Abrir menú principal

El Tratado de la Pintura: 177

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


§ CLXXII.Editar

De los hombros.

Los movimientos simples y principales que hace el hombro son cuando el brazo correspondiente se levanta, se baja ó se echa atrás. Pudiérase decir con razón que estos movimientos eran infinitos; porque poniendo á un hombre con la espalda arrimada á la pared, y señalando en ella con el brazo un círculo, entonces hará todos los movimientos de que es capaz el hombro: y siendo toda cuantidad continua divisible hasta el infinito; como el círculo es cuantidad contínua, y está producido por el movimiento del brazo, este movimiento no produciría cuantidad contínua, si no condujese á la línea la misma continuación. Luego habiendo caminado por todas las partes del círculo el movimiento del brazo, y siendo aquel divisible hasta el infinito, serán también infinitos los movimientos y variedades del hombro.


◄   § CLXXI.
§ CLXXIII.   ►