.
Traigo presente a mis ojos
la muerte de mis sobrinos
y sus ardientes despojos,
que por diversos caminos
mezcla temores a enojos.
Paréceme que los veo
al punto que solo estoy,
y por no verlos rodeo:
Las sombras que viendo voy,
como las verdades creo.
Allí Nuño se presenta
todo roto y desarmado;
allí Fernando, sangrienta
la cara; allí Ordoño airado
de mi rigor se lamenta;
allí Gonzalo, el menor,
parece que me acomete
y que me llama traidor;
finalmente, todos siete
me están poniendo temor.
Dejadme, imaginaciones.
Alma, ¿para qué me pones
en tan tristes fantasías?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 143 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Mudarra, Lope y Zayde.
LOPE:

Él es, por las señas mías.

MUDARRA:

Para el pie con las razones.

LOPE:

Si sabe aqueste traidor
que le has buscado, Mudarra,
¿cómo se entretiene y vive?
¿cómo en todo el mundo para,
cuanto más tan libremente,
puesta la espada en la vaina,
en un monte junto a Burgos
y a la sombra de una haya?

MUDARRA:

Quedo, que sin duda es él.

LOPE:

Entre aquellas verdes ramas
echado está Ruy Velázquez,
cansado de andar a caza;
paréceme que le claves
al suelo con esa lanza.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 144 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

Eso no, que ha de saber
por qué muere y quién le mata.
A ti digo, Ruy Velázquez,
que el Bravo los moros llaman,
en quien traidor y valiente
en un sujeto se hallan:
Traidor al Conde, tu dueño,
quitando a su guerra y armas
siete soldados que valen
por nueve de la fama;
traidor a tu patria misma,
pues has quitado a tu patria
siete muros, siete torres,
y la mejor barbacana;
traidor a tu sangre noble,
pues que la sangre de Lara
vendiste a tus enemigos
por precio de tu venganza;
traidor a tu amigo y deudo,
pues que le enviaste con cartas
a que le pusiera un moro
el cuchillo a la garganta;
traidor al cielo, pues diste
sangre de la ley cristiana
a los moros cordobeses,
que ha viente años que te infaman.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 145 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

Esos tengo yo, que soy
hijo de Bustos y Arlaja,
habido en ella en prisiones,
mientras que le tuvo en guarda.
Que quiso el cielo que diese
el viejo tronco esta rama,
cuando tú, como villano,
le despojaste de tantas.
Mudarra soy, ¿qué me miras?
a mí me llaman Mudarra,
retrato de Gonzalillo,
el coco de doña Alambra.
¡Ea, bravo Ruy Velázquez,
ven, que Mudarra te aguarda
por matarte cuerpo a cuerpo,
de solo a solo en campaña!
Que aunque tú como traidor
a siete hermanos me matas,
yo como leal los vengo
con la lanza y el adarga.
¡Ea, que me está esperando
mi esposa y sobrina Clara,
nieta de Gonzalo Bustos,
hija de doña Constanza,
esposa de Gonzalillo!
¡Ea! ¿Qué esperas? ¿Qué aguardas?
Del Rey de Córdoba soy
sangre, por mi madre Arlaja;
por Bustos, son mis hermanos
los siete Infantes de Lara,
que tú mataste a traición
en campos de Arabiana.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 146 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


RUY:

¡Mientes, infame morillo,
que cuerpo a cuerpo en batalla
mataron a tus hermanos,
en Fabros, Galve y Viara!
Y en hablar tan sin vergüenza
tienes disculpa, pues basta
que no te obliga a tenerla
ni la sangre ni la barba.
Rodrigo soy, Mudarrilla,
el de Velázquez y Lara,
aquel que tiemblan los moros
de Jaén, Córdoba y Baza.
Y desde Sierra Morena
hasta la Sierra Nevada,
no temo yo bastardillos
hijos de su misma infamia:
Eres mal nacido.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 147 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


MUDARRA:

¡Mientes
si de bastardo me infamas!
En mi tierra no se usan
más bodas que las palabras:
que en mi ley es matrimonio
la voluntad de las almas.
Sal a campaña conmigo.

RUY:

Deja la lanza.

MUDARRA:

A la espada,
Rodrigo, te desafío.
Cielos, juzgad vuestra causa!

LOPE:

Zayde, si estos escuderos
se acostaren a su banda,
saca la espada.

ZAYDE:

Aquí estoy.

LOPE:

Ya comienzan la batalla.

ZAYDE:

¡Qué bravos golpes le tira
el valeroso Mudarra!

LOPE:

¿No ves que le dan favor
sangre, razón, honra y fama?


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 148 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ZAYDE:

Ya se retira turbado
Ruy Velázquez, que en el alma
le acobarda su traición.

LOPE:

Ya cayó, y sobre él Mudarra
se arroja, y de veinte heridas
aprisa el cuerpo le pasa.

ZAYDE:

Ya le corta la cabeza:
¡Victoria! ¡Viva Mudarra!

MUDARRA:

¡Ansí se pagan, aleve,
las traiciones! Doña Alambra,
que está en aqueste castillo,
la misma suerte le aguarda,
¡Ah de arriba!

LAMBRA:

¿Quién da voces?

MUDARRA:

Ruy Velázquez, el de Lara,
que sin cuerpo viene a verte,
que siendo de Bustos rama,
he vengado a mis hermanos.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 149 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LAMBRA:

¡Ah, criados de mi casa,
matad a aqueste morillo!

MUDARRA:

Tú has de morir abrasada,
con la gente que te sigue.

LAMBRA:

¡Cielos! ¿Qué es esto?

MUDARRA:

Pues causa
fuiste de tantas desdichas,
hoy has de pagar tu infamia.
Éntrense y salga el conde Garci Fernández,
Gonzalo Bustos y doña Clara.

GARCI FERNÁNDEZ:

No sosegara, Bustos, hasta veros.
¡Qué, cobraste la vista! ¡Extraño caso!

BUSTOS:

Yo vine, gran señor, a obedeceros.

GARCI FERNÁNDEZ:

Y yo de buena gana os salgo al paso.

BUSTOS:

Mi nieta Clara pretendí traeros,
que no me ha sido el cielo tan escaso
que no quedase de mi sangre prenda
que sucediese en ella y en mi hacienda.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 150 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


GARCI FERNÁNDEZ:

¿Es hija del menor de los de Lara?

BUSTOS:

De Gonzalo, mi hijo.

CLARA:

Humildemente
pido esos pies.

GARCI FERNÁNDEZ:

Alzad del suelo, Clara,
y el cielo santo vuestra vida aumente.

BUSTOS:

Ya que a su madre religión ampara,
razón será que vuestro amparo intente,
y que quede sirviendo desde agora
su hija a la Condesa, mi señora.

GARCI FERNÁNDEZ:

Pláceme de ampararla, y os prometo
de hacer de padre y de señor oficio.
Entren Ortuño e Íñigo

ÍÑIGO:

¿Dónde está el Conde?

GARCI FERNÁNDEZ:

Íñigo ¿a qué efecto
tanto alboroto?

ÍÑIGO:

Para darte indicio
de mi dolor.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 151 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


GARCI FERNÁNDEZ:

¿Qué dices?

ÍÑIGO:

Que en secreto, Bustos
el que ha venido a tu servicio
para fingir que te guardó decoro,
de Córdoba ha traído...

GARCI FERNÁNDEZ:

¿A quién?

ÍÑIGO:

Un moro:
A un Mudarra, que dicen que es su hijo,
que ha muerto a Ruy Velázquez en un monte,
y que le ha de quemar su casa, dijo,
porque es otro africano Rodamonte.

GARCI FERNÁNDEZ:

¿Qué es esto, Bustos?

BUSTOS:

Sin hablar prolijo,
a escucharme con lágrimas dispone:
que a este Mudarra tuve estando preso,
en una hermana de Almanzor, confieso.
Vino a vengar su sangre, que tu sabes
que es justicia del cielo y no malicia;
si culpa tuve, sufriré que acabes
esta vida que ya morir codicia:
No quiero yo que la venganza alabes;
pero quiero que alabes la justicia:
Si Dios le trajo, que es Autor del orbe,
¿quieres tú, por ventura, que lo estorbe?

GARCI FERNÁNDEZ:

¿Cómo me habéis callado su venida?

BUSTOS:

Hasta hacerle cristiano lo he calla[do].


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 152 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Entren Mudarra con la cabeza, Lope y Zayde.
MUDARRA:

Ninguno el paso a mi venganza impida.

ÍÑIGO:

Mudarra es éste.

GARCI FERNÁNDEZ:

Y qué feroz y airado!

MUDARRA:

Famoso Conde, cuya ilustre vida
alargue el cielo, y cuyo noble estado
dilate al polo más distante al nuestro:
Mudarra soy, no soy vasallo vuestro.
Como sobrino de Almanzor, propuse
cortar deste tirano la cabeza;
que deste error, si le hay, es bien que excuse
mi delito a los pies de esa nobleza:
a venir en persona me dispuse
luego que supe déste la bajeza,
y mi cristiano nacimiento noble,
que por tan santa ley estimo al doble.
Tres cosas os daré si a mi venganza
mostráis ánimo, honroso castellano:
La primera, un soldado, cuya lanza
hará temblar el bárbaro Africano;
la segunda, en que estriba mi esperanza,
a vuestra Iglesia un Príncipe cristiano;
la tercera, la paz del Rey, mi tío,
y su favor por el respeto mío.
Pero habéisme de dar por cada cosa
otra su igual: perdón por la primera;
por la segunda, a Clara por esposa,
y esos brazos, señor, por la tercera.


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 153 de 153
El bastardo Mudarra y los siete infantes de Lara Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


GARCI FERNÁNDEZ:

Mudarra, tu venganza milagrosa
mayores premios en la fama espera;
ese partido acepto a los tres plazos,
con perdón, con esposa y con brazos.

LOPE:

¡Salto, bailo de presto, no soy moro,
Lope soy de Vivar, el asturiano!

GARCI FERNÁNDEZ:

Yo te mando un jaez de plata y oro.

BUSTOS:

Y yo un caballo cordobés lozano.

MUDARRA:

Dadme el bautismo, que ya en Cristo adoro.

GARCI FERNÁNDEZ:

Tu padrino he de ser.

MUDARRA:

Ya soy cristiano.

BUSTOS:

Aquí la historia acabe, al mundo rara,
del Bastardo Mudarra y los de Lara.

Loado sea el Smo. Sacramento.

En Madrid, a 27 de abril de 1612.

Lope de Vega Carpio

Fin01.jpg


El bastardo Mudarra de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III